¡Basta de violencia!

Barras del club agredieron a jóvenes que estaban disfrutando del partido Patronato - Unión de Santa Fe.

¡Basta de violencia!
Barras del club | Foto: Web

"Unos 50 tipos empezaron a pegarnos a nosotros y a los chicos. Seis tuvieron que ir al hospital. Fue una locura total. Estos chicos no quieren saber más nada con el fútbol" dijo el profesor Emanuel Moyano luego de los incidentes que sufrieron los chicos de Strobel a manos de los “hinchas” de Patronato.

La violencia en los estadios de futbol ya no es una novedad en nuestro país, casi semana a semana tenemos algún hecho nuevo que nos avergüenza más y más, pero esta vez la salvajez alcanzó un nuevo nivel. Logró superarse a sí misma y atacó al más débil…

Los violentos no escatiman en recursos para imponer miedo en cualquier cancha argentina. Los chicos del club Deportivo Strobel estaban en la tribuna Ayacucho cuando se vieron sorprendidos por los barras del equipo de la capital entrerriana, que ingresaron luego de que fallara la seguridad del Estado y del propio Patronato. Los cobardes atacaron a la gente de Strobel al confundirlos con simpatizantes de Unión de Santa Fe. Los niños habían ido a la cancha bajo el programa “los gurises van a la cancha” que consistía en acercar a los clubes del interior de la provincia a la Superliga. La bandera que tenían los niños era similar a los colores del equipo rival, pero eso no es motivo para ir y agredirlos.

No se sabe que es lo que pasa por la mente de una persona que bajo la excusa de “defender los colores” agrede a niños que por más que sean o no simpatizantes del equipo rival no deben ser agredidos bajo ninguna circunstancia.

El fallo en este caso es compartido por parte de las fuerzas de seguridad del Estado y del mismo club. No se entiende como pudieron liberar la zona para el ingreso de los barras, también es inentendible como esas personas pueden ingresar al estadio con armas blancas, si según los testimonios a uno de los chicos de Strobel le hicieron sacar el cinturón. ¿Cómo ingresan con armas blancas o de fuego a la cancha si antes de entrar existe un chequeo previo?

Desde Patronato se mostraron solidarios con los chicos, padres y profesores agredidos. El mismo capitán del rojinegro Sebastian Bértoli se puso a disposición del club y las familias, el director técnico también lo hizo.

Esta agresión es un nuevo capítulo en la historia negra del fútbol argentino, que está en un estado de muerte lenta gracias a estas organizaciones delictivas que cuentan con el amparo de líderes políticos, sindicales y desde los mismos dirigentes del mundo del deporte.

Se espera que la AFA y la Superliga apliquen sanciones al club y que la justicia haga lo propio con los agresores. En lo que respecta a lo deportivo se puede recibir el cierre de la tribuna donde sucedieron los hechos, partidos sin público, quita de puntos y multas desde lo económico. De parte de los agredidos también quieren que se haga justicia y posiblemente se inicien acciones legales contra Patronato ya que no están conformes con lo ofrecido desde el club.

Se debe cambiar la mentalidad del hincha argentino en general para no terminar hablando de casos de violencia como este. Se debe acabar con la “cultura del aguante”, terminar con la mentira de “matar por la camiseta”. Hay que ir a la cancha a disfrutar del espectáculo que nos brinda este deporte y no ir a ver si hay un infiltrado y matarlo o molerlo a golpes para hacerle ver que ahí manda el equipo local. Hay que erradicar a los barrabravas del fútbol argentino y se tienen que tomar las medidas que sean necesarias para que esto se realice. Esta agresión pasó todas las fronteras conocidas y conmovió a toda una provincia entera y el mundo del deporte debe estar atento para prevenir estas cosas ya que luego los mismos clubes deben pagar por lo que unos inadaptados hacen.

En conclusión, algunos de los chicos agredidos no quieren jugar más al fútbol luego de los incidentes vividos el sábado por la tarde. Unos inhumanos les rompieron la ilusión.