Los nuevos se amoldan
Fotomontaje: Alberto Rodríguez Francisco-VAVEL-.

Este lunes 30 de noviembre de 2020 se cerraba la jornada número once de Liga, en la que Eibar asaltó a domicilio la casa del Betis (0-2), certificando su triunfo con las conquistas de Yoshinori Muto (49') y Esteban Burgos (54'). De esta manera y este contexto de plena pandemia, a los guipuzcoanos les está resultado más satisfactorio jugar fuera de casa (tres triunfos en esta condición), circunstancia en la que los del País Vasco acumularon diez de las 13 unidades que posee en Liga. En tanto, su rival de turno sumó su tercera caída en forma consecutiva con once goles encajados siendo el equipo más goleado de la competición.

Respecto de su última presentación, el Betis realizaba cuatro modificaciones: Yoel Robles, Marc Bartra, Andrés Guardado y Nabil Fekir sustituyeron a Claudio Bravo, Víctor Ruiz, William Carvalho y Rodri. En tanto, los azulgranas tres variantes:  Esteban Burgos, Takashi Inui y Alejandro Pozo en lugar de Paulo Oliveira, Kike García y Pedro León. Respecto de los últimos esquemas utilizados, los andaluces pasaron del 4-1-4-1 (Athletic) al 4-2-3-1. Por su parte, los armeros mantuvieron ese oscilante 4-4-2/4-2-3-1.

Gil-Muto, hastati romanos

En lo que se refiere a la estructuración del representativo blaugrana, Mendilibar aprovechaba la velocidad e intensidad de Bryan Gil para que este se posicionara como primer frente de presión para "ensuciar" la salida del Betis. El jugador que pertenece al Sevilla, se compaginaba con Muto para un dos contra dos ante los centrales y, cuando Andrés Guardado retrocedía a recibir para, le tenía soplándole de cerca a Pape Diop, mientras que los laterales béticos en la proximidad de los extremos vascos (Pozo-Álex Moreno, Emerson-Inui). Entonces, este lugar del campo personificaba un seis versus seis (configurado en un hexágono). Por detrás, los armeros se estructuraban en una última línea defensiva adelantada pero muy en línea. Esta circunstancia, sobre todo en la parte central del campo producía dos dificultades. Por un lado, que filtrasen un balón horizontal como fue la situación de Tello mano a mano ante Dmitrovic. Por otro, en los pases cruzados hubo momentos, ocasionales en que el lateral (Correa) quedó en inferioridad numérica.

Intercambio en la presión. Inui por dentro y Bryan en banda. Fuente: Livetv.sx
Intercambio en la presión. Inui por dentro y Bryan en banda. Fuente: Livetv.sx

De esta presión del Eibar, como consecuencia en parte de los hastati romanos que se denominaba a las primeras líneas de vanguardia de la legión romana, quienes con sus pilium y gladius utilizaban estas armas como herramienta de defensa. Emulándolos a estos guerreros, los atacantes azulgranas lograron su cometido que era la de fijar a los centrales, ya que los de banda hacían lo propio con los dos laterales. No obstante, esas transiciones de asentar la estructura, fueron esas combinaciones de banda, sobre todo entre Joaquín y Tello que generaron algún desacople, pero en líneas generales y sentido colectivo, el armamento del Eibar se mantuvo a tope.

Las bandas, dos torpedos

De acuerdo al trabajo de bandas, los azulgranas se desempeñaron con vigor en defensa y precisos en ataque. En la primera de ellas, tanto Correa como Arbilla fueron reforzados por Pozo y Bryan Gil/Inui ya que ambos cuando el colectivo se encontraba sin balón. En más de una oportunidad se ha observado, sobre todo Gil, no recula en retroceder hasta el tercio superior propio para echarle un cable a Arbilla y de inmediato, cuando el representativo eibarrés llega al área rival es una de las opciones de ataque. También, tanto Diop como Expósito actuaron con rapidez para formar ese triple refuerzo junto al dúo del lateral y el volante. En esta faz del juego, Eibar supo explotar al máximo dos debilidades del Betis. Primero, el desborde en profundidad (el penalti que le cometen a Correa es un pase diagonal de la derecha al centro que ejecuta Pozo para el desplazamiento del lateral armero). Y segundo, los centros cruzados que en más de una oportunidad los azulgranas estuvieron a punto de marcar como por ejemplo el gol anulado a Inui que llega tras un envío propulsado desde las botas de Diop.

Profundidad y combinación entre Pozo y Correa. Fuente: Livetv.sx
Profundidad y combinación entre Pozo y Correa. Fuente: Livetv.sx

Indudablemente, uno de los rasgos sobresalientes de este conjunto guipuzcoano es que ninguno de los intérpretes escatima en aunar los esfuerzos para sumarse al colectivo. Ejemplos de ello, son las coberturas de los futbolistas a vocación defensiva o el trabajo de los delanteros para pivotear o tirarse a banda dejando un espacio libre para que lo ataquen los extremos o los interiores. En el trabajo de los delanteros, Muto estuvo a cargo no sólo de fijar a los centrales, sino que también se desplazaba hacia los laterales para pivotear tanto desde arriba como por lo abajo, circunstancia que al contener el esférico y abrir a banda le permitió al colectivo descansar con el balón, como así también acortar sus líneas, hacerse más compacto y al mismo tiempo, provocar situaciones de peligro. Incluso, el japonés que es un jugador astuto, intuyó los pases de los mediocampistas para anticiparse y robar en zona media. 

Mediaspuntas dinámicos y sin referencia

Esa variante de Muto, se añadió al constante movimiento del último hombre de ataque o los integrantes de la línea de las mediaspuntas. Por ejemplo, circunstancialmente se observaba a Bryan en el extremo derecho, Inui por dentro y Muto de '9' o en banda. También, se vislumbraba la oscilación de Pozo entre volante y extremo, Inui en una posición más centrada por detrás de Muto y Bryan un tanto más fijo en la izquierda. No obstante, estos futbolistas, iban cambiando continuamente su demarcación de forma dinámica. Por último, otro de los aspectos positivos de los cuales el equipo eibarrés viene sacando provecho es a la jugada preparada a la salida del córner. Como lo hizo desde la izquierda en el gol de Esteban Burgos que desvió de tacón Oliveira ante Huesca, en esta oportunidad por la misma vía, pero desde la derecha se observaba una situación similar, distracción en el primer palo para que llegue libre por el segundo Muto.

VAVEL Logo