Rumbo a la temporada 2019: AFC Sur
Foto: Jacksonville Jaguars

Rumbo a la temporada 2019: AFC Sur

Colts, Jaguars, Texans y Titans buscarán llegar a playoffs para ser la división sorpresa en la Conferencia Americana.

simarro

La división sur de la AFC nunca ha sido una de las más competitivas a lo largo de los años, de hecho sólo Indianapolis  puede presumir de tener una Super Bowl en sus vitrinas, no obstante, en la actualidad, si encontramos unas plantillas de gran calidad en su conjunto y con capacidad de llegar lejos esta temporada. Eso si, lo que siempre deparan estos 4 equipos, son sorpresas, ya sea para bien o para mal. La temporada pasada no fue una excepción. Y es que equipos como Titans y Jaguars que llegaron a la divisional round y final de conferencia respectivamente en 2017, no fueron capaces de alcanzar de nuevo sus expectativas. Siendo Texans y Colts los que si consiguieron cuajar records por encima de lo esperado.

  • Tennessee Titans:

Su primera elección llegó en primera ronda, y con ella adquirieron los derechos del DT de Missisipi State Jeffery Simmons. Jugador que podría haber estado sin ningún problema dentro del top5 de este draft de no ser por la lesión de ligamentos cruzados que sufrió entrenándose para el scouting del draft. Esta lesión va a dejar a los de Tennessee todo un año sin su jugador, pero han decidido elegir a un talento tan importante, ya que de no ser por la lesión nunca habría caído tan atrás en el draft, aunque ello suponga tener que esperarle una temporada entera. Su jugador seleccionado en segunda ronda fue el mediático receptor de Ole Miss A. J. Brown. Famoso por el tándem que formó en el college con su compañero Metkalf, de Brown se dice que es un jugador más “hecho” que el seleccionado por Seattle. Muy buenas manos, físico descomunal y esa pizca de atrevimiento al estilo de Beckam Jr, son los grandes atractivos de este jugador. Los Titans necesitaban un acompañante para Corey Davis, su último WR seleccionado en el draft y que cuajó grandes números esta temporada. En tercera ronda los de Tennessee intentaron ganar mayor profundidad en su rotación dentro de la línea ofensiva drafteando a Nate Davis, Guard de Charlotte. Jugador sólido que mostró buen nivel durante este último año pero que no ha jugado en una división demasiado competitiva. Las tres últimas eleccions de los Titans fueron Amani Hooker el Defensive Back de Iowa y dos linieros, Walker de Georgia (que jugará por fuera) y Long Jr de Virginia (que suele ocupar más el interior).

Foto: Tennessee Titans
Foto: Tennessee Titans

En lo que respecta a los trades, Tennessee se hizo con los servicios de Tannehill y una sexta ronda de 2019 a cambio de su séptima de 2019 y su cuarta de 2020. Tannehill, la eterna esperanza desde el QB de los Dolphins, vió llegar el fin de su etapa cuando los de Miami adquirieron a Josh Rosen. Siempre perseguido por el debate de si tenía el nivel para ser un QB franquicia, este año tendrá difícil acallar estos comentarios, ya que verá la mayoría de encuentros desde el banquillo. Eso si, los Titans consiguen hacerse con los servicios de un mariscal con mucha experiencia y que podrá dar un buen nivel en caso de que Mariota, como le ha ocurrido estas últimas temporadas, termine perdiéndose algún encuentro por lesión.

Por último , la franquicia también ha experimentado movimientos dentro de su staff técnico, tras la marcha de su coordinador ofensivo Matt LaFleur, al que han atraído los cantos de sirena de Green Bay y la oportunidad de entrenar a Aaron Rodgers. Su lugar lo ocupará el antiguo entrenador de tight ends Arthur Smith. Vrabel (entreador jefe) siempre destacó por su actitud defensiva por ello se esperaba que fuera LaFleur quién consiguiera llevar el juego de Mariota un paso adelante, sin embargo las lesiones y los malos resultados no lo permitieron. Esta misión queda ahora en manos de Smith, que tendrá la difícil papeleta de equilibrar mejor el juego de carrera con Henry para que su ofensiva no sea tan unidimensional y su QB tenga un mayor protagonismo.

  • Houston Texans:

La primera en este Draft de Houston vino muy condicionada por otro clásico movimiento de Howie Roseman (GM de los Eagles). Todo el mundo sabía que la mayor necesidad de los Texans era la de cubrir el tackle ofensivo, y por ello los Eagles se adelantaron, vía traspaso, justo un puesto por delante y seleccionaron al jugador que deseaba Houston, Dillard. Los Texans, en lugar de cubrir otro puesto con un jugador de más calidad, decidieron dar prioridad a seleccionar un jugador de línea ofensivo, por lo que adquirieron a Tytus Thomas, jugador de Alabama State. Ni en los mejores sueños de Thomas pensaría salir elegido tan pronto, pero la protección de Watson era primordial. Thomas aún así no deja de ser un jugador interesante, pero quizás no tiene el pedegree suficiente para seleccionarlo en primera ronda. La elección de segunda ronda tapa otra de las carencias de Houston, la secundaria. Los Texans fueron el equipo que más yardas de pase permitió la última temporada, por eso no sorprendió la elección de un CB como Lonnie Jonshon Jr (Kentucky). Jugador con un potencial físico increíble para la posición, pero al que sus grandes números hay que añadir las pocas veces que fue targeteado, dato que empaña un poco sus tremendas estadísticas. Más refuerzos para la líneo ofensiva llegaron en la tercera ronda donde seleccionaron a Max Scharping procedente de Northern Illinois. Tampoco es un jugador que asombrara a los scouts durante el pre-draft, pero Houston necesita ganar amplitud dentro de su rotación en OL. Kahale Wring fue su siguiente selección, TE procedente de San Diego State, con un gran potencial como receptor, pero que tiene lagunas a la hora de convertirse en bloqueador, algo que no es lo ideal cuando el equipo esta tan falto de jugadores de ese estilo. Por último Charles Omenihu (DE, Texas), Xavier Crawford (Central Michigan, CB) y Cullen Gillaspia (Texas AM, RB) fueron los elegidos por parte del equipo de Texas.

En cuanto a los traspasos, Tyron “honeybadget” Mathieu se marchó a los Chiefs. El safety no ha vuelto a ser ni la sombra del dominante jugador que fue antes de lesionarse en Arizona, y aunque no dejó malas sensaciones, espera reencontrarse con su juego bajo las órdenes de Andy Reid. Para compensar su marcha, los Texans trajeron a Gipson desde Jaguars y a Bradlye Roby. Dos jugadores para reforzar una secundaria que tiene que dar un paso adelante si quiere que su equipo luche por los playoffs.

Foto: Houston Texans
Foto: Houston Texans

En lo que respecta al staff técnico, Bill O´Brien tendrá la enésima oportunidad de demostrar que puede convertir a este grupo tan talentoso en un equipo con aspiraciones reales. Existen altas expectativas para este conjunto si consiguen evitar las lesiones, habrá que esperar a que su entrenador pueda llegar a culminarlas.

  • Jacksonville Jaguars:

Los de Florida fueron los agraciados con uno de esos regalos que el draft ofrece en ocasiones. Y es que la caída del Defensive End de Kentucky Josh Allen hasta el puesto número 7 fue todo un milagro que Doug Marrone recibió con los brazos abiertos. Uno de los mayores talentos de este draft se suma a la ya de por si potente defensa de los Jaguars que puede volver a hacer honor al sobrenombre de “sacksonville”, ya que Allen es un jugador del que se espera un alta producción desde el día uno. Con su segunda elección Jawaan Taylor fue el hombre elegido. Otro jugador que cayó algunos puestos respecto a las predicciones, pero en esta ocasión es debido a unos problemas de rodilla que le restan fiabilidad de cara su durabilidad sobre el terreno de juego en la posición de Offensive Tackle. La tercera elección de Jacksonville fue Josh Oliver, TE procedente de San Jose State, puede tanto recibir como bloquear, pero deja algo que desear en cuanto a sus rutas, algo que puede mejorar sin duda. Su cuarto elegido fue el hermano del número 3 de este año Quinnen Williams (Jets), Quincy Williams, jugador que pese a tener casi el mismo físico que su hermano DT, juega de LB e incluso puede ocupar el Safety. Por último los Jaguars eligieron a Ryquel Armstead desde Temple.

