¿Flota o se hunde?

El equipo no parece dar señales de querer estar en primera. La opinión de la redacción de VAVEL Patronato.

¿Flota o se hunde?
¿Flota o se hunde?. Foto: Web

El Rojinegro si no empieza a ganar está complicado con el promedio en la actual temporada.

¿Rodará la cabeza de Pumpido mucho antes del final? Es lo que nos preguntamos todos los que estamos en el mundo Patronato. Si bien es cierto que recién van solamente dos fechas de esta Superliga, Patronato aún no ha ganado y con los cuatro cupos para el descenso abiertos, cualquiera puede ser el resultado.

El santo entrerriano vuelve a vivir los temores que parecía haber dejado atrás aquel 5 de junio del 2017 cuando condenó a Quilmes al descenso y logró salvar su pellejo. Por ese entonces al equipo lo dirigía Rubén Forestello y había acumulado una racha negativa de más de diez partidos sin ganar. Pero esas preocupaciones quedaron olvidadas en la temporada pasada, ya con Pumpido al mando, el rojinegro no sufrió por caer en la zona roja y se acomodó en primera.
Esta temporada el técnico deberá encontrar un equipo que le transmita la seguridad necesaria para mantenerse en primera. Después de tanta incorporación desmedida, si no logra hacerse con un buen colchón de puntos puede dejar al equipo al borde del abismo.

Una de las primeras cosas a solucionar sería la falta de efectividad. Un grave error fue dejar ir a Sebastián Ribas, que sigue en buen nivel en su nuevo club. Otro punto a corregir será la cohesión del equipo ya que hasta ahora no ha logrado plasmar ni siquiera un 1% de lo que prometió el año pasado cuando asumió la dirección técnica. Mucho se ha trabajado en la pretemporada pero a la hora de jugar por los puntos los muchachos parecen querer sacarse la pelota de encima y revolearla al primer hombre que ven, esa falta de disciplina táctica hace que Juan Pablo pierda la cabeza, pero tampoco muestra señales de querer cambiarla. En defensa la situación no es muy diferente ya que los jugadores en esos puestos no están organizados y son los primeros en ser amonestados cuando tienen que ir al roce porque los mediocampistas pierden la marca. Otra de las difíciles que deberá tomar el técnico es la de si debe sacar al histórico guardametas, Sebastián Bértoli, del arco o mantenerle el puesto debido a su bajo nivel, lo que si debería hacer el Nery es quitarle la responsabilidad de patear los penales, Patronato ya ha perdido varias oportunidades de ponerse en ventaja o de empatar un partido por la mala puntería del capitán.

Actualmente Patronato está ubicado en la vigésima cuarta posición en la tabla de promedios y con el fantasma del descenso atándole los pies. Pumpido va a tener que mejorar muchas cosas sino quiere que su cabeza marche hacia la guillotina antes de que termine la temporada.