Anuario VAVEL Sporting de Gijón 2017: Alex Bergantiños, un líder para el medio del campo
Alejandro Bergantiños García // VAVEL

El jugador coruñés ha pasado la mayor parte de su carrera futbolística en su “casa” como quien dice, ya que ha jugado en el Deportivo B y en el Deportivo de la Coruña durante ocho años. Aunque también jugó cedido en el Xerez, Nástic y Granada antes de recalar finalmente en el primer equipo de Coruña.

303 partidos y 11 goles fue lo que dejó Bergantiños en el Derportivo durante siete largas campañas con los blanquiazules, con los que vivió un descenso y dos ascensos a primera división. En su palmarés figuran el título de campeón de segunda división tanto con el Xerez como con el Deportivo de la Coruña. Estas experiencias y su veteranía es lo que buscaban en Gijón con su fichaje. Un jugador de corte defensivo con buen trato de balón que se ha convertido en un pilar fundamental para los pocos meses que lleva en Asturias.

Llegó a las filas rojiblancas este verano como mediocentro para suplir a Cases, al cual no sería nada fácil olvidar en Gijón. Hay que decir que la temporada y el nivel del jugador no comenzaron siendo lo que prometían, ya que el rendimiento no era el esperado por la afición. De un jugador que prometía dar cosas diferentes y aportar veteranía a los asturianos, paso después de las primeras jornadas a ser un habitual en el banquillo. Paco Herrera lo sentó después de varios partidos sin dar la talla. Durante algunas jornadas en el banquillo sin salir en el once titular y optando a pocos minutos Herrera le dio de nuevo la oportunidad, sobre todo después de la lesión de Sergio cuando el equipo lo necesitaba, y vaya si la aprovechó.

Con la desafortunada lesión de Sergio, Bergantiños se ha convertido en jugador clave en el medio del campo y un indiscutible en el equipo titular. Si es cierto que el último mes y medio del Sporting no ha sido el mejor y hay muchos jugadores en el punto de mira como los culpables, pero Bergantiños no es uno de ellos ya que su rendimiento en el campo está siendo el que se esperaba con su llegada en verano. Tras la destitución de Paco Herrera y la contratación de Baraja como nuevo míster, el jugador sigue siendo un fijo para y la afición también le está cogiendo cariño debido al buen juego y compromiso que está dando el jugador gallego dentro del terreno de juego.

El veterano mediocentro era uno de los más queridos de la afición gallega, ya que no solo siempre lo dio todo por el club donde se crió sino porque era un jugador de la casa. Tras el largo tiempo que ha pasado en el Deportivo y al lado de su familia, seguro que al jugador le ha costado adaptarse en su nueva casa que ahora es el Sporting, situación que se le noto con sus primeros minutos con los rojiblancos. Pero no cabe duda que el jugador se está adaptando a la perfección tanto al equipo y la afición como a Gijón.

"Es una ciudad preciosa muy parecida a Coruña tanto en gentes como en clima. Cuando me ofrecieron venir aquí no dude un segundo en decir que sí. El Sporting es un club con historia y al que todo jugador querría venir sobre todo por la afición que tiene. Estoy seguro también que con el buen grupo que hay y la buena armonía y sintonía que tenemos con nuestros seguidores el equipo podrá conseguir el objetivo del ascenso sin ninguna duda al finalizar la temporada regular". Estas fueron las primeras palabras de un Bergantiños que está completamente integrado y que se encuentra feliz y cuenta con la importancia que él buscaba dentro del equipo.

VAVEL Logo