Volvió a ganar

El elenco entrerriano cortó su racha negativa frente a Olimpo y ganó por 1 a 0 un partido importante por la permanencia.

Volvió a ganar
Sebastián Ribas, autor del gol de Patronato.

En el Estadio Presbítero Bartolomé Grella se jugaba una final por la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino, entre Patronato y Olimpo que tenían la necesidad de sumar de a tres.

El encuentro no tenía grandes emociones, hasta el minuto 4 de la primera parte, donde Sebastián Ribas encontró un espacio a las espaldas de Franco Bellocq y ahí puso una pelota muy buena por izquierda para la llegada de Martín Rivero, que terminaba rematando no tan bien y se iba desvíado. Dos minutos más tarde Olimpo iba a intentar dañar con un tiro libre de Emiliano Tellechea que quedaba en el área, entre Nicolás Pantaleone y Cristian Nasuti no podían definir ante la defensa que tapaba.

El Aurinegro que volvía al ataque iba con Maximiliano Fornari metiendo un pase para Jonatan Blanco, éste le pegaba al arco y Sebastián Bértoli tapaba esa pelota que terminaba en el lateral izquierdo donde defendía el Santo. El conjunto entrerriano iba a tener su primer amonestado a los 9 minutos, Damián Lemos quien cometía una dura infracción sobre un hombre del equipo visitante, que iba a tener un avance más. El defensor Cristian Nasuti metía un cabezazo, de un centro que vino por izquierda, pero el arquero del Patrón se la quedaba sin problemas. El Rojinegro iba a tener algunas situaciones con Adrián Balboa pero que poco incomodaron a Adrián Gabbarini.

A los 35 minutos del primer tiempo iba a llegar la más clara hasta ese momento, Sebastián Ribas comandaba el ataque, la perdía, volvía a recuperarla poniendo un buen pase a Abel Peralta que sacaba un remate que iba a tapar Adrián Gabbarini, que venía teniendo un partido aceptable. A los 37 minutos había un cambio obligado en el equipo dirigido por Rubén Dario Forestello, entraba Mauricio Rosales por Cristian Villanueva que se retiró con una molestia muscular.

Ya en la segunda etapa, antes de la orden del árbitro, ingresaba en el Rojinegro Marcelo Guzmán por Abel Peralta y terminaría siendo vital para Patronato. Cuando el complemento llegaba a los 15 minutos, llegaría una jugada muy clara para el conjunto de Bahía Blanca, de un tiro de esquina del local aprovecharon una contra, le quedó a Maximiliano Fornari en soledad para ir mano a mano con Sebastián Bértoli, que tapó la pelota en dos oportunidades.

Patronato seguía insistiendo y tenía mucho más la pelota que el rival, merecía el gol, hasta que a los 32 minutos del segundo tiempo Martín Rivero puso una pelota perfecta para Matías Carrasco que le pegaba mordido en el área chica, igualmente le quedaba a Sebastián Ribas que la empujó dentro del arco con el mismo enfrente y ponía el 1 a 0 merecido para el Patrón. Pudo haber aumentado su ventaja, Matías Carrasco sacaba un derechazo que pegó en el travesaño.

No iba a pasar mucho más, finalizaba el encuentro y así Patronato cortaba una racha negativa de siete partidos sin conseguir una victoria.