Batacazo en Lugo
Álex Pérez luchando un balón contra Mario Barco. | Imagen: LaLiga.

El Sporting de Gijón encadena otra derrota fuera de casa, aunque tuvo momentos donde fue mejor dominador del juego que su rival el Club Deportivo Lugo, pero las llegadas con éxito premiaron a los locales y condenaron a los de José Alberto. El cuadro gallego pudo haber ampliado su ventaja a ultima hora, donde tuvieron más ocasiones, pero las malas definiciones se pusieron de lado de los asturianos. Tres llegadas con peligro de los lucenses finalizaron como ellos esperaban, en gol, provocando esto un bajón total y absoluto en los pupilos de Rubén Baraja. El primer gol del Lugo viene tras un disparo de Carmona, quien no tuvo la suerte suficiente para abrir la lata, el rechace lo recoge la defensa local, suben el balón a las líneas de ataque, González se regatea a Canella y se perfila para hacer que el balón entrase en la portería y subiese a su favor en el marcador.

El empate de los asturianos vendría de la mano de Carlos Carmona, quien marcaría a placer de penalti y haría creer a la afición con la remontada, pero sería en la segunda parte donde se sentenciaría el encuentro, primero de la mano de Romero, tras un centro en el área pequeña, y después del portero Juan Carlos, quien conseguiría batir a Diego Mariño desde la zona de tres cuartos del campo que defendía el CD Lugo, haciendo así el golazo de la jornada e incluso de la temporada.

Si en la primera parte existía esperanza y los asturianos moverían a su placer el balón, en la segunda parte seguirían moviendo el balón pero iban creando ansiedad por marcar gol a medida que pasaban los minutos, siendo prueba de ello los continuos centros sin rematador.

Una buena primera parte

A pesar de que los locales abriesen la lata eso no hizo que los asturianos bajaran las manos, ni mucho menos, ya que consiguieron tener en sus pies constantemente el balón, pudiendo así bloquear las posibles contras de su rival. Pasaban los minutos y los rojiblancos iban llegando cada vez más al área rival, consiguiendo así motivarse de cara a poder empatar en cualquier momento el partido pero siempre siendo sólidos a la hora de posibles contras que dejaran el partido sentenciado.

El protagonismo no sería solo del Sporting, ni mucho menos, ya que su rival metería miedo en el cuerpo en cualquier posible llegada a la portería custodiada por Diego Mariño.

Xandao disputando un balón con Mario Barco. | Imagen: LaLiga.
Xandao disputando un balón con Mario Barco. | Imagen: LaLiga.

Tres goles que dejan sentenciado el partido

La segunda parte empezó con un buen juego del cuadro dirigido por Rubén Baraja y, prueba de esa constancia, llegaría el penalti que transformaría Carlos Carmona en gol, haciendo así creer en la remontada. Hubo un momento en el que el rol de posesión de balón y continuas contras pasó a las manos del Club Deportivo Lugo, quienes en el minuto 66 harían gol su primera llegada a puerta, bajando nuevamente la esperanza y motivación de sus rivales. Los asturianos seguían intentando, por activa o por pasiva, transformar otra llegada en gol pero se desesperaban cada vez más. Ni los córner ni los centros en carrera ni los centro de falta hacían posible el gol del empate. A medida que pasaban los minutos el nivel subía cada vez más y eran los lucenses los que empezaron a rozar la portería con sus tiros rasos o con sus continuos tiros a la madera.

Sería en los minutos finales cuando Juan Carlos, portero del Club Deportivo Lugo, golpearía desde la línea de tres cuartos de su campo un balón que conseguiría entrar casi por la escuadra de la portería de Diego Mariño, haciendo imposible cualquier intento de despeje ante semejante disparo que cayó de repente en picado en la red.

Carlos Carmona celebrando su gol de penalti. | Imagen: LaLiga.
Carlos Carmona celebrando su gol de penalti. | Imagen: LaLiga.

Ganar fuera de casa es una asignatura pendiente

El registro del Sporting de Gijón como visitante les sitúa como el 14 equipo que peores resultados cosechó, ya que de doce partidos disputados fuera de su feudo sólo consiguieron vencer en dos ocasiones, empatar en seis y perder hasta en seis ocasiones. Este es el segundo partido de Rubén Baraja como visitante, por lo que ya debe de saber en lo que se debe de mejorar y en los fallos que se siguen cometiendo.

VAVEL Logo