Javi Puado y las segundas oportunidades
La vida de Javi Puado ha dado un giro de 180º a partir de su cesión invernal al Real Zaragoza | Foto: RCDE

Javi Puado está de enhorabuena. Tras el gol anotado este domingo en el Visit Mallorca Estadi y que abrió el camino a la victoria, el canterano vive sus mejores momentos como espanyolista. Con este ya suma 6 tantos en Liga y se convierte en el delantero más en forma de la plantilla, tras RdT (entre ellos se están repartiendo los goles en estas últimas fechas). Una temporada más que aceptable para el barcelonés, que está viendo recompensado su esfuerzo y trabajo diario: delantero fruto de la cantera que saboreó LaLiga Santander en la temporada 18-19 de la mano de Rubi; aquel año disputó un total de 15 encuentros pero sin el premio del gol.

La siguiente campaña no sólo fue muy convulsa en los banquillos, con hasta cuatro entrenadores diferentes, sino también para él en lo futbolístico. Tanto Gallego como Machín no contaban con el ariete y el club tuvo que cederlo en el mercado de invierno. Zaragoza fue su destino; muchos paralelismos con el currículum de Álvaro Vázquez, actual jugador del CE Sabadell. Parece ser que la capital maña se convierte en cuna de goleadores sin minutos del Espanyol. Al igual que su compañero, la segunda mitad de campaña de Javi Puado en el equipo zaragocista no fue mala (jugó 20 partidos y anotó 4 goles). Lo que sucede en la presente temporada ya lo conocemos: seis goles y cinco asistencias, que le convierten en el segundo máximo anotador del equipo, tras Raúl de Tomás.

Un delantero con garra, que celebró su tanto ante el Mallorca con rabia. Ante los micrófonos de la tv con derechos, Puado explicó el motivo: “La dedicatoria tras el gol era para mi hermano que lo han operado hace poco y se lo brindé a él”. El catalán también hizo una valoración de la importancia de los tres puntos obtenidos ante el líder: “Sabíamos que el partido era muy importante y por eso, sabe mejor ganar pues el Mallorca nos lo ha puesto muy difícil; estamos muy contentos”. Una vez saboreada la victoria, toca preparar el encuentro del próximo sábado en casa ante el CE Sabadell. Será, sin duda, un día muy especial para Álvaro Vázquez, que buscará redimirse ante sus ex y seguir la vía de su compañero Puado en el equipo arlequinado.

VAVEL Logo