Navarra es "territorio amigo"
Fotografía: Real Racing Club

El Racing y Navarra tienen un relación única. Recordar partidos frente a equipos de esa tierra trae a la memoria del aficionado santanderino recuerdos imborrables de partidos frente a Osasuna: la salvación in-extremis en el año 2005, la consecución de la UEFA en el año 2007 o el pase a semifinales de la Copa del Rey en el Reyno de Navarra hace cinco años. O los ya más actuales enfretamientos contra la Peña Sport -partido loco con seis goles- o el CD Izarra.

Osasuna, el rival navarro por excelencia

El primero de los grandes encuentros racinguistas de este siglo es partido agónico de la jornada 37 en El Sardinero, que enfrentó al Racing, décimo séptimo clasificado, contra Osasuna, que era cuarto -y entraría ese año en Champions League-. Una victoria del Racing, con los resultados que acontecían, salvaba matemáticamente al conjunto entrenado por Nando Yosu, que llegaba de caer por 2-3 frente al Real Madrid.

El Racing ha ganado 14 de los últimos 28 encuentros contra Osasuna

Una primera parte intensa, como no cabía esperar de otra manera. Se llegó al descanso sin goles en el marcador. Sin embargo, a la salida de los vestuarios, los navarros salieron más enchufados y se adelantaron en el luminoso gracias al tanto del goleador rojillo Sabo Milosevic.

A un pie del abismo, el Racing lo intentaba con más corazón que cabeza, pero el el armazón ofensivo de Osasuna era impenetrable para un equipo como el Racing, con graves problemas de gol. Se sobrepasaron los últimos diez minutos con el resultado de 0-1, cuando Matabuena fue derribado dentro del área por Marcelo Sosa. Felipe Melo fue el encargado de lanzar el penalti, y caprichoso el destino, un exracinguista como es Ricardo, despejó a saque de esquina. Un silencio estremecedor inundó el templo racinguista. Pero a la salida del córner, Felipe Melo pasó de villano a héroe en cuestión de segundos.  Llegó "el milagro", Pablo Alfaro, conocido por su entrega y derroche físico, cabeceó el balón a gol, al más puro estilo Puyol en las seminifanales del Mundial frente a Alemaniay convirtió el silencio en vítores y esperanza. Empate a uno con seis minutos de infarto por jugar.

El Racing, equipo no apto para aficionados cardiacos, echó el resto, consciente de la importancia de anotar debido a las noticias que llegaban desde la Romareda, donde el Alavés caía por 3-0. Nando Yosu instó a los suyos a buscar la portería osasunista, y cuando el partido parecía avocado al empate, Antoñitó cazó un rechace en el área pequeña y provocó el éxtasis a orillas del Sardinero en el minuto 92 de encuentro. Con el fin del partido, la fiesta fue total, Nando Yosu lo había vuelto a lograr, el Racing jugaría una temporada más en primera división.

A Europa 95 años después

Treinta y siete jornadas después del inicio de liga, el Racing llegaba con opciones de entrar en la Copa de la UEFA. Una tarde inusual cuanto menos, se enfrentaban Racing -con aspiraciones europeas- y el Osasuna -buscaba eludir el descenso- exactamente igual que el Mallorca, a un punto del Racing, y el Zaragoza en la misma situación respecto a Osasuna.

El Racing jugó en 2008 por primera vez en su historia la UEFA

El mismo resultado en ambos partidos servía tanto a cántabros como navarros en "el partido de los transistores", con un oído en El Sardinero y otro en Son Moix. La tensión previa al encuentro se acrecentaría con la noticia que obligaba a retrasar una hora el partido del Racing por la tromba de agua caída en Mallorca, ya que ambos partidos debían disputarse a la vez para evitar polémicas y especulaciones. 

El balón echó a rodar a las 18:00 horas, con máximo respeto entre los contendientes. Lo primero en ocurrir sería en las islas, gol de Dani Güiza para los baleares, que obligaba a los santanderinos a ganar su choque. Sin embargo, en El Sardinero no ocurrió nada en una primera parte con más miedo que fútbol.

Tras el descanso, las noticias seguían sucediéndose en Mallorca, tras marcar el Zaragoza, los locales reaccionaban y se ponía de nuevo arriba en el marcador gracias al gol de Webo. La tensión empezaba a tomar El Sardinero, que veía como el Racing llegaba al minuto 80 de partido sin probar a Ricardo, meta osasunista.

Con el reloj en su contra, Tchité cogió un balón por la banda derecha para asistir al canterano Iván Bolado, el resto, ya es historia. Bolado se zafó de su marcador y remató el centro del burundés para escribir su nombre en  el olimpo racinguista. Un gol que valía una clasificación para la UEFA, independientemente del resultado final en Son Moix. Llegó el pitido de Mejuto González, Racing y Osasuna se abrazaban después de la victoria del Mallorca frente al Zaragoza, que dejaba a ambos sin lograr su objetivo. Nunca llueve a gusto de todos, pero a buen seguro esa tromba de agua no se les olvidará ni a verdiblancos, ni a rojillos, inmersos en un conjunto mar de lágrimas de alegría.

