El Chelsea vuelve a tropezar ante un valiente Southampton
Foto: Premier League.

En la reanudación de la actividad luego de la pausa internacional, Chelsea pretendía regresar con una nueva victoria para no perder terreno en la lucha por el título. Previo al parón, se impuso con comodidad ante Crystal Palace para recuperarse de deslizes anteriores.  Y, otra vez en Stamford Bridge, la intención y obligación era una sola: volver a sumar tres puntos. 

Frank Lampard no pudo disponer de Edouard Mendy (lesión) ni de Thiago Silva, quien no estaba al 100% físicamente tras los compromisos con su selección. Por lo tanto, en el arco estuvo Kepa, que no participaba desde la caída ante Liverpool. Azpilicueta; Christensen, Zouma y Chilwell en defensa, Kanté y Jorginho en el centro del campo, por delante de ellos un tridente poderoso: PulisicHavertz Mount, mientras que Timo Werner arrancó desde la punta. Ziyech, no fue de entrada aún, pero pudo ser incluido entre los suplentes.

Southampton también hizo una buena tarea antes del corte por el fútbol de selecciones. Tras iniciar su campaña con dos derrotas, los de Ralph Hasenhüttl pudieron recuperarse con victorias en las jornadas 3 y 4. El entrenador austríaco dio lugar a su habitual 4-4-2, con sólo dos cambios con respecto al último cotejo. 

McCarthy en la valla y una defensa sin retoques con Walker-PetersBednarekVestergaard Bertrand. En la línea de cuatro mediocampistas, hubo modificaciones en los costados: Walcott fue de la partida en su regreso a los Saints, en la banda derecha, mientras que en el centro salieron nuevamente Ward-Prowse Romeu, y por la izquierda reapareció Redmond. En el ataque, el goleador Danny Ings junto a Adams.

Para el Soton, dar la sorpresa en duelos de este tipo no fue algo descabellado en estos últimos años en Premier League. Sin embargo, los Blues eran quienes sentían la exigencia de imponerse en este duelo y, en su casa y con sus estrellas, asomaban como favoritos para el triunfo. 

  • Werner brilló, Ings no se desvinculó del gol 

La iniciativa del local era clara ni bien el balón comenzó a rodar. Optaban por la posesión en busca del área contraria. Las transiciones del Chelsea también fueron muy rápidas. Apenas a los 2 minutos, Chilwell asomó sólo por la izquierda y disparó,  intervino McCarthy y también desvió el remate de Havertz de rebote. Una temprana doble atajada para evitar el primero de la tarde. 

Southampton no resignó el espacio e intentó disputar el encuentro en el centro de la cancha. Pero sus debilidades defensivas comenzaron a aparecer rápidamente. A los 13', Timo Werner convirtió un tanto, anulado por offside. Un pequeño adelanto de la sed goleadora de la estrella alemana

Poco tuvo que esperar para su ansiado grito. Dos minutos más tarde, el ex delantero de Leipzig recibió delante de la mitad de cancha, dejó en el camino a Bednarek, enganchó hacia adentro en el área y  estampó su primer gol en la Premier League

Werner anotó sus primeros dos goles por Premier. Foto: Premier League
Werner anotó sus primeros dos goles por Premier. Foto: Premier League

El visitante quedó un tanto descolocado tras ello. La intensidad en el juego disminuyó, pero los de Hasenhüttl corrían de atrás. Quedó expuesta una falencia en el fondo, y no generaron peligro en la zona baja del local. 

Timo Werner, todavía hambriento y con el olfato de gol intacto, volvió a encontrarse con la red. A los 28', ganó la carrera por un balón largo de Jorginho y, ante la salida del arquero, picó el balón por delante de él y luego la empujó con la cabeza hacia un arco vacío. Una gran resolución de un espectacular atacante, que se desquitó las ganas de convertir en la liga inglesa.

