Un Barça de fantasía borra del mapa al Celta

El FC Barcelona consiguió vencer con contundencia al Celta de Vigo en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey.

Un Barça de fantasía borra del mapa al Celta
Fotografía: Noelia Déniz (VAVEL.com)
FC Barcelona
5 0
RC Celta
FC Barcelona: Cillessen; Semedo, Piqué (Vermaelen, min. 45), Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, André Gomes, Iniesta (Arnaiz, min. 61); Messi (Dembélé, min. 58), Suárez.
RC Celta: Sergio; Hugo Mallo, Gómez, Fontás, Jonny; Lobotka, Wass (Radoja, min. 45), Jozabed; Iago Aspas (Gómez, min. 45), Sisto (Méndez, min. 57).
MARCADOR: 1-0, min. 12, Messi. 2-0, min. 14, Messi. 3-0, min. 27, Jordi Alba. 4-0, min. 31, Luis Suárez. 5-0, min. 87, Rakitic.
ÁRBITRO: Alejandro Hernández Hernández (comité canario).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Camp Nou ante 59.009 espectadores.

El FC Barcelona consiguió llevarse la victoria del Camp Nou ante el Celta por 5-0 en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey tras el 1-1 de la ida en Balaídos y por lo tanto disputará los cuartos de final de la competición con rival aún por determinar. Los jugadores entrenados por Ernesto Valverde desplegaron un juego espectacular y rápidamente se vio demostrado en el luminoso del Camp Nou, dejando totalmente noqueado al conjunto celeste en menos de media hora.

El ‘Txingurri’ no quiso reservar a muchas de las estrellas (Semedo, Piqué, Alba, Iniesta, Messi, Suárez, Busquets y Rakitic empezaron de inicio), fruto de lo complicada que era la eliminatoria tras un 1-1 de la ida que dejaba todo muy abierto al partido disputado en el Camp Nou, pero el Barça se encargó rápidamente de destruir el sueño celeste de eliminar a uno de los mejores equipos del mundo de la Copa del Rey.

En el palco del Camp Nou estuvo el exjugador Patrick Kluivert junto a 'Chapi' Ferrer, la jugadora japonesa Shinobu Ohno y los presidentes de ambos Clubes.

Espectacular inicio azulgrana

El partido arrancó con dominio del FC Barcelona y a los dos minutos ya hubo la primera jugada polémica del mismo, cuando Messi se disponía a chutar en el vértice del área ante Sergio, pero el astro argentino cayó y el colegiado canario Hernández Hernández dejó seguir el juego. Sin embargo, el conjunto azulgrana siguió a lo suyo y continuó creando ocasiones en la portería rival, con unas muy buenas acciones del delantero argentino, que fue un mal sueño para la zaga celeste. El equipo dirigido por el exazulgrana Unzué no quiso arriesgar en el inicio y se mantuvo atrás intentando realizar alguna contra, todas con nota fallida.

Leo Messi volvió a brillar y a hacer levantar al estadio

Los pupilos de Ernesto Valverde, por su magnífico juego desplegado desde el inicio, merecieron obtener la recompensa del gol rápidamente y a los doce minutos llegó tras un buen remate de Messi en la frontal del área en el que Sergio no pudo hacer prácticamente nada. El Barça, lejos de relajarse, buscó el segundo gol y llegó a los dos minutos de anotar el primero, también obra de Leo Messi siendo una jugada prácticamente igual a la del gol inicial con un disparo frontal en el que el cancerbero celeste tampoco llegó al balón.

El Celta de Vigo siguió sin reaccionar y el FC Barcelona a punto estuvo de marcar el tercer gol poco después del segundo tras una magnífica jugada conducida por Semedo, pero que el colegiado invalidó por fuera de juego. Los locales siguieron creando un juego muy atractivo de cara a los espectadores y tras la jugada del lateral portugués Suárez marcó en posición antirreglamentaria (acertó el colegiado señalando el fuera de juego), y después de dicha acción Messi pudo tener ya el hattrick en sus pies, de no ser por la espectacular parada del meta visitante. Tras 23 minutos de dominio absoluto del Barça, el Celta tuvo su primera ocasión a la contra pero Semedo estuvo providencial cortando la jugada antes de que Aspas encontrara la portería defendida por Cillessen.

Un Celta totalmente desaparecido

La pequeña reacción viguesa duró un abrir y cerrar de ojos pues el Barcelona siguió con la sexta marcha y teniendo oportunidades para seguir ampliando el luminoso del Camp Nou, primero con una jugada de Jordi Alba que acabó en nada y después con una chilena de Luis Suárez que casi sorprende a Sergio, pese a no ir con mucha potencia. El lateral de Hospitalet de Llobregat, que estaba realizando un muy buen partido, se encontró con el gol tras una espectacular asistencia de Messi en el minuto 27 y dejó la eliminatoria prácticamente sentenciada, con un Celta muy ‘grogui’ y con muchos minutos por disputarse.