Partidos de todos los colores y en todas las competiciones

El enfrentamiento histórico entre santanderinos y rojillos ha dejado una larga estela de luces y sombras para el Racing. Los últimos enfrentamientos que recordará el aficionado de a pie corresponden a los cuartos de final de la Copa del Rey, solventadas con una goleada por 0-3 en el Reyno de Navarra, con un magistral gol de falta de Sergio Canales para cerrar el choque

El último partido del Racing de Santander en Primera División fue, curiosamente, contra los navarros en El Sardinero. Un partido apagado, tanto por la niebla que asolaba Santander aquella noche, como por la infausta situación deportiva de los cántabros, que culminó su última aparición en La Liga con una derrota por  2-4.

Como no podía ser de otra manera, estos dos equipos "ascensor", por su constante ascenso y descenso entre Primera y Segunda División, el año pasado disputaron dos encuentros en la categoría de plata, aunque podrían considerarse incluso tres. El primero de ellos, en el Reyno de Navarra, se decidió gracias a sendos goles del central canario Juanpe. 

El Racing ganó a Osasuna en la ida y en la vuelta el año pasado

La vuelta, a mediados de temporada, fue el primer partido del Racing con Pedro Munitis en el banquillo, tras la rescisión de contrato a Paco Fernández. Los cántabros buscaron el encuentro desde el principio y volvieron a derrotar por 2-0 a los navarros, gracias a los tantos de Álvaro García y Borja Granero.

El "tercer partido" se jugó la última jornada. El Racing debía ganar en Albacete y que el Sabadell hiciera lo propio frente a Osasuna. Un comienzo fulgurante de los catalanes, que ya estaba descendido, puso el 2-0 en el marcador, mientras el Racing se adelantaba por mediación de Álvaro García. Los cántabros se las prometían muy felices al descanso, tras conocer el resultado en el Nova Creu Alta. Sin embargo, tras la reanudación Osasuna inició el asedió a la portería loca, encontrando su premio en el minuto 76 gracias al gol de David García. Así se llegó al tiempo de descuento, después de que el delantero mexicano, Ánibal, viera la roja. En el minuto 92 Javier Flaño cabeceó a gol un córner para empatar el encuentro y condenar así al abismo de Segunda B al Racing.

En Segunda B, la historia continúa

Osasuna queda en un segundo plano, pero con la nueva división de grupos en Segunda B, el Racing se ha visto obligado a volver a tierras navarras. 

En la jornada cinco, los cántabros visitaron Tafalla, a priori, en un partido fácil para los visitantes. Pero el exceso de confianza y el ímpetu navarro hicieron que la Peña Sport consiguiera voltear un 3-1 adverso después del minuto 89, hasta conseguir  la igualada en el último suspiro. La salida salió muy cara a los racinguistas, que a partir de entonces entraron en una dinámica de juego negativa, hasta hace poco menos de dos semanas.

El Racing viajará dos veces a Navarra en la segunda vuelta

Una semana después el Racing se enfrentó al Club Deportivo Izarra. El conjunto navarro debutaba en El Sardinero, pero esta vez con menos suerte que su antecesor. Los locales dominaron el partido de principio a fin y golearon por 3-0 a un CD Izarra que se encuentra, hoy por hoy, en media tabla.

Asalto al fortín del Tudelano

El Ciudad de Tudela, inexpugnable hasta la fecha, ha sido testigo de seis victorias y dos empates -frente a rivales de nivel como el Racing de Ferrol y el Guijuelo- y solo ha visto encajar dos goles a su morador, el Tudelano.

Se antoja una difícil empresa para los cántabros: conquistar un terreno donde antes sucumbieron la Cultural Leonesa o el Lealtad. Ninguno de los tres primeros consiguió vencer en el feudo navarro, por ello, Munitis y compañía tratarán de dar un golpe sobre la mesa para batir a los locales y adelantarlos en la clasificación.

El Racing adelantará al Tudelano si gana le gana el domingo

El Racing llega a Navarra igualando su mejor racha de esta temporada -con dos victorias y un empate- y tras conseguir su mayor goleada después de más de dos años. Con la retirada de la sanción de seis puntos, el conjunto de Pedro Munitis podría entrar en puestos de playoff

El fútbol es caprichoso, y en tal solo seis años el Racing ha pasado de disputar competición europea a verse en descenso -hace tan solo un día- a la Tercera División Autonómica Nacional. Navarra es territorio amigo, y quién sabe si testigo de la remontada que debe afrontar este centenario Racing para volver al lugar donde -hace tan solo siete años- estuvo.

VAVEL Logo