El primer canadiense
FOTO: townnews.com

Las sorpresas siempre son agradables cuando aparecen de buena manera, como fue el Toronto en este año, que desde el año pasado venía demostrando que podía representar a su país como se debe, dando el primer trofeo de la MLS a Canadá desde que los clubes del norte juegan en Estados Unidos.

En una temporada cargada de novedades y protagonistas, la final volvió a ser entre el Seattle Sounders y el TFC, que tuvo como primera película a Román Torres marcando el penal que le dio la estrella al conjunto del estado de Washington, por eso fue tan importante para los canadienses vencer esta vez.

Los números de Toronto dictan que fue un equipo combativo, con buen nivel de juego y que supo dominar en todo el año, quedándose también con la Supporter's Shield, tras ser el club con más puntos en la temporada regular, y la Conferencia Este al dejar en el camino al Columbus Crew.

Muchas cosas se pueden sacar de este equipo, comandado por Michael Bradley que lo capitaneó en esta gran campaña al título, que será recordado por darle a Canadá el lugar que hace años mereció.

Líderes de Estados Unidos

FOTO: cbc.ca
FOTO: cbc.ca

La campaña de Toronto arrancó con un empate de visitante ante el Real Salt Lake, que dio paso a una 'empatitis de cuatro juegos y uno ganado, todo antes de la caída con Columbus Crew.

Aunque esa derrota ante la pandilla sirvió como una oportunidad de mejorar, pues desde ahí consiguieron cinco victorias y una igualdad, que fue cortada por el New England Revolution. goleándolos por 3-0.

Toronto volvió a ganar por partida doble después, una de esas contra los Revs, aunque de nuevo cayeron de visitantes y fue con el Dallas, pero una vez más regresaron a la buena racha y alcanzaron siete victorias y dos empates, algo que los puso en los primeros puestos de la Conferencia Este.

No fue sino hasta la caída con Montreal que pusieron los pies en la tierra, para acabar la temporada regular con dos juegos ganados y el último empatado, que fue con Atlanta en su casa, en el record de 76.000 asistentes al estadio del United.

En los 34 partidos que disputó Toronto, ganó 20, empató nueve y perdió cinco, con 74 goles a favor y 37 en contra, siendo el club con mejor campaña de loca, ganando trece veces, igualando tres y apenas cayendo en una ocasión, para quedarse con la Supporter's Shield al sumar 69 puntos.

Hoja de Maple en el Este

FOTO: gannett-cdn.com
FOTO: gannett-cdn.com

La segunda parte de la temporada arrancaba para Toronto con un viejo conocido como el New York Red Bulls, al que venció en su propia casa por 1-2, y pese a la derrota en casa por la mínima diferencia, no alcanzó para los Toros Rojos y pasaron los canadienses.

Los Reds se vieron en la final de la Conferencia Este con el Columbus Crew, con el que pudo mantener el cero en el Mapfre Stadium, para definirlo en el BMO Field con la anotación de Jozy Altidore, quedándose con el título de la zona y avanzando a la definición de la Copa de la MLS.

Revancha canadiense

FOTO: vox-cdn.com
FOTO: vox-cdn.com

El 10 de diciembre de 2016 era una fecha para olvidar para Toronto, pues perdió el título con los Seattle Sounders, pero 364 días después obtuvo su revancha, un ahuste de cuentas por aquella tanda de penales perdida, viéndose contra el mismo conjunto color esmeralda, justamente en el BMO Field.

Aunque las cosas parecían complicadas en el primer tiempo, Jozy Altidore las compuso al minuto 67, y aunque los visitantes apretaron en los minutos finales, Víctor Vásquez acabó con el trago amargo de antes y puso a celebrar a los canadienses.

En 2007, Toronto se convirtió en el primer equipo canadiense en participar en la MLS, y una década después, vuelven a ser los primeros por obtener el título estadounidense para su país, gracias al trabajo de su técnico, Greg Vanney, y una nómina que tenía hambre de victoria.

VAVEL Logo