Anuario VAVEL 2017. Jelena Ostapenko: la nueva generación de la WTA

La tenista letona encajó un 2017 de ensueño que le permitió entrar al top ten donde parece que cada día se asienta más

Anuario VAVEL 2017. Jelena Ostapenko: la nueva generación de la WTA
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

Si aun no conoces a Jelena Ostapenko, te invitamos a que veas videos de su actuación en el Roland Garros 2017 o que simplemente estés muy pendiente de este inicio de temporada cuando dispute este próximo Australian Open y verán el talento que derrocha esta joven jugadora de apenas 20 años. A pesar de ser una jugadora muy joven, ya tiene un nombre en el tenis, y no es para menos, la letona se consagró campeona del Roland Garros y puede convertirse en la Nadal del tenis femenino, porque para su suerte, su cumpleaños se celebra en las fechas que está en disputa el torneo parisino, lo que puede significar para Jelena una motivación adicional año tras año.

La letona contó con los servicios de la española Anabel Medina Garrigues como su entrenadora, desde el inicio de la temporada de arcilla, y vaya que logró potenciar el juego de Ostapenko. Luego de la designación de Anabel como entrenadora de la Fed Cup, Jelena tendrá que buscar un nuevo entrenador que siga potenciando sus fortalezas e intente hacer diluir un poco sus debilidades que aun siendo joven las tiene.

Repasamos el año de Jelena

Jelena Ostapenko inició el año en el puesto 44 del ranking de la WTA, pero la letona tenía mucho que decir en este 2017, comenzó su año en Auckland donde llegó a semifinales pero se retiró ante Lauren Davis cuidándose de molestias, tendiendo en cuenta que se venía Australian Open y no quería perdérselo. En el primer Grand Slam del año iba a tener 2 excelentes presentaciones ante Lin Zhu y Yulia Putintseva con las que perdió muy pocos games e iba a vender su derrota muy cara ante Karolina Pliskova en tercera ronda en tres set que la checa tuvo que remontar y ganar en un tercer set por 10-8.

Luego de esto, tuvo un par de malas presentaciones en St Petersburgo y en Dubai perdiendo en primera ronda ante Donna Vekic y y Qiang Wang. Después se fue a tierras norteamericanas donde disputó tres torneos sin mucha suerte Acapulco (cuartos de final), Indian Wells (Segunda ronda) y Miami (primera ronda) ante Tsurenko, Cibulkova y Brengle respectivamente.

Cambio de entrenador y llegada del éxito

 Ante la llegada de la temporada de arcilla, Jelena decide cambiar de entrenador y se pone en contacto con Anabel Medina que aunque no está retirada, su gran pausa por lesión le dio tiempo para ejercer estar funciones. El cambio fue todo un éxito y los resultados fueron inmediatos. Disputó la final de Charleston que perdió ante Kasatkina, semifinales de Praga donde perdió ante Krystina Pliskova y aunque no le fue bien en Stuttgart y en Roma, les sirvió de preparación para afrontar el segundo Grand Slam del año.

Llegó Roland Garros y seguramente había mucha gente que aun no conocía a Ostapenko, pero vaya que si se dio a conocer la joven jugadora letona, la oriunda de Riga iba a conseguir su primer torneo del año en París.Derrotando a Chirico, Puig, Tsurenko, Stosur, Wozniacki, Bacsinszky y finalmente a Halep, y aunque de sus siete partidos, en cinco de ellos disputó tres sets, eso no le causó cansancio alguno que le imposibilitara quedar campeona.

Campeona de Roland Garros | Foto: Zimbio

Ya a partir de este gran torneo, muchas jugadoras comenzaron a temer a sus derechazos, y es que la letona es capaz de lanzarlos a 117km/h por hora, velocidad que es posible para muy pocas jugadoras en el circuito. Con esta gran imagen dejada en Roland Garros se presentaría en Wimbledon para intentar hacer el doblete que también ha estado al alcance de pocas jugadoras. Sin embargo, Jelena no iba a poder ante la que terminaría disputando la final, la norteamericana Venus Williams en los cuartos de final, en un partido donde se midieron las fuerzas pero terminó imponiéndose la experiencia de la mayor de las Williams.

Toronto, Cincinnati y US Open fueron negativos para Ostapenko que perdió en las rondas iniciales, sin embargo la letona tenía mucho más por dar, se presentó en el WTA Internacional de Seúl donde iba a cumplir con su rol de la primera sembrada del torneo, y se iba a imponer en una final muy disputada ante la talentosa brasileña Beatriz Haddad Maia. Asia le traería muy buenos resultados a Jelena, que luego del torneo en Corea, disputaría Wuhan y Beijing que aunque no pudo disputar la final, llegó a semifinales en ambos torneos, perdiendo ante Barty y Halep respectivamente pero habiendo derrotado a Muguruza en el torneo de Wuhan.

Campeona de Seúl | Foto: Zimbio

Con esta buena racha en Asia se presentaba en el Singapur, en el torneo que reúne a las ocho mejores jugadoras del año. La letona quedó en el mismo grupo que Muguruza, Venus y Pliskova y aunque solo ganaría ante esta última, encajó un gran torneo, vendiendo bien cara su victoria contra la mayor de las Williams, que con esta victoria ante Ostapenko, le permitió avanzar a semis y luego a la final. Un año más que soñado para Jelena Ostapenko que sin duda alguna, logró poner su nombre en el mundo del tenis con tan solo 20 años, y aunque solo ganó dos títulos, le sirvió para que terminara el año como la séptima mejor jugadora del año y con la promesa de empezar muy bien el 2018 y seguir avanzando puestos en la clasificación.