Luis Suárez consiguió marcar después de hacerlo dos veces en fuera de juego 

El Celta siguió desaparecido y después de un fallo garrafal en defensa Luis Suárez anotó el cuarto gol de la noche de los azulgranas teniendo que, simplemente, empujar con potencia el balón. El monólogo local era evidente y el público se lo pasó en grande pues el equipo ganaba y lo hacía de la mejor manera posible. El uruguayo a punto estuvo de marcar el quinto en la siguiente pero Hernández Hernández la invalidó, que ante las protestas del mismo a punto estuvo de amonestarle, pero al final quedó en advertencia.

Con el 4-0 en el luminoso del Camp Nou, el FC Barcelona se relajó y el Celta empezó a tener más el balón, aunque con muy poca efectividad en ataque sin apenas hacer ocasiones de gol. El conjunto celeste tuvo la más clara a tres minutos del descanso tras un intento de chilena de Aspas que se marchó desviado. En la jugada anterior a que el colegiado pitara el descanso Luis Suárez marcó pero, de nuevo, la jugada quedó invalidada por un fuera de juego muy ajustado. 

Primeras ovaciones en el Camp Nou en una segunda mitad relajada

En la reanudación el Celta siguió sin ideas, pero el Barça también jugó con mucha más relajación y ya no se acercó con tanto peligro a la portería defendida por Sergio. Ernesto Valverde, viendo el resultado, ya hizo el primer cambio en el descanso dando entrada al belga Vermaelen para dar descanso a Gerard Piqué, que tampoco tuvo mucha faena pues los acercamientos del Celta fueron minúsculos.

Semedo y Suárez crearon muchas oportunidades

A los azulgranas les costó entrar en ritmo y pasados los diez minutos de dicha mitad ya se empezó a ver un poco el dominio de la primera mitad con un desbordante Semedo que quiso asistir a Suárez para que cayera el quinto en el marcador pero su pase fue con demasiada potencia. El uruguayo pareció casarse con el fuera de juego pues el linier volvió a invalidar un mano a mano que podía haber acabado en gol y ya era la quinta vez que ocurría en tan sólo 55 minutos, ante la incredulidad de Suárez que no se creía que estaba en todas las acciones en fuera de juego.

Antes de llegar al primer cuarto de la segunda mitad Messi salió del campo ante la impresionante ovación del Camp Nou (59.009 espectadores durante el choque) para dar entrar a Ousmane Dembélé, que también fue ovacionado al son de una Marsellesa adaptada a su nombre que inventó la grada de animación. Tres minutos después también fue ovacionado Iniesta que fue cambiado por el jugador del filial Arnaiz

La magia francesa no tardó en calar entre la afición en un final de puro trámite

Precisamente con la entrada del extremo francés volvió el peligro de los azulgrana y, tras una jugada suya de fantasía que hizo escuchar los ‘oh’ en el Camp Nou, estuvo a punto de acabar en el quinto gol de la noche, pero un defensa visitante lo salvó prácticamente sobre la línea de gol. En la siguiente jugada, Dembélé se hizo una galopada con autopase incluído que ya hizo hervir del todo al estadio y que la jugada no acabó en gol de milagro.

Vermaelen corto el poco peligro gallego

El Barça, que jugó totalmente relajado en la segunda parte, tuvo a diez minutos del final el que pudo ser el gol del año con un disparo de Luis Suárez que a punto estuvo de sorprender a Sergio, pero el balón se marchó fuera por muy poco. El conjunto vigués siguió sin tener el control del juego y encerrado atrás para aprovechar alguna contra, pero la solidez de los azulgranas no dejó siquiera que los visitantes pasaran con frecuencia la línea de centro del campo. Precisamente la única opción en la que el Celta consiguió acercarse a la portería defendida por Cillessen el belga Vermaelen cortó la acción de manera muy limpia ante los aplausos de la afición. 

A tres minutos de entrar en el tiempo de descuento, en un saque de esquina, Rakitic marcó de cabeza y anotó el quinto gol que ya acabó de culminar la noche en el Camp Nou y cerrar el pase a los cuartos de final. 

Billete a los cuartos de final

Con la victoria por 5-0 al Celta, el FC Barcelona esperará rival en cuartos de final en un sorteo totalmente puro, es decir, puede tocar cualquier equipo de los clasificados. Los posibles rivales de los azulgranas en siguiente ronda, también con eliminatoria a ida y vuelta, son el Real Madrid, el Valencia, el Sevilla, el Alavés, el Espanyol, el Leganés y el Atlético de Madrid.