Ike Uche tumba al Granada en tres minutos
Uche celebrando uno de sus dos goles que le posicionan como el máximo goleador del Nástic con tres goles | Foto: LaLiga

Dos goles del nigeriano Ike Uche en tres minutos dan una victoria necesaria y urgente al Nástic de Tarragona. Los locales, dominadores de la mayor parte del encuentro han derrotado a un rival claramente mejor que ellos con un buen juego y dominio que ha brindado a la afición grana la segunda victoria en su feudo. Con los tres puntos, el Nástic respira más y se coloca a un punto de la salvación con un partido menos que sus rivales.

El encuentro ha empezado con la principal sorpresa en el lateral derecho. Abraham Minero dejaba su posición de interior habitual en los últimos partidos para ocupar el lateral derecho, en sustitución del amonestado Daisuke Suzuki. El Granada dejaba en el banquillo a Javier Espinosa para dejar su lugar a Kunde. La baja sensible de Pedro, también por amonestación, ha sido suplida por Antonio Puertas.

En los primeros minutos de partido el mejor jugador grana ha sido Mesa. El canario ha sido el protagonista por acciones personales de mucho nivel por la banda izquierda y centrando la atención del ataque grana. El Granada, con interiores muy rápidos como Kunde o, sobre todo, Machis ha creado mucho peligro en contraataques que al centrar el balón no encontraban a Joselu, uno de los jugadores más peligrosos de los andaluces.

La primera acción polémica del partido ha llegado en el minuto 21 cuando Uche, tras un remate defectuoso de Mesa, ha caído dentro del área por un empujón de un defensa. El Nou Estadi se ha levantado para reclamar penalti, pero Moreno Aragón no lo ha considerado así, aún y estar muy cerca de la acción.

Festival de Uche en tres minutos

En los siguientes minutos el Nástic tenía el control del partido, con posesiones largas de balón que a veces desesperaban a algunos aficionados. La posesión era grana y con el dominio ha llegado el primer gol. Un balón de Sergio Tejera ha dejado a Uche solo ante Javi Varas que en el mano a mano ha batido por debajo las piernas al portero. El nigeriano marcaba, así, su segundo gol como grana en el minuto 27.

La fiesta de Uche no terminaba ahí, ya que tres minutos más tarde volvía a marcar en un gol casi idéntico. Con la ayuda de la zaga visitante, Uche se volvía a quedar frente al portero para resultar igual que en la primera vez. El delantero enviaba el balón al fondo de las mallas para hacer el segundo gol de la noche a la media hora de partido. El Nou Estadi coreaba su nombre y con el 2-0 en el marcador los aficionados respiraban tranquilos. El nigeriano, con ganas de ir a por más, tenía una nueva oportunidad en el 35, pero su disparo salía por la derecha de la portería granadina.

Tras un final de primera mitad con el Nástic siendo amo y señor del encuentro, el partido se retomaba con un Granada más lanzado al ataque, que en el minuto cuatro de la segunda ha tenido una ocasión clara de Machis, el jugador más peligroso del Granada hasta el momento.

Buenos minutos visitantes

El Granada, en el minuto 51 de partido, ha introducido un cambio claramente atacante para buscar, como mínimo el empate. Con la entrada del delantero albanés Rey Manaj por el mediocentro Raúl Baena, Oltra ponía toda la carne en el asador para atacar la portería de Stole Dimitrievski.  El 9 del Granada ha sido el referente en ataque de los visitantes con tres ocasiones claras que han hecho levantar los ‘uis’ de los más de 5.000 espectadores congregados en el Nou Estadi.

Con un Granada insistente, Rodri ha introducido dos cambios de un tirón en el 68 para tener más el balón y llegar a controlarlo. Aunque uno de los sustituidos ha sido Tejera, uno de los jugadores con más clase del equipo, ha entrado Muñiz por el bigoleador de la noche Uche, quien ha sido despedido con una sonora ovación del terreno de juego. El Granada seguía buscando el gol que le metiera en el partido, pero ni con tres defensas tras la entrada de Licá en el 75 lo han conseguido. En los últimos minutos del partido el Granada, impotente por ir perdiendo, ha endurecido el partido recibiendo dos tarjetas en apenas dos minutos. Una de ellas , a Machís, ha sido muy protestada por la afición local que pedía su expulsión por agresión a Abraham.

Con la segunda victoria del Nástic como local, los de Rodri suman 8 puntos y se colocan a un punto de la salvación a la espera de los resultados de los partidos del jueves. La competición no para y el próximo domingo el Nástic visita el Nuevo Arcángel de Córdoba para intentar sumar su segunda victoria consecutiva ante un rival directo y salir del pozo de la clasificación. 

VAVEL Logo