Análisis pre-partido

Analizamos las situaciones de ambos equipos de cara al partido entre Lanús y Patronato en La Fortaleza, este sábado a las 19:15 horas.

Análisis pre-partido
Foto: Web

Se enfrentan dos equipos que tienen aspiraciones muy diferentes. Por un lado estará Lanús, donde las cosas en la Superliga empezaron de una forma regular. Tras no poder ganarle a Vélez Sarsfield, que consiguió un punto en La Fortaleza, y no sacar su partido ante un recién ascendido como lo es Chacarita Juniors. Marchan a 17 puntos de Boca Juniors, que por el momento es el líder de la Superliga Argentina. El rival que se presenta es Patronato de Paraná, que buscara seguir aumentando su promedio.

Por parte del Rojinegro, tratará de sumar la mayor cantidad de puntos posibles. El objetivo, claramente, será la permanencia en Primera División. El conjunto paranaense ha comenzado de forma regular su tercera temporada en Primera División: de los cuales disputó hasta el momento 12 partidos cosechando cuatro victorias, tres empates y cinco derrotas. Los del Patrón querrán cambiar esa imagen mostrada en los últimos encuentros, sobre todo después de haber ganado el último partido de la primera mitad del torneo contra Olimpo de Bahía Blanca en Paraná de una forma muy buena. Debido a esto se puede decir que en los momentos difíciles se han hecho fuertes de local, sumado a la presión que mete su hinchada por conseguir los tres puntos.

Será un partido en el que el peso del rival lo llevará, principalmente, Lanús que tratará de mantener la posesión. Patronato demostró ante Olimpo que sabe sufrir y trabajar en defensa para después jugar de contra golpe. Se especula con la posibilidad de que Juan Pablo Pumpido pare una línea defensiva con cuatro hombres en el fondo como es habitual en su esquema. Renzo Vera y Luca Sosa tendrán que estar muy atentos a Germán Denis, quien se encargará de cubrir la baja de José Sand. Y tanto Damián Lemos como Gastón Gil Romero se pararan por delante de la defensa para cubrir espacios.

Y habrá que tener la mirada puesta en lo que puedan hacer Lautaro Acosta y Marcelino Moreno, quienes ayudarán a la conexión del mediocampo con la delantera y a ocupar esos huecos que dejará la defensa contraria.

Ezequiel Carboni está confiado en que el mal arranque del torneo, con Almirón al frente del equipo, quede atrás y que a partir de esta fecha las cosas cambien para bien. Tiene mucho peso ofensivo, creatividad en el mediocampo y una defensa que está siendo muy sólida. Sin embargo, el DT está consciente de que si quiere pelear en los tres frentes (Superliga, Copa Sudamericana y Copa Argentina), tiene que levantar cabeza. De esta manera su equipo jugará con un 4-3-3, formación que al Granate le ha traído muy buenos resultados.

Juan Pablo Pumpido sabe que en las jugadas de pelota parada es uno de los puntos en los que puede hacer daño al Granate, por eso se ha trabajado en eso y en la solidez defensiva. De esta forma, las claves del partido serán la solidez defensiva del Patrón y la eficacia que estos puedan tener. Si los visitantes consiguen que vayan pasando los minutos y Lanús no marca, los de Ezequiel Carboni comenzaran a desesperarse, meterán más hombres arriba y en ese momento es cuando Patronato pueda aprovechar un desajuste defensivo para romper la igualdad en una contra. Aunque, no deben relajarse ya que el equipo Granate tiene calidad en el ataque y en cualquier momento pueden crear una ocasión de gol.