Sharapova: “Cuando era joven, noté que mi salud no era buena”

Maria Sharapova Foto: Twitter oficial @AustralianOpen

 

La ex tenista Maria Sharapova nunca ocultó que estaba tomando Meldonium. Fue durante una entrevista del programa Vamos de Movistar +.

La rusa sigue sentida por aquel episodio, pero no se cansa de repetir su versión de los hechos.

“Dejé de trabajar con mi médico en 2013, porque quería un enfoque más centrado. Seguí tomando tres sustancias, incluido el “mildronato”. Le dije a mi gerente, que revisara esta lista al final de la publicación del año 2015, tuvo problemas personales y no lo comprobó. Fue un error de su parte no hacerlo”, explicó.

De legal, a ilegal

La ex número uno del mundo, refirió que “siempre me probaron en los controles del dóping entre 2006 y 2015, y nunca pasó nada. En enero del 2016, se volvió ilegal” (el fármaco).

Al justificar su uso, declaró: “Ya cuando era joven, noté que mi salud no era buena. Mi padre buscó un médico personal en Rusia. Mi padre era como el capitán de mi equipo, aunque vivíamos en los Estados Unidos, era más seguro hablar con un médico ruso. Este médico no tenía experiencia con atletas, hizo muchas pruebas y una lista de los medicamentos que podía tomar, además advirtió los problemas que podía tener. Me dijo que podía tomar "mildronato", que en Rusia se toma sin receta, como la aspirina”.

Destacó que “fue muy decepcionante saber, que otras federaciones habían advertido a sus atletas contra el Meldonium y que se había convertido en ilegal”.

Lucha contra la ITF

“La ITF (Federación Internacional de Tenis) insistió que ocultaba, que estaba consumiendo Meldonium. No hay nada más lejos de la verdad”, ratificó Sharapova, quien contó la lucha que sostuvo contra la ITF . Una y otra vez aclaró, que no se había dopado, sino que fue un error.

“Tomé algo completamente legal durante muchos años. Me sentí muy vulnerable. Quiero que me respeten, no les pedí que me dejaran jugar al día siguiente. Siempre he estado lista para pelear y lucho por lo que considero mi derecho y voz. En esos momentos, era yo misma, una luchadora. Después de leer que bajaron mi sanción, me sentí libre”, indicó.

Para cardíacos, resistencia y recuperación

Sharapova sabía los beneficios del Meldonium, el fármaco que el 1 de enero del 2016 fue incluido en la lista de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Tras un control en el Abierto de Australia dio positivo y la castigaron.

Creado en Letonia en los años 70, el medicamento se utilizó para tratar enfermedades cardíacas en la extinta Unión Soviética y se popularizó por los países de Europa, donde es posible adquirirlo sin prescripción médica y a un precio bajo.

Incrementa la resistencia y la habilidad de recuperación tras el esfuerzo físico, por lo que beneficia el rendimiento. También protege contra el estrés y mejora la activación del sistema nervioso central.

VAVEL Logo