Racing - Mirandés (4-0): y se hizo la luz
Nuha Marong, el 'MVP' del partido, celebra uno de sus goles. Imagen: LaLiga SmartBank

Racing y Mirandés se encontraban de nuevo en la LFP tras coincidir el curso pasado en el Grupo II de la 2ª División B española. El club burgalés es un equipo que no se le ha dado mal tradicionalmente a la escuadra santanderina. Sin embargo, el pobre inicio en cuanto a puntos de los pupilos de Iván Ania, presagiaba un encuentro competido y de alta tensión. 

Las jornadas entre semana siempre dejan alguna sorpresa, y pese a que el Racing alineó a su 11 "de gala" (probando por primera vez con dos puntas arriba; Nuha y David Rodríguez), el Mirandés reservaba jugadores habituales como Matheus, Mario Barco, Álvaro Peña o incluso el cancerbero Limones.  

Este 11 más ofensivo del Racing volcó al equipo hacia el área contraria, en este caso con balones más directos por parte de Figueras o Alexis, que Nuha peinaba con acierto para la incorporación de Enzo y Yoda. Pese a que el Mirandés intentaba combinar, el Racing daba una enorme sensación de peligro en los metros finales con los cuatro jugadores de ataque mencionados, especialmente acertados.

Fruto de una intensa presión adelantada comandada por Mario Ortiz (que se hizo en todo momento con la manija del encuentro), el Racing robó el balón cerca del área contraria que, tras una rápida triangulación entre Yoda, Enzo y Nuha, el delantero hispano-gambiano remataba de primeras al fondo de las mallas (min. 23). El tanto fue celebrado con rabia, ya que liberaba de la presión inicial al Racing y hacía justicia a lo visto en el terreno de juego.

Apenas dos minutos después, el propio Nuha estuvo rapidísimo para robar el esférico al central Cristian González que, tras un buen recorte, mandaba de nuevo el balón al fondo de las mallas (min. 25). El delantero estaba de dulce y aprovechó su momento para delirio de la grada, que no cesó de animar en todo el encuentro.

Con el 2-0 y tras unos minutos de dominio sin peligro para el conjunto de Anduva, se llegó al descanso con la sensación de que si el Racing seguía apretando arriba, probablemente llegarían más goles ante una defensa que no tuvo su día. 

Más de lo mismo

Tras el descanso, el encuentro transcurrió por los mismos derroteros que había concluido la primera parte. Un Mirandés timorato en ataque, donde sólo Guridi, Ohemeng y Álvaro Rey, intentaron llegar a la puerta contraria, aunque este último se perdió en protestas estériles al colegiado. 

Y por esta vez (y sin que sirva de precedente), pasó lo que tenía que pasar: Kitoko robaba un balón en el centro del campo, y tras una pared en el borde del área con Enzo Lombardo, cedía atrás para que David Rodríguez cruzase el esférico lejos del alcance del debutante João Costa (min. 59). 

Este gol daba tranquilidad al Racing y terminaba de hundir al Mirandés que aún tuvo que ver a Karim Yoda poniendo el 4-0 en el marcador en el minuto 70, y a Nuha Marong desaprovechando un mano a mano fruto del cansancio provocado por el inmenso despliegue físico a lo largo del partido. 

Con esta victoria, el Racing respira y, más que distancia (aún mira de cerca la zona de descenso), coge confianza para afrontar una competición que bien es cierto que se le había puesto un poco cuesta arriba. Quizás sea el momento de replantear el famoso juego de toque que tanto predica el equipo desde atrás, relegándolo a momentos puntuales del partido, viendo la efectividad del juego directo gracias al momento de forma de Nuha, Yoda y Enzo.

A destacar también el partido de Mario Ortiz y Kitoko, que con otro enorme despliegue físico, contuvieron al equipo dando estabilidad e iniciando el juego y la presión, incorporándose incluso ambos con acierto al ataque. Alexis y Figueras cuajaron un brillante encuentro en el centro de la zaga y suman enteros como pareja titular para las próximas jornadas. 

El Mirandés, por su parte, ve cómo el Racing le supera en la clasificación (pese a tener los mismos puntos), y buscará en la próxima jornada ante el Alcorcón recuperar sensaciones positivas con seguramente un 11 diferente al que se vio en el Sardinero.

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo