Un colosal Joao Sousa da la sorpresa y se mete en la final de San Petersburgo
Sousa se mete en la final de San Petersburgo. (Fotografía: ATPWorldTour).

Un colosal Joao Sousa da la sorpresa y se mete en la final de San Petersburgo

El tenista portugués se impuso al austriaco Dominic Thiem por 6-4 y 7-6 (5), en una hora y 39 minutos de juego, y se clasifica así para una final en la que se tendrá que ver las caras con el vencedor de la otra semifinal que va a enfrentar al español Roberto Bautista Agut con el canadiense Milos Raonic.

AlvarSalvador
Alvar Salvador

Sorpresa en la primera semifinal del ATP 250 de San Petersburgo con la victoria en dos sets del portugués Joao Sousa sobre el que era, con la derrota de Tomas Berdych en segunda ronda, el principal candidato a coronarse en la tierras rusas. Thiem pagó caro su mal inicio de partido y no se supo reponer al buen hacer de un Joao Sousa que completa así una gran semana de tenis en los que ha tenido que deshacerse de tenistas potentes como el italiano Simone Bolelli o el español Marcel Granollers.

A pesar de la derrota, el austriaco demuestra, a sus 22 años, que está llamado a ser uno de los tenistas del futuro dentro del ránking ATP debido a sus cualidades físicas y a su tenis de quilates y refinado.

Thiem paga su mala entrada en el partido

El encuentro comenzó perfecto para un Joao Sousa que a las primeras de cambio asestaba un duro golpe a Dominic Thiem en forma de break y con su confirmación se ponía por delante en el marcador, 2-0. Al austriaco, que firmó una actuación brillante ante Denis Istomin en cuartos de final, se le veía errático y sumamente dubitativo en este comienzo de partido y el portugués parecía flotar con sus golpes por la pista central de este ATP 250 de San Petersburgo.

A Thiem le costó entrar en el partido y Joao Sousa se hacía con la primera manga, 6-4, en 37 minutos de juego

No se lo podían creer los espectadores rusos, cuando en el tercer juego de la primera manga, el tenista nacido en Guimaraes volvía a romper el servicio al de Wiener Neustadt y se colocaba con dos breaks en la buchaca, 3-0. En apenas 16 minutos, y sin sufrimiento alguno, el número 53 del mundo ponía contra las cuerdas al 21 del ránking ATP con un tenis práctico y agresivo y se iba con el 4-0 a toda mecha a por la consecución del primer set.

El partido comenzaba a subir en intensidad y en nivel porque poco a poco Thiem se metía en el mismo. En el sexto juego y tras mantener por primera vez su servicio quebraba el del luso para acercarse hasta el 4-2 y posteriormente al 4-3 gracias a un servicio sublime.

El luso no se puso nervioso y en el octavo y a pesar de que el austriaco se puso 0-30, tiró de casta para conservar su servicio y ponerse a solo un juego de conseguir el primer set, 5-3. Por 6-4 se hacía, con total merecimiento y a pesar de la reacción de Dominic, Joao Sousa con la primera manga en 37 minutos de juego.

Sousa se impone justamente

La segunda manga comenzó de forma muy distinta a la primera. La igualdad era máxima, Thiem apretaba pero Sousa respondía, ambos tenistas mantenían su servicio y el encuentro se iba hasta el 2-2. En el quinto juego, el residente en Lichtenwörth forzó hasta la extenuación al de Guimaraes para lograr el tan ansiado break que cayó de su lado gracias a un revés paralelo a una mano espectacular que se fue a la línea ante la incredulidad del rival. Thiem se ponía en esta manga por delante 2-4 pero poco le iba a durar la alegría ya que Sousa iba a hacer lo propio para poner el 3-4 primero y 4-4, tras su servicio.

Joao Sousa se hacía también con la segunda manga, por 7-6, y se colaba en la final del ATP 250 de San Petersburgo

El mazazo del contrabreak rápido no hizo mella sobre la moral del número 21 del mundo que siguió luchando en busca de prolongar el partido yéndose hasta el tercer set. En el segundo el 6-6 ponía rumbo a un tie-break en el que, de nuevo la igualdad fue la tónica habitual, pero en el que Thiem tomaba una leve ventaja para ponerse 2-4, por arriba con el intercambio de pista.

Sin embargo, en el momento más importante del partido, con dos servicios tremendos, el residente en Barcelona se iba a poner 6-5 en el marcador y con otro gran punto al resto se hacía con el segundo set por 7-6 (7-5) y con el partido en una hora y 39 minutos de juego.

El portugués superior durante todo el partido a un tenista que va a más como Dominic Thiem, se metía así en la final del ATP 250 de San Petersburgo donde se tendrá que medir al vencedor de la otra semifinal que van a disputar el español Roberto Bautista y el canadiense Milos Raonic.

Fotografías: ATPWorldTour

VAVEL Logo