Trabajo de la semana

Este viernes por la tarde Patronato finalizó la semana de entrenamientos, la más dura de la pre-temporada.

Trabajo de la semana
Patronato tuvo la semana más dura de la pre-temporada. Foto:CAP.

El conjunto dirigido por Juan Pablo Pumpido sigue su puesta a punto antes de comenzar la temporada, realizando diferentes trabajos en los entrenamientos. Aquí repasamos lo que fue la semana de Patronato.

Viernes: reducido y conceptos tácticos

Por la mañana, en su primer turno, el Santo arrancó con ejercicios aeróbicos y físicos, los cuales estuvieron a cargo de Adrián Villarreal, finalizado estos ejercicios el plantel se dividió en cuatro equipos, para desempeñar minutos de fútbol en espacios reducidos, no sólo con el objetivo de pulir aspectos conceptuales que ya se venían trabajando, sino que también, para aumentar la competencia interna entre los jugadores.

En esta práctica se pudieron ver, realizando sus primeros movimientos, a dos de las caras nuevas del plantel: el paraguayo Alberto Contrera y Luca Sosa, el defensor ex Huracán. El paraguayo se mostró bien, jugando de primera y con buenas facetas ofensivas, por su lado Luca, estuvo muy seguro para salir por abajo, pero tuvo algunos problemas para marcar a los grandes.

Además de ver las caras nuevas, se produjeron las vueltas de Marcos Maydana y Matías Garrido mientras se recuperan de sus lesiones, volvieron a realizar trabajos de intermitencia y ejercicios de elongación.

En el turno vespertino, Patronato trabajó varios minutos de actividades tácticas, las mismas fueron propuestas por el CT que tuvo la finalidad de profundizar su idea de juego, la cual los jugadores pudieron entender de la mejor forma, y se pudo ver en la simulación de situaciones de juego.

El DT del Rojinegro quiere formar un equipo ofensivo, donde se maneje bien la pelota y se juegue mucho por los costados, con los laterales o los volantes llegando al ataque continuamente y que esto les permita posicionarse rápido en la presión. Tampoco quiere tener complicaciones en la parte defensiva.

El DT utilizará el 4-4-2 como su sistema táctico, con variantes, varios de sus jugadores tienen polifuncionalidades, lo que le permite rotar constantemente el esquema. Aunque en los movimientos tácticos, se paró con dos laterales, cuatro mediocampistas y dos delanteros bien definidos.

Se trabajó el movimiento básico, de un lado al otro, con el punta pivoteando y abriendo hacía los volantes o laterales que llegaban al ataque para tratar de tener entre cuatro o cinco jugadores en el área rival. Pumpido, pidió en todo momento que lean las situaciones, que improvisen si es necesario, lo que más remarcó fue, que si son cuatro o cinco jugadores en el área, salió bien.

El CT trabajó de forma paralela, dando indicaciones y ayudando a los jugadores. Además del ataque, también se probó a la parte defensiva, trabajando con despejes y tratando de incomodar a los delanteros.

Se pudo ver a los paraguayos Alberto Contrera, que arrancó como un delantero más y terminó como volante por izquierda, y Blas Cáceres, que inició por izquierda, pero luego se paró como doble cinco. Abel Peralta, que se movió como interno, luego pasó como volante por derecha junto con Darwin González.

Jueves: profundizar la idea y trabajos con pelota al piso

Durante el entrenamiento matutino, luego de las tareas físicas y aeróbicas, el CT propuso un ensayo de ataque-defensa para poder corregir conceptos y algunos errores que se vieron en la práctica de fútbol del día miércoles.

De un lado, estuvieron los defensores y dos volantes centrales, que tuvieron que defender su arco, con los movimientos que ya se venían trabajando, con relevos, comunicación y presionando uno contra uno. Mientras, que cuatro volantes y dos delanteros, atacaron, con tenencia de pelota y la circulación que también se venía trabajando anteriormente, pivoteos y buscando espacios.

El Patrón tuvo una gran noticia, ya que Abel Peralta se recuperó de su esguince en el tobillo y estuvo a la par. Para Pumpido, tal parece, es un interno más, por lo que se posicionó en ese lugar, mientras, Blas Cáceres sigue por izquierda.

También pudo verse a Alberto Contrera, jugando como volante por derecha junto a Darwin González, aunque después participaron en el mismo equipo pero en bandas diferentes. Por la tarde, en el turno de las 17hs, el Santo se enfocó en la idea de reforzar el concepto de pelota al piso y la presión continua sobre la pelota. Para esto, el plantel se dividió en dos grupos.

Por un lado, algunos de los jugadores, trabajaron con Martín Mazzoni, y por otro, Juan Pablo Pumpido se hizo cargo del otro grupo y dio indicaciones constantemente: “Mátense por recuperar la pelota. Esto es huevo también. Recuerden siempre el rombo para tener la pelota. Intensidad. No lo soltés”.

Para finalizar, antes de partir a la concentración, el plantel realizó tareas de intermitencia.

Miércoles: minutos de fútbol y tareas regenerativas

En el primer turno del día miércoles, Patronato realizó minutos de fútbol, donde Pumpido aprovechó para trabajar su idea, en el Grella contra la 4° división de AFA, se jugaron dos amistosos, el primero finalizó 2 a 0 a favor de la primera con goles de Matías Quiroga y el segundo terminó 1 a 1, Mauricio Carrasco para la primera y Cornero para la cuarta. El CT pudo ver y evaluar, desde diferentes puntos el entrenamiento y los movimientos de sus jugadores.

