Laporte airlines encamina al City hacia la gloria
Fernandinho levantando el título logrado / Foto: Manchester City

Este domingo 25 de abril se ha jugado la final de la EFL Cup, también conocida como Carabao Cup. Los dos finalistas fueron el Manchester City de Pep Guardiola y el nuevo Tottenham de Ryan Mason. Los dos cuadros se juegan mucho en este encuentro ya que de ganar la copa podrían decidirse varias cosas a lo largo de la temporada.

El partido se disputaba en Wembley y el ambiente era espectacular. Algunos aficionados pudieron asistir al estadio para alentar y apoyar a través de sus cánticos a sus respectivos equipos. Sin duda alguna se avecinaba un partidazo y los chicos no defraudaron.

El camino del City

El City llega al compromiso con la Premier en el bolsillo tras conseguir un importante triunfo ante el Aston Villa, encajando, eso sí, por quinto partido consecutivo. Los objetivos del técnico español están bastante claros, en primer lugar ser campeón de la Premier League, conseguir ganar el título de la Carabao Cup y el más importante y a su vez más complicado, levantar la UEFA Champions League.

En sus últimos cinco encuentros, los celestes ganaron en tres de ellos. Dos de esas victorias fueron ante el Borussia Dortmund y firmando así su pase a semifinales de Champions. En cambio los chicos de Guardiola cayeron ante el Chelsea de Tuchel en la final de la FA Cup, un golpe muy duro que iban a intentar olvidarse ganando la Carabao Cup.

La vuelta del público a los estadios en Inglaterra / Foto: Manchester City
La vuelta del público a los estadios en Inglaterra / Foto: Manchester City

El renacer del Tottenham

Los lilywhites llegaban al partido con un cambio en el banquillo, la destitución de Mourinho hizo posible que el joven Ryan Mason pudiera ponerse al frente del Tottenham en este importante partido. A esto se le suma la recuperación a tiempo del delantero inglés Harry Kane que consiguió llegar sano y ya recuperado para disputar esta importante final.

Los últimos cinco encuentros de los londinenses no tuvieron los resultados deseados por los aficionados que hoy asistieron al estadio, ya que solo ganaron en dos de ellos. El estreno del nuevo técnico se saldó con triunfo con remontada incluida ante el Southampton.

Los enfrentamientos entre ambos señalan duelos más igualados de lo que se podría esperar, con un empate, tres triunfos del City de Pep y dos victorias del Tottenham. En cuatro de las seis fechas, solo un equipo hizo gol.

Pep domina en absoluto

La primera mitad empezó como hace mucho tiempo no empezaba un partido de fútbol, con las gradas llenas de aficionados que cantaban y alentaban a sus equipos con sus gritos de apoyo. Mientras tanto en el césped el dominador era el equipo de Pep Guardiola, el español diseñó unas tácticas donde la principal protagonista era la posesión de balón, y así fue. Los Citizens fueron dueños y señores de la pelota durante un 66 por ciento de la primera mitad.

Harry Kane en carrera frente a Kyle Walker / Foto: Tottenhman Hotspur
Harry Kane en carrera frente a Kyle Walker / Foto: Tottenhman Hotspur

Los disparos en el primer periodo también estuvieron a favor de los de Manchester, disparando casi una decena de veces cometiendo acciones de peligro, pero todas sin conseguir el premio del gol.

Por otro lado los Spurs no se encontraban cómodos en el terreno de juego, dos saques de esquina consecutivos fueron únicamente los detonantes de alguna ocasión peligrosa para los chicos de Ryan Mason. Heung Min Son intentaba con uñas y dientes acercarse a la portería defendida en el día de hoy por Zack Steffen, pero la defensa celeste lo impedía en la mayoría de veces.

Laporte desatascando

La segunda mitad se iba animando por momentos, los chicos de Ryan Mason salieron con otra dinámica totalmente distinta a la de la primera mitad. Los ataques iban siendo cada vez más peligrosos, pero sobre todo eran los Citizens los que provocaban más peligro.

Tuvo que ser a la salida de una falta botada por Kevin De Bruyne el francés Laporte remató una pelota con la testa que acabó entrando en la portería, la bola fue imposible para Lloris que solo pudo observar como todos los chicos de Guardiola celebraban el tanto que olía a título.

Laporte celebrando el tanto de la victoria / Foto: Manchester City
Laporte celebrando el tanto de la victoria / Foto: Manchester City

El Tottenham no pudo seguir aguantando su maravillosa defensa y acabó encajando el gol que los hacia subcampeones en este nuevo año de la Carabao Cup, siguiendo así la racha de 13 años consecutivos sin lograr ni levantar ni un solo título.

Hay vida para el triplete

El Manchester City encamina así la recta final de la temporada donde puede llegar a conseguir el tan ansiado triplete. Esta es la octava Carabao Cup, la cuarta consecutiva de Guardiola y todas en los cargos del Manchester City. 

Ahora les espera el Paris Saint Germain en las semifinales a doble partido de la UEFA Champions League, sin duda alguna será una eliminatoria preciosa que dejará momentos inolvidables en el fútbol. En caso de conseguir eliminar al equipo de Mauricio Pochettino los ingleses estarían a un pasito de conseguir el triplete de la mejor forma posible, pero el equipo de Kylian Mbappé y Neymar Jr intentarán impedirlo y ser ellos los que jueguen la final de la copa de Europa.

El lamento de Son tras caer ante el Manchester City / Foto: ESPN
El lamento de Son tras caer ante el Manchester City / Foto: ESPN

El partido acabó con un total de 21 disparos a favor del City frente a únicamente cuatro disparos de los Spursla posesión también fue a favor del cuadro celeste, el dominio de los campeones dejó sin aliento a un Tottenham necesitado de buenas noticias.

El veterano Fernandinho levantó la copa y finalmente comenzaron las celebraciones, en este caso respetando todas las medidas de seguridad, por ejemplo no hubo entrega de medallas, sino que fueron los propios futbolistas los que tuvieron que recoger los premios individuales de las cajas donde estaban situadas.

Entre los protagonistas cabe destacar la actuación de varios jugadores, entre ellos el coreano Heung Min Son y el belga Kevin De Bruyne, los dos chicos están acostumbrados a hacer este tipo de apariciones estelares , pero en el día de hoy destacaron cada uno a favor de sus equipos.

VAVEL Logo