Espectáculo en Zubieta para dar la bienvenida a 2021
Derrota abultada y merecida para comenzar el 2021. Imagen: RRC

Papá, mamá ¿Por qué somos del Racing? Esto se preguntaban hoy los aficionados racinguistas más "peques" viendo el baño recibido por los verdiblancos (hoy de rojo) ante la Real B. 2020 ha sido un año durísimo tanto a nivel personal como deportivo para cualquier racinguista, y 2021 aparecía con un resquicio de esperanza gracias a las nuevas vacunas y a la destitución de un Javi Rozada que no daba con la tecla. Aritz Solabarrieta cogía los mandos del equipo con el parón navideño por delante y bajo la confianza de José María Amorrortu, su principal valedor. 

Los comienzos siempre fueron difíciles, pero con este Racing nunca se sabe dónde puede estar el límite. No llevábamos ni 5 minutos de encuentro y el conjunto de Xabi Alonso ya mandaba por 1-0 en el marcador. Una ocasión clara que Bustos remató fuera fue de lo poco que hicieron los visitantes antes de que el marcador se fuera al 3-0 en el minuto 26. Y pudieron ser fácilmente 5 o 6 si no fuera por Iván Crespo​, que salvó varios mano a mano. El equipo en general no estuvo nada fino, pero esta defensa y en especial los centrales hicieron aguas constantemente. 

Cambios insuficientes

 

En el parón, Pablo Torre (diluído) dió paso a Cejudo y Villapalos (de los pocos jugadores en los que se intuye clara mejoría) entró por Benktib (además, Jon por Balboa y Mantilla por Bustos) y el equipo mostró los dientes. Un par de llegadas a línea de fondo culminaron con un golazo de Cedric​, que hacía soñar con la remontada a los más optimistas. 

La "alegría" duró, aproximadamente, lo que tardó la Real en pisar el área racinguista. Un disparo cruzado se estrelló en el poste y el rechace acabó en las mallas sin mayor dificultad. El partido transcurrió con más pena que gloria ante una Real que guardó la ropa, pero que a poco que se vió apretada dejó a los visitantes en claras opciones de marcar que no aprovecharon. 

Comienzo nefasto de 2021 donde lo más alarmante es la clara falta de ideas que muestran los jugadores. Que la mayor concatenación de pases y jugadas llegase tras el cambio de dibujo a los 3 centrales de Rozada que tanto se criticaron en su momento dado el potencial de la plantilla es, cuanto menos, significativo. Mucho tiene que cambiar el panorama para salvar una temporada tan atípica como crucial. El Racing necesita un capitán de barco que esté a la altura de la plantilla pero, ¿Habrá tiempo para encontrarlo?

VAVEL Logo