Chau, racha positiva de la muralla del
fondo
VERDUGO. Saleh Al-Sheri, el encargado de romper el invicto del trío de la última línea. Foto: Getty images

Y un día llegó a su final, los brillantes números del trío compuesto por Emiliano Martínez-Cristian Romero-Nicolás Otamendi, tuvieron su punto final en el debut de la Copa del Mundo ante Arabia Saudita. Cuando todo parecía indicar que Argentina vencía sin problemas al equipo asiático, en el segundo tiempo una ráfaga de cinco minutos, el combinado conducido por Hervé Renard dio vuelta la historia para lograr un triunfo histórico en el Lusail y dejando con las manos vacías a los dirigidos por Lionel Scaloni en su bautismo mundialista.

Esta dura derrota significó un baldazo de agua fría y un dato no menor en este encuentro se acabó el invicto que tenía los tres futbolistas del fondo, nunca le había podido convertir a la Scaloneta con ellos tres dentro del verde césped. Sin embargo, la definición cruzada de Saleh Al-Sheri, venció la resistencia del “Dibu” Martínez para colocar el transitorio 1-1 y luego un golazo de Salem Al Dawsari para liquidar el pleito en pleno mediodía de Doha.

En los anteriores compromisos, el trío en la última línea es una de las claves del entrenador nacido en Pujato y la   que recibió el elenco nacional había sido en el cierre de las eliminatorias contra Ecuador. En este compromiso que se disputó en Guayaquil, Enner Valencia en tiempo de descuento, le dio el empate al elenco de Gustavo Alfaro tras un rebote que el delantero del Fenerbarche había errado, en este registro el único de los tres que fue titular fue Otamendi.

El defensor central del Benfica, estuvo acompañado por Lucas Martínez Quarta (quedó afuera de los 26 convocados) y en el arco se encontraba Gerónimo Rulli (uno de los tres arqueros en la lista del Mundial). Cabe recordar que, en la igualdad en Barranquilla ante Colombia, los tantos del cafetero llegaron tras la lesión del Dibu y en aquel antecedente, lo reemplazó Agustín Marchesín.

VAVEL Logo