Argentina volvió a triunfar y comenzó las eliminatorias de la forma ideal
Joaquín Correa tuvo un ingreso soñado: convirtió el segundo de Argentina, que sirvió para la victoria. Foto: Selección Argentina.

Concluyó la primera ventana de eliminatorias sudamericanas rumbo a la próxima Copa del Mundo para Bolivia y Argentina. Ya comenzaron a perfilar su camino en la desafiante clasificatoria para la cita máxima que tiene lugar cada cuatro años. 

El conjunto local dispuso algunas variantes con respecto a la caída anterior en Brasil. César Farías lanzó al césped a Carlos LampeSaúl TorresJosé M. CarrascoGabriel ValverdeJosé SagredoAlejandro ChumaceroRaúl Castro, Diego WayarRudy CardozoCarlos Saucedo Marcelo Moreno Martins. Así fue la entrada de La Verde para recibir a un rival poderoso, con la ilusión de que los 3640 metros sobre el nivel del mar de La Paz fueran una carta a favor para conseguir un buen resultado. La tan famosa y temida altura ha afectado en oportunidades anteriores a la performance de los visitantes, que acostumbran a jugar en el llano. 

La Albiceleste salió al campo de manera similar a como lo había hecho en la primera fecha ante Ecuador: apenas hubo una modificación, motivada por la sobrecarga en el isquiotibial derecho de Marcos Acuña. Su lugar lo ocupó Exequiel Palacios, futbolista del Bayer Leverkusen. Así, el once inicial argentino fue el siguiente: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Ezequiel Palacios; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Lucas Ocampos. 

Con nombres que comienzan a volverse habituales con la celeste y blanca, el seleccionado comandado por Lionel Scaloni se presentó en el Hernando Siles con el desafío de lograr allí un buen resultado, luego de muchos años sin conseguirlo.

  • Apareció el verdugo, pero un insistente Lautaro salió al rescate

El arranque de Argentina reflejó que tenían muy presente el factor externo de la altitud: aunque pretendió repetir la postura de aproximarse al arco rival y de no ceder el balón sin anotar antes, tampoco demostró desesperación por el objetivo de convertir. Debían evitar cualquier esfuerzo desmedido que produjera un cansancio temprano.

Foto: Twitter @Argentina
Foto: Twitter @Argentina

Lautaro Martínez se mostraba activo desde el inicio, Ocampos se volcó sobre la izquierda, Messi se movía suelto detrás del centrodelantero, mientras que De PaulParedes y Palacios permanecían cerca entre sí.  El visitante buscó tener la posesión de forma cauta, sin apresurarse, pero Bolivia intentó cortar desde el principio. 

Apenas a los 5' hubo un primer llamado de atención de los locales. De cabeza, Marcelo Moreno Martins se impuso en el área y, aunque el balón fue algo lejos del poste derecho de Armani, una salida apresurada del arquero puso suspenso a dicha jugada. 

Poco después, llegó un intento de la Albiceleste. Como volvería a suceder más tarde, Paredes, de lo mejor de su equipo en la primera etapa, se animó a disparar de lejos hacia la valla del adversario. 

Pero La Verde cobró protagonismo con el correr de los minutos. Tagliafico desactivó un centro que podía generar peligro, y al minuto hubo otro lanzamiento hacia el guardameta de Argentina. Volvió a intentar Chumacero, desde afuera del área.

El seleccionado de Scaloni respondió con otro tiro de lejos del centrocampista de PSG. Como un ida y vuelta de llegadas, el local volvió a encender las alarmas con otro remate de cabeza de su capitán. 

Bolivia advirtió una y otra vez con Moreno Martins. El experimentado atacante de Cruzeiro no perdonó en la siguiente ocasión y gritó el primero de la tarde. El equipo de Farías se puso en ventaja a los 23' y, por quinta vez en su carrera, el referente de la selección boliviana festejó ante Argentina.

Moreno Martins, 33 años y una costumbre de anotar frente a la Argentina. // Foto: Selección de fútbol de Bolivia - Twitter @laverde_fbf
Moreno Martins, 33 años y una costumbre de anotar frente a la Argentina. // Foto: Selección de fútbol de Bolivia - Twitter @laverde_fbf

Aunque los temores a la altura, a un resultado adverso, cobraron más fuerza luego del gol, la Albiceleste no fue abatida, sino que se mantuvo de pie y comenzó a activar un poco más su tarea. A los 39', nuevamente Paredes apuntó al arco y la pelota golpeó el poste izquierdo de Lampe. Minutos después, el visitante volvió a aproximarse. 

Y antes del cierre del primer tiempo llegó el premio, no sólo para el equipo, pero también para Lautaro Martínez, por su insistencia y los intentos por generar opciones. La estrella del Inter llegó al área, lanzó un pase hacia el medio que interceptó Carrasco, presionó sobre él y consiguió que de rebote la pelota entrara en el arco de Bolivia. Festejo y alivio para Scaloni y su equipo. La iniciativa del talentoso jugador que brilló en Racing permitió la buscada igualdad en el marcador.

Lautaro Martínez no dio por perdido el balón y consiguió igualar el marcador. // Foto: Twitter @Argentina
Lautaro Martínez no dio por perdido el balón y consiguió igualar el marcador. // Foto: Twitter @Argentina
  • Desde el banco llegó la resolución y alegría para el visitante

En la segunda mitad Argentina logró crear mayores situaciones de peligro y atravesó los minutos con mayor decisión para llevarse los tres puntos. Al inicio pudo haber tomado precauciones por el temor a no soportar los efectos de la altura, pero luego creció la confianza y pacientemente construyó el camino a la victoria. 

En el local salió Caucedo e ingresó Bustamante, y a los 59' Scaloni movió la banca y su modificación surtió efecto. Joaquín Correa ingresó por Ocampos, para más tarde llevarse la mirada de todos. 

La sustitución que rindió una buen resultado para Scaloni. // Foto: Twitter @Argentina
La sustitución que rindió una buen resultado para Scaloni. // Foto: Twitter @Argentina

Céspedes y Miranda también entraron en lugar de Castro y Chumacero, en el local, mientras que Domínguez y Rodríguez salieron al campo para la Argentina, en reemplazo de De Paul y Paredes.

Los roles de Messi y de Palacios se volvieron más activos en el complemento. Ambos dejaron cerca del segundo a Lautaro, pero el delantero no pudo repetir el grito.

Fue Correa quien logró poner en ventaja a la Albiceleste, que por fin pudo ilusionarse con quedarse con un triunfo muy valioso. Una gran jugada entre el capitán del Barcelona, Martínez, y finalmente con la resolución del hombre de Lazio, selló el segundo gol argentino, que valió un triunfo en Bolivia luego de 15 años

Joaquín Correa festeja el grito de la victoria argentina en La Paz. // Foto: Twitter @Argentina
Joaquín Correa festeja el grito de la victoria argentina en La Paz. // Foto: Twitter @Argentina

Argentina hizo méritos para llevarse la victoria, y la consiguió. No deslumbró, pero luego del primer gol recibido, no volvió a sufrir en su zona, y con optimismo se animó a ir por todo en la temida altura de La Paz.

De esta manera, cerró la ventana internacional con seis unidades en dos cotejos, y el entusiasmo de los de Scaloni continúa en alza. El entrenador volvió a marcharse del Hernando Siles con festejos, como lo había hecho aquel 26 de marzo del 2005, cuando todavía era jugador. Hoy está al frente de una Selección Argentina que tiene la confianza renovada, y apunta a marchar con optimismo hacia la Copa Mundial de la FIFA - Qatar 2022.

VAVEL Logo