El optimismo de Luis Carrión contagia a la plantilla
Luis Carrión. Imagen: La Liga.

Luis Carrión sonriendo en rueda de prensa. Seguramente esta escena sea muy familiar para cualquiera que siga la actualidad numantina. La felicidad con la que aborda cada encuentro con la prensa el entrenador rojillo es algo característico de su forma de entender la vida. Y es que el técnico catalán se define como optimista y ambicioso, cualidades que ha logrado trasladar a los jugadores numantinos, que son su extensión sobre el verde. La comunión entre preparador, plantilla y afición es total, y esto se refleja sobre el verde. Ante el Zaragoza, los sorianos tienen una nueva oportunidad para prolongar la racha de ocho encuentros sin perder.

Relativizando los resultados

Es otro de los rituales de Carrión ante los medios de comunicación. Pese a comenzar con dos derrotas el campeonato y en última posición, el entrenador ya advertía de que "ni cuando pierda estaré hundido ni cuando gane eufórico". Su capacidad para abstraerse de los resultados es, sin duda, lo que le ha ayudado a superar ese mal inicio y conseguir llevar a los numantinos a ocho encuentros sin perder, con tres victorias y cinco empates.

El Numancia ha conseguido salvar dos derrotas en los últimos minutos, dos encuentros que parecían perdidos frente a Deportivo de la Coruña y Real Oviedo. La fe y ambición de la plantilla están en consonancia con la personalidad del técnico, que siempre trata de pedir a sus jugadores que no se conformen y que vayan a por más. No mucho tiempo atrás, la plantilla rojilla estaba tocada anímicamente, encajando dolorosas derrotas y sin un estilo de juego eficaz, lo que le llevó a sufrir la salvación hasta final de la temporada pasada. Sin embargo, con la llegada de Luis Carrión las sensaciones son otras.

Todos son importantes

Pese a que cualquier entrenador afirme esto de sus jugadores, en el Numancia este año se está demostrando que la cita va más allá de una frase para quedar bien delante de los medios de comunicación. Actualmente, toda la plantilla del Numancia salvo los lesionados Albiach, Admonio, el portero Juan Carlos y los canteranos Vidorreta y Marcos Isla han tenido protagonismo sobre el terreno de juego. Luis Carrión no tiene predilección por ningún jugador y sitúa sobre el verde al que está mejor. Esto ha llevado a Alain Oyarzun a pasar de la titularidad a ver los encuentros desde el banquillo, o a Higinio a ganarse la confianza arriba.

Este domingo, el Numancia afronta un nuevo Derbi del Moncayo ante el Real Zaragoza. Néstor Albiach podría debutar tras haber superado su lesión. Se espera la llegada de casi dos millares de zaragocistas a la capital soriana. Ambiente de fútbol en el fin de semana del Pilar en Soria.

VAVEL Logo