El público volvió y Boca ganó
Agustín Almendra luego de haber metido el primer gol. (FOTO: instaxeneize)

En la bombonera, con la vuelta del público y de la mano de Weigandt; Almendra; Vázquez y Pavón le dieron el triunfo a sus hinchas y protagonizaron el partido contra Lanús. Luego de la perdida contra River, los fanáticos cantaron y los jugadores decidieron.

Para este partido tan importante, Battaglia, técnico de Boca, planteó su normal 4-3-2-1 con Rossi; Weigandt, López, Izquierdoz, Fabra; Montes, Campuzano, Almendra; Cardona, Pavón; Orsini.

Por el otro lado, Zubeldía, el DT de Lanús, se tiró por un 4-4-2 con Morales; Morgantini, Burdisso, Braghieri, Bernabei; González, Belmonte, Esquivel, Malcorra; López y Sand.

¿Cómo fue el partido?

El primer tiempo, Boca recuperó todo lo que había perdido en la fecha pasada; fue protagonista y marcó territorio en la Bombonera. Superó en desmedida a su rival e intentó llegar hasta el área pero al estar ahí faltaba precisión para poder marcar el primero. Para los 23', Lanús tuvo su primera llegada y terminó en gol. La defensa del Xeneize se confió y Rossi no pudo atajar.

El marcador estaba abajo y el hincha lo sabía; sin dejar de cantar y alentar a su equipo, 10 minutos más tarde, el primero llegó para Boca y logró empatarlo. De la mano de Weigandt, los fanáticos estaban haciendo temblar la Bombonera.

Para los siguientes minutos, Orsini salió con una molestia y tomó su lugar el juvenil Luis Vázquez

Los jugadores de la azul y oro no dejaron de intentar, buscando los espacios vacíos hasta lograr que Almendra llegue hasta el área y haga lo suyo; con un golazo pudo meter el segundo gol y le daba la victoria parcial a su equipo. Con paciencia y tranquilidad, los jugadores sabían que era un partido que podían ganar de la mano de su gente, por lo que no desaprovecharon la mejor oportunidad para hacerlo.

Para la segunda parte, con la salida de Cardona y Almendra entraron Molinas y Medina; en ese entonces, se le abría un abanico de chances a los juveniles que nunca fallaron.

Boca seguía con el mismo pensamiento: ser superior en todo momento. Lanús más desconcentrado dejó que su rival utilizara tranquilamente el lugar por el que jugaba Pavón. En ningún momento intentó pararlo y así es como, el extremo de Boca, creo grandes chances aunque no se pudieron definir. Sin embargo, a los 5' Vázquez, con mucha paciencia, se acomodó y rompió el arco con un tremendo golazo.

Todo el segundo tiempo de Boca fue más de lo mismo; presionar, intentar y no dejar de buscar en ningún momento. De todas formas, el Granate golpeó varias veces y dejó con temor. Como cuando en el minuto 37, por una pelota perdida fuera del área, Diego Braghieri la encontró y metió el segundo gol para su club. De esta manera, el partido quedaba 3-2 y faltaban algunos minutos para terminar.

No obstante, en el tiempo suplementario, Weigandt estaba llegando al área contraria cuando sintió un toque de López y cayó dentro. El árbitro cobró penal y Cristian Pavón terminó definiendo el 4-2 en la Bombonera.

¡Boca volvió a ganar al lado de su gente!

VAVEL Logo