La próxima semana, el elenco entrerriano tendrá dos compromisos amistosos, por este motivo se quiere analizar jugadores, puestos, variantes y alternativas, aparte de arreglar detalles tácticos, la tenencia, la salida, la presión y los relevos.

El primer equipo que paró, formó con: Sebastián Bértoli; Lautaro Geminiani, Walter Andrade, Brian Negro, Bruno Urribarri; Gonzalo Di Renzo, Marcelo Guzmán, Martín Rivero, Darwin González; Milton Aguilar y Matías Quiroga.

El equipo estuvo bien en la defensa, no tuvo muchos inconvenientes en ese sector aunque en algunas ocasiones sufrió desbordes, Martín Rivero y Marcelo Guzmán trataron de ser los ejes en la mitad de la cancha, Darwin González no pudo ser desequilibrante y Di Renzo, que cambió de sector, mostró un buen rendimiento.

El segundo equipo formó así: Emanuel Alarcón; Juan Galetto, Pablo Rodríguez, Renzo Vera, Lucas Márquez; Tomas Spinelli, Damián Lemos, Julián Marchioni, Blas Cáceres; Mauricio Carrasco y Adrián Balboa.

Este equipo, gracias a sus características, logro tener más la pelota, Julián Marchioni fue fundamental en el medio con su distribución y la compañía de Blas Cáceres, que cuando sale de su sector puede aportar mucho, rompiendo y abriendo espacios. En algunos tramos hubo conexión entre los delanteros, aunque por momentos sufrió en defensa. Se vio un equipo más vertical.

Luego de un intenso trabajo matutino, el Patrón realizó tareas regenerativas, para bajar las cargas después de las exigencias de la mañana.

Comenzaron con elongación, preventivos de lesión, pasaron a movimientos aeróbicos y finalizaron con intermitencia, divididos en dos grupos, a lo largo del campo de juego.

Martes: táctico en la mañana, trabajos de puntería y precisión en la tarde

Por la mañana realizó el primer entrenamiento del día en el predio de La Capillita, con la incorporación de Federico Costa, el arquero oriundo de Córdoba que renovó su contrato.

El plantel entró en calor, para luego realizar un circuito de cinco estaciones, con tareas físicas y aeróbicas, defensivos y ofensivos, que estuvo a cargo del CT.

Los defensores y dos volantes centrales, trabajaron con Ariel Donnet, quien volvió a limar los conceptos que se trabajaron la semana pasada, presión, relevos, comunicación y uno contra uno. En esto volvió aparecer Julián Marchioni como doble cinco con Damián Lemos.

Por el otro lado, los delanteros y los volantes, trabajaron con Leandro Burtovoy tareas de circulación y centros a los delanteros, que primero pivotearon. Martín Rivero volvió al doble cinco, mientras que Blas Cáceres de volante por izquierda, al igual que Di Renzo.

En el segundo turno, se trabajó la precisión además de posesión, también realizaron centros y tareas de definición. Se dividieron en dos grupos, laterales, volantes y delanteros mezclados. Por un lado, lo habitual, circulación de la pelota y transición de pases. Por el otro, parte del CT estuvo a cargo de las tareas de definición, con centros desde las bandas y remates desde afuera.

Lunes: mañana intensa, reducido y táctico en el segundo turno

En el primer turno, Patronato, en La Capillita, arrancó la semana más dura en la pretemporada, ya con Gonzalo Di Renzo, quien sumó sus primeros minutos como jugador del Patrón, y tres juveniles: Gabriel Schvindt, Juan Cruz FranzoniNahuel Cornero.

Comenzaron con tareas físicas y aeróbicas que estuvieron a cargo del preparador físico, Adrián Villarreal, que dio poco respiro, pero ejercitó diferentes zonas.

Luego, Leandro Burtovoy con Ariel Donnet, estuvieron a cargo de las tareas de circulación de pelota, algo que viene trabajando el CT para ensayar la pelota la piso, con el toque rápido y el desmarque. Para terminar, Juan Pablo Pumpido fue el encargado de realizar minutos de fútbol en espacios reducidos, en tres equipos.

Por la tarde, el CT decidió adelantar la hora de entrenamiento, debido a la rapidez con que se llegó al predio, se empezó con una entrada en calor, luego el plantel se dividió en tres.

Para los jugadores que se movieron de manera reducida, además de la presión alta y de uno contra uno, la consigna fue no más de dos toques por jugador, para poder evitar el traslado y generar más juego asociado, el desmarque y la búsqueda de espacios.

Esto le sirvió al CT para observar los primeros minutos de Gonzalo Di Renzo a la par de sus compañeros y ver como se adaptan los refuerzos a la idea.

Por otra parte, los que esperaron por su oportunidad, trabajaron la circulación de pelota, de punta a punta, siempre simulando el esquema que utilizaría Pumpido (4-4-2) y además, los centros para la definición.

Antes de terminar y volver al Gran Hotel Paraná, el plantel realizó sesiones de intermitencia con Adrián Villarreal y Matías Briñone.


Share on Facebook