Sobre el final de la primera etapa creció Southampton, forzado a despertarse tras los tantos recibidos. Y encontró el premio debido a un error rival bien aprovechado. Havertz condujo la pelota hacia dentro, en campo de su equipo, pero perdió el balón y Che Adams habilitó perfectamente a Danny Ings, que continúa enamorado con el gol, y tras gambetear al portero acortó la diferencia poco antes del descanso. El visitante finalizó la primera etapa más adelantado en la cancha y con el control del balón. 

Danny Ings lleva 4 gritos en el actual certamen. Foto: Premier League
Danny Ings lleva 4 gritos en el actual certamen. Foto: Premier League
  • La jerarquía ocultó otro grave error pero la insistencia tuvo premio

Aquel crecimiento de los Saints cuando concluyeron los primeros 45', se mantuvo en el complemento. Otra vez se adelantaron en el terreno de juego, aumentaron la tenencia y aspiraban a igualar el resultado. 

Su empate llegó, pero no fue producido por aquella propuesta, sino que el local fue quien se lo dejó servido. A los 56', Chelsea volvió a sufrir una equivocación costosa cerca de su propio arco, como le sucedió en el primer gol visitante y en partidos anteriores. Parece no poder esquivar a aquellas fallas que provocan goles en contra. Y Kepa otra vez estuvo en el centro de la escena. Fue un error iniciado por Zouma, que comprometió al arquero con un pase corto, el portero se equivocó ante la presión de Adams, la pelota le pasó de largo y, tras unos rebotes, el delantero inglés firmó el 2-2.

Pero inmediatamente el poder de los Blues inclinó la balanza a su favor nuevamente. A los 58', se conectaron Werner Pulisic, pase del alemán al estadounidense, que devolvió el pase al delantero, y asistencia del atacante para el gol de Havertz. La jerarquía del local influyó para colocarse en ventaja otra vez.

Foto: Premier League
Foto: Premier League

Pero Southampton ya no se rindió más. Su segundo tiempo fue muy positivo, superó al poderoso Chelsea y se animó a buscar un resultado favorable. Con el correr de los minutos pudo notar que un empate, al menos, era posible y abrazó esa convicción para ir en busca de un valioso punto en Stamford Bridge.

A los 77' estuvo cerca de volver a festejar luego de una gran jugada entre Romeu, Walcott y Adams, que remató apenas desviado del poste derecho del arco contrario. Poco después, Kepa detuvo un disparo de Mings. El Soton controló la posesión y empujó para igualar el marcador. Ni la entrada de Ziyech en el local pudo cambiar ese panorama. 

Fiel al estilo de la Premier League, la emoción volvió a estar sobre el final. Unos Blues que cedieron bastante el balón y el campo, recibieron un balde de agua fría cerca del cierre. Y Southampton recibió la recompensa a su insistencia cuando el reloj marcaba 92'Walcott, de regreso positivo a su club de origen, disparó un balón suelto tras un tiro libre, y Vestergaard fue el héroe que rescató el punto para la visita. El Soton de Hasenhüttl volvió a realizar un buen papel y se llevó un empate merecido en el refugio de un gigante herido.

Foto: Southampton FC
Foto: Southampton FC

Una nueva amargura para Chelsea, que ve comprometida su ansiada disputa por el trofeo cada vez más. Simplemente no puede permitirse tantas fallas defensivas que se traducen en goles, y hoy fue superado por un rival con muchos menos recursos que los suyos. La temporada pasada Lampard pudo conducir a un grupo sin refuerzos hacia un buen desenlace. Esta temporada, con incorporaciones de lujo y metas más elevadas, presenta un comienzo muy complejo, lejos de sus objetivos.

Foto: Chelsea FC
Foto: Chelsea FC

Habrá que ver si el entrenador logra encontrar la solución a aquellos inconvenientes en el fondo y generar mayor volumen de juego para el Chelsea, que ahora cuenta con herramientas de mucho nivel para construir algo grande. Pero lo que puede verse es que un equipo tan fuerte no siempre puede armarse de un día para el otro, por más que los refuerzos así lo indiquen o a pesar de contar con un presupuesto infinito. Esta igualdad es un nuevo obstáculo para un Chelsea que quizás deberá tener paciencia para disponer de aquel poderoso e invencible equipo que desea.

VAVEL Logo