Análisis post Las Palmas vs Cartagena: la UD hace un ejercicio de fe
Jonathan Viera y Vitolo celebran el gol al Cartagena en el descuento | Fotografía: La Liga

Se presumía que el partido que enfrentaba a la UD Las Palmas con el FC Cartagena iba a ser de los más atractivos de la jornada en Segunda División y lo cierto es que no defraudó. Triunfo in extremis del conjunto amarillo, que sudó tinta china para doblegar a un correoso Efesé con 10 jugadores durante más de la mitad del choque. El agónico tanto de Jonathan Viera superado el minuto 91 hace a la escuadra grancanaria más líder y la asienta en los puestos de ascenso directo.

El duelo prometía. Dos equipos que habían firmado un inicio de campeonato más que notable con un estilo de juego muy definido y en cierta manera similar. Ambos quieren ser protagonistas con el balón y, aunque no con las mismas armas, intentan someter al rival durante los 90 minutos. La UD afrontaba la jornada como líder y sabiendo que su más inmediato perseguidor, el Deportivo Alavés, había pinchado en casa ante el Albacete (0-0). Por su parte, el Cartagena se presentaba en la isla como cuarto clasificado y siendo una de las gratas sorpresas en este principio de curso.

Nueva irrupción de Pejiño en el once de la UD

Sorprendió García Pimienta con el once inicial. Parecía que la única duda de la alineación iba a estar en la delantera, puesto que Las Palmas tenía a tres atacantes disponibles pero ninguno al 100% físicamente. El técnico catalán apostó por Sandro, pero las novedades se encontraban en las bandas. Alberto Moleiro y Álvaro Jiménez se quedaban en el banquillo, mientras que se le daba una nueva oportunidad a Óscar Clemente y Pejiño. Este último al fin partía desde su posición natural de extremo derecho tras haber jugado de falso nueve en su última titularidad.

Por su parte, Luis Carrión siguió siendo fiel al 4-2-3-1 que tantas alegrías le ha dado. Damián Musto y Mikel Rico formaban un correoso doble pivote, mientras que Pablo De Blasis partía como enganche y Armando Sadiku era la referencia arriba. El albanés regresaba a la que había sido su casa la temporada pasada y le arrebataba la titularidad a otro ex de la UD, Alfredo Ortuño.

La idea de Carrión estaba clara. El mismo técnico del Efesé reconoció en sala de prensa que los suyos tenían armas para hacer daño a la UD, pero sus opciones pasaban por aguantar el chaparrón inicial de los amarillos. Cerraron líneas atrás y Las Palmas le costó encontrar espacios a lo largo del choque

Jonathan Viera quiso asumir la responsabilidad de llevar la batuta del encuentro y bajaba hasta campo propio para dirigir las jugadas ofensivas. Encontró en Sandro a un excelente compañero, que jugó prácticamente todo el partido de espaldas a la portería buscando más el asociarse que encontrar portería.

El Cartagena, durante los primeros compases del partido, intentó salir con el balón jugado cuando recuperaba la bola, pero se encontró una fuerte presión tras pérdida de la UD, que robaba muy rápido en campo rival. Más de una vez se vio cómo los amarillos iniciaban un contragolpe de esta manera, así que la consigna del Efesé llegados hasta ese punto fue la de servir balones en largo para que Sadiku luchara con los centrales. El albanés fue una isla en el ataque albinegro y siempre se tenía el esférico bastante lejos de la portería.

La expulsión de Pablo Vázquez, clave

Sea como fuere, el Cartagena no sufría excesivamente atrás. Tan solo un disparo al primer palo de Sergi Cardona hizo intervenir a Aarón Escandell. La UD necesitaba agitar el partido y gracias a Jonathan Viera lo encontró. Una buena jugada personal del 21 forzó la segunda tarjeta amarilla a Pablo Vázquez a pocos minutos del descanso. El Efesé se quedaba con uno menos e iba a tener que aguantar el asedio total de Las Palmas durante la segunda parte.

La UD tenía dos claros ejemplos de cómo afrontar un partido con tantos minutos en superioridad numérica. En Santander apenas tuvo profundidad y estuvo falto de ideas para hacer daño al entramado defensivo del Racing. En El Toralín, el equipo supo anotar relativamente pronto tras la roja a Yuri, limitándose a defender con el balón para amarrar el resultado. Había que tener paciencia pero intentar anotar lo antes posible para no entrar en la desesperación.

Fue Pejiño el que estuvo más activo durante esos minutos. Eléctrico en el carril diestro, desbordaba una y otra vez a Datkovic y estuvo punto de anotar un golazo tras una gran jugada individual, pero su disparo no encontró portería por poco. Ante sus continuos regates, Jairo Izquierdo retrasó su posición para ayudar a su compañero en el lateral zurdo. Entendía Pimienta que tenía que dar más profundidad por las bandas y fue por ello que las cambió por completo. Dos extremos (Benito y Marvin Park) hicieron de laterales ofensivos, con Vitolo y Moleiro por delante. Las Palmas metía a todo su arsenal pero no lograba inquietar la rocosa defensa del Cartagena.

Enzo Loiodice y Mikel Rico disputan un balón | Fotografía: La Liga
Enzo Loiodice y Mikel Rico disputan un balón | Fotografía: La Liga

Y es que el Efesé defendía con uñas y dientes. Aarón Escandell daba una gran seguridad bajo palos, pero los dos defensores albinegros no se quedaron atrás. El partido de Pedro Alcalá e Iván Calero fue de notable alto, rozando el sobresaliente. La UD quedaba abocada a los tiros de lejos porque no era capaz de encontrar ese espacio por dentro. Sin embargo, los amarillos hicieron un nuevo ejercicio de fe y no bajaron los brazos.

Fue ahí, ya en el tiempo de descuento, cuando se encontró la jugada. Vitolo, que había entrado en principio para partir desde la derecha, ejercía como enganche por dentro. Enzo Loiodice, Viera y Moleiro se meten por dentro y hacen que todos los jugadores del Efesé se encuentren en esa zona de tres cuartos. Benito Ramírez lo nota y rompe por banda izquierda, zona completamente libre de marca. Vitolo telegrafía el pase, rompiendo esas dos líneas defensivas. El 11 de la UD progresa hasta línea de fondo y, cuando todos esperaban el centro por arriba, sirve por abajo al punto del penalti. Ahí esperaba Jonathan Viera que bate a Escandell y desata la locura en el Estadio de Gran Canaria.

       

De esta manera, Las Palmas dejó los tres puntos en casa y continúa invicta en el campeonato. En términos de clasificación, aventaja en tres puntos al segundo, el Deportivo Alavés, además de tener un ligero colchón de cinco puntos sobre el tercero. El equipo amarillo no solo tiene una plantilla capaz de aspirar a todo, sino que está teniendo todo de cara en este comienzo de temporada. Hasta la fortuna. Por su parte, el Efesé sufre una dolorosa derrota en último suspiro pero se va de la isla con buenas sensaciones. Los de Luis Carrión realizaron un esfuerzo defensivo encomiable y solo la calidad individual de los amarillos fue la que decantó la balanza.

VAVEL Logo