En el apartado de nuevas caras, si hubo grandes noticias para los aficionados de Jacksonville, ya que se hicieron con los servicios de todo un MVP de la Superbowl. Terminó la etapa Bortles con una temporada desastrosa en todos los aspectos, y se inicia la de Nick Foles. Arriesgan los de Florida haciéndose con los servicios del ex QB de Philadelphia, ya que, si bien es cierto que ha demostrado de sobra su talento, también es una realidad que su juego sólo se desenvuelve en sistemas ofensivos muy concretos en los que prime el tempo adecuado para él. También se hicieron con otro antiguo jugador de los Eagles, Naje Good, LB para dar profundidad de banquillo, pero un gran refuerzo para os equipos especiales. Por último el movimiento más importante que ha realizado la franquicia fue adquirir un arma nueva para Foles en Terrelle Pryor. Es cierto que el WR (antiguo QB), no ha vuelto a mostrar el nivel que tuvo en los Browns, pero aún puede aportar experiencia y velocidad a cualquier cuerpo de receptores.

En lo que respecta a los entrenadores, los de Jacksonville tomaron la decisión de entregarle las riendas al máxima a Nick Foles, y para lograrlo le harán estar bajo el nuevo coordinador ofensivo John DeFillippo, su antiguo entrenador de QBs. De no ser por esta conexión a DeFillippo le habría costado encontrar un nuevo hogar tras la desastrosa temporada de los Vikings bajo su control. Doug Marrone por su parte (Head Coach), tiene poco crédito tras el horrible año pasado y necesita conseguir que esta plantilla no tenga otro año de regresión, ya que demostraron en su día que son una escuadra más que capacitada para llegar lejos en playoffs. 

  • Indianapolis Colts:

Los Colts fueron uno de los equipos que más riesgos tomaron en este draft, seleccionando a jugadores con un gran potencial pero cuyo rendimiento una vez lleguen a nivel profesional no está ni mucho menos asegurado. En primera ronda seleccionaron al hasta hace poco desconocido Rock Ya-Sin CB que llegó a Temple después de comenzar su carrera en las ligas universitarias menores. En ese año ha demostrado que puede estar al nivel de los mejores, pero no hay demasiados datos sobre él como para saber de su fiabilidad a largo plazo. Otra de las apuestas del conjunto de Indianapolis fue Ben Banogu, liniero de TCU. Tiene un físico muy potente para frenar el juego interior del rival, pero su falta de explosividad hace dudar a cerca de cómo podrá afrontar las situaciones defensivas en las que se le requiera ir a embolsar al QB desde el edge. Su tercera ronda recayó en Parris Campbell, receptor de Ohio State, con gran presencia en equipos especiales y desde el slot, pero que deberá pulir sus rutas si quiere añadir más dimensiones a su juego en la NFL. Siguiendo con las selecciones controvertidas los Colts eligieron a Khari Willis, uno de los pilares de la defensa de Michigan State desde la posición de S. Sobrado de instinto y de capacidad de liderazgo, su físico puede quedarse corto cuando pase a nivel profesional. Lo que es seguro es que tendrá presencia en los equipos especiales. Bobby Okereke fue otro de los elegidos por los Colts, el LB de Stanford puede estar falto de centímetros, pero si consigue llevar sus facetas físicas al máximo puede hacerse un puesto entre los mejores. Por último Indiana escogió a Marvel Tell (CB, USC) y EJ Speed (LB, Tarlenton State).

Foto: Indianapolis Colts
Foto: Indianapolis Colts

También hay caras nuevas en el equipo de la herradura, ya que ahora cuentan en su plantilla con Justin Houston y Devin Funchess. El primero, veterano DE viaja a Indiana tras 10 grandes temporadas en los Chiefs. Los motivos de su cambio de aires asegura, son el poder pasar a una defensa 4-3 en lugar de la 3-4 a la que esta acostumbrado. Ha declarado que con el paso de las temporadas ha ido sintiendo que necesitaba un cambio en este sentido, ya que nunca se encontró cómodo del todo en las defensas de marcaje zonal y prefiere explotar más sus virtudes de cara al noble arte del sack. Funchess por su parte, llega desde Carolina para dar más opciones a Luck a parte de TY Hilton.

Frank Reich, por otro lado, espera al menos una temporada tan exitosa como la anterior, en la que pasó de ser el entrenador jefe peor valorado al inicio de la liga (al igual que su equipo al conjunto) a llevar a su equipo hasta la ronda divisional de playoff y reinventar de nuevo la carrera de Andrew Luck.

VAVEL Logo