Análisis del árbitro del Barça B - Nàstic: Figueroa Vázquez
Foto | Vavel

Ya se han oficializado las designaciones arbitrales para la vigésimo octava jornada de la Segunda División. El Nàstic de Tarragona disputa un partido crucial para el devenir de la competición; visita el Miniestadi de Barcelona, y el elegido para arbitrar la contiendo es Jorge Figuero Vázquez, del Comité Territorial Andaluz. Sus dos acompañantes en las bandas serán el asistente Antonio Calero Cano e Iván Ríos Vargas, ambos también pertanecientes al Colegio Territorial Andaluz. Por otra parte, el cuarto árbitro del partido será Alberto Lou Ballano, del Colegio Aragonés; y por último, Jesús Téllez Sánchez será el informador-delegado del partido. 

Nacido en un cinco de febrero del 1980, Figueroa Vázquez empezó su trayectoria profesional en la temporada 2007/2008 en Segunda División B. Después de cinco años en la competición, consiguió ascender, y debutó en la categoría de plata la temporada 2012/2013, en la que ha permanecido hasta la actualidad.

Durante la temporada pasada, fue el juez de un total de 22 partidos. En estos encuentros, mostró un total de 96 tarjetas amarillas (4,36 de media por partido) y 6 tarjetas rojas (una roja prácticamente cada cuatro partidos). Los equipos locales tuvieron motivos para estar contentos cuando les arbitraba en casa Figueroa Vázquez. Y es que el 55% de los partidos arbitrados por él acabaron en victoria local. Un 27% de los partidos acabaron en victoria visitante, y tan solo el 18% restante acabó en empate. Un dato curioso en una categoría en el que si algo prima es la igualdad.

Figueroa Vázquez ha arbitrado un total de siete partidos al Nàstic, con un balance ligeramente positivo de dos victorias para los grana, dos empates y dos derrotas.

El que se encontrará este fin de semana será un encuentro con mucha tensión, ya que no solo se trata de un derbi, sino que los dos equipos se encuentran en una situación muy parecida en la clasificación. Sin embargo, el Miniestadi no es un estadio precisamente que presione demasiado al árbitro, por lo que Figueroa Vázquez no tendrá excusas para arbitrar como él sabe.

 

VAVEL Logo