Pliskova supera sus primeros problemas en Wimbledon
Karolina Pliskova saluda a Hsie tras su victoria. Foto: gettyimages.es

Por segundo año consecutivo, Karolina Pliskova estará en la segunda semana de Wimbledon. La tenista checa, tercera cabeza de serie del cuadro, reafirmó su condición de máxima candidata al título, aunque para ello tuvo que sufrir ante uno de las jugadoras más imprevisibles del circuito, la taiwanesa Su-Wei Hsie, actual número 29 del mundo, y que, gracias a su peculiar estilo de juego (golpea la derecha y el revés con ambas manos), estuvo cerca de dar otra sorpresa en el cuadro femenino. Finalmente, y tirando de su gran servicio, Pliskova sofocó la rebelión de su rival por un marcador de 6-3, 2-6 y 6-4, tras una hora y tres cuartos de juego en el encuentro inaugural de la jornada en la pista uno

Números de gran calidad por parte de ambas: 33 golpes ganadores por sólo diez errores no forzados para Hsie, mientras que Pliskova finalizó con 42 y 22, respectivamente

El primer parcial respondió a los deseos de la tenista centroeuropea. Con una fiabilidad máxima al servicio (82% de primeros saques dentro, y un 83% de puntos ganados), Pliskova se llevó con comodidad cada uno de sus turnos de saque neutralizando las posibles trampas que Hsie pudiera establecer en su camino. En el octavo juego, la checa dio el primer golpe al partido con su primer 'break' del mismo, una rotura que hizo buena con su servicio para poner el 6-3 con el que cerró la primera manga. 

Hsie obligó a Pliskova a subir su nivel

Pero si hay algo que caracteriza a Su-Wei Hsie, es que la mayoría de sus encuentros suelen ser muy racheados, con muchos altos y bajos, propiciados por ese estilo de juego tan singular que posee. Además, a la taiwanesa le suele dar resultado aprovechar la potencia de los tiros de sus rivales y haciendo mucho daño cuando le tiran plano, como es el caso de Pliskova. En el segundo set, la estabilidad que había mostrado la checa desapareció por completo, especialmente al servicio. Hsie aprovechó de maravilla los segundos saques de su rival para romper por partida doble su servicio y endosar un 6-2 con el que mandaba el choque al tercer y definitivo set. 

La taiwanesa ya había logrado recientemente grandes victorias frente a tenistas de la talla de Naomi Osaka (Miami), o Simona Halep (el año pasado en este mismo escenario), y amenazaba con hacer lo mismo frente a una Pliskova que tenía que luchar por vencer a sus propios fantasmas en un torneo que históricamente nunca se le ha dado bien. Pero la de Louny recuperó la autoridad exhibida en el primer set para frenar las ansías de gloria de su rival. Con su servicio, tanto el primero como el segundo, de nuevo en funcionamiento, Pliskova subió su nivel lo suficiente para que la victoria no corriera peligro. La pupila de Conchita Martínez rompió en el cuarto juego (3-1), y supo administrar de la mejor manera posible su ventaja para sellar su triunfo por 6-4.

Un triunfo que la permite igualar por segundo año consecutivo su mejor resultado en la hierba del All England Club. Para superarlo, la cabeza de serie más alta que queda por esta parte baja del cuadro deberá hacer frente a una compatriota y tocaya suya, la joven Karolina Muchova, de 22 años y actual número 68 del mundo. Muchova llega a esta ronda tras vencer en todos sus encuentros por la vía rápida, incluido el último ante la estonia Anett Kontaveit, vigésima favorita, por 7-6 (7) y 6-3

VAVEL Logo