All-Star 2017: nuevos inquilinos entre las estrellas
All-Star 2017: Nuevos inquilinos entre las estrellas

Todos los años, los aficionados a la NBA tienen una cita a mediados de febrero con los mejores jugadores de la temporada. El fin de semana del all-star se encarga de juntar a aquellos que han brillado por luz propia desde el arranque de la competición. Cuatro jugadores, dos por cada conferencia, vivirán en Nueva Orleans la que será su primera experiencia en el Olimpo de la liga.

Giannis Antetokounmpo

The Greek Freak jugará su primer partido de las estrellas y, a diferencia de los demás debutantes en el encuentro, lo hará desde el cinco inicial gracias a la elección de los aficionados. Giannis fue el segundo jugador más votado para formar de la partida en el frontcourt de la conferencia este sólo por detrás de Lebron James. Antetokounmpo promedia 23.5 puntos, 8.7 rebotes, 5.5 asistencias y 2 tapones por encuentro, números absolutamente siderales y por supuesto, máximos de su carrera. Será uno de los dos europeos que participen, junto al español Marc Gasol

Antetokounmpo va a ser de la partida en el all-star game | Foto: Behind the Buck
Antetokounmpo va a ser de la partida en el all-star game. | Foto: Behind the Buck

La mejor temporada de su vida, ¿Gracias a Kidd?

Antetokounmpo está realizando una campaña estratosférica, ya no sólo por el impacto en el juego de su equipo sino también por la espectacularidad de sus acciones, lo cual le han valido votos de medio mundo. Parte de los méritos de Giannis en la cancha vienen propiciados por su entrenador, Jason