Tony Arbolino: "Sabía que podía presionar a Arenas"
Tony Arbolino, Fuente: RaceSport

Pese a que el piloto italiano, ha logrado terminar la temporada 2020 siendo subcampeón del Mundo, a tan solo 4 puntos de Albert Arenas, la suerte no ha estado del todo de su lado. Ya que un positivo en Covid mientras que viajaba, le impidió que pudiera correr en MotorLand.

Tras haber finalizado la temporada, Tony prefiere centrarse en la próxima temporada, donde dará el salto a Moto2 de la mano del Intact GP, convirtiéndose en el compañero de equipo de Marcel Schrötter. Antes de tomarse definitivamente vacaciones, Arbolino pasó unos días en el Circuit de Ribeira, entrenando, ya que como explicó para GPOne: “¿Vacaciones? Ya me he tomado mis vacaciones, unos días de relax después del campeonato, pero ahora mi cuerpo quiere entrenar”.

Con respecto a su paso por Moto3, Tony se siente orgulloso de su evolución en la categoría pequeña, tal y como afirma: “De vez en cuando pienso en Moto3, el año pasado fue realmente increíble, estoy muy orgulloso de las mejoras que hice entre finales de 2019 y principios de 2020. Cuando miro mis carreras, digo que soy bueno para las de la última parte de la temporada”.

Entre sus mejores carreras destaca, entre otras, a Le Mans donde acabó segundo, Valencia donde logró la única victoria en esta temporada y Portimao.

Portimao fue la clave de la temporada, ya que en este Gran Premio, estuvo hasta el último minuto luchando con Albert Arenas y Tatsuki Suzuki por el campeonato: “Creí mucho en eso (en ganar el Mundial) mucho, mucho. Porque sabía que podía presionar a Arenas y en esas condiciones estaba muy fuerte, estaba en una muy buena situación psicológica. Solo quería ponerme delante de él, lo intenté en todos los sentidos, después de la salida seguí creyendo cada vez más, curva tras curva, vuelta tras vuelta”.

Sin embargo, pese a intentarlo sin descanso Arbolino no logró su objetivo. Quizás por haber tenido un mal sábado, ya que como explica, logró un mal resultado en la Q2: “La peor clasificación en la peor época del año (risas). Me equivoqué, pero al final pasan estas cosas. Al final, incluso empezando tan atrás, estaba seguro, y eso es lo que marca la diferencia, que podría hacerlo. Estaba muy motivado”.

Sobre la pregunta “¿Cuándo perdiste el Mundial?” Tony Arbolino declara como obvio que la carrera de Aragón pudo ser la clave, ya que de cara a la segunda carrera “los otros pilotos tuvieron un fin de semana extra de experiencia”.

Pese a ello, afirma que fue en Misano donde perdió el Mundial: “En mi opinión perdí el Mundial en Misano, allí debía haber anotado más puntos en ambas carreras. Empezamos llenos, pero tuvimos muchos problemas: había asfalto nuevo pero empezamos con la puesta a punto del año anterior. Luché y luché, mi campeonato hubiera sido diferentes con esas dos carreras hechas mejor”.

Pese a los problemas y a no lograr ser campeón, Tony reflexiona con respecto a la temporada sobre todo lo aprendido: “He aprendido que no tienes que darte una paliza cuando estás a 40 puntos por detrás, aunque parezca mucho. Este año aprendí a estar siempre concentrado al 100% en cada carrera y pude rendir al máximo, no me dejé influenciar por le resultado del GP anterior, como en 2019. He crecido mentalmente”.

“Lo siento mucho porque de verdad lo di todo, no solo en la pista sino también en casa. Estoy muy orgulloso de haberme acercado pero quería ganarlo. Podría haber ido a Moto2 ya este año, pero quería quedarme en Moto3 para aprender más y ganar el Campeonato del Mundo. Al final estoy contento, sobre todo porque terminé todas las carreras con puntos”.

El próximo año, subirá a Moto2 donde quiere enfocarse para estar al 100% físicamente y mentalmente,  en una categoría en la que va a decidir su futuro: “No será fácil y cuando reciba los golpes, quizás ya en las pruebas, tendré que reaccionar trabajando el doble de duro. Creo que puedo hacer buenas carreras tengo las cualidades adecuadas y el equipo es muy serio, me gusta pero al mismo tiempo hay gente muy agradable, me siento bien. Espero dar mucha satisfacción al equipo”.

Su principal objetivo será el de ganar el título al novato del año, compitiendo con Raúl Fernández, Celestino Vietti o Albert Arenas, hombres a los que conoce bastante bien: "Dado el nivel, en mi opinión, quien gane también subirá al podio. Fernández será fuerte y creo que Vietti tampoco le hará daño. Todos somos veloces, todos tenemos ganas y calidad, gana el que se adapte primero”.

Con respecto a poder llegar algún día a MotoGP, Tony aspira a ser fuerte en su primer año en la categoría media ya que: “Creo que cuanto antes vayas a MotoGP mejor, así tienes más tiempo para llegar a los más alto”.

VAVEL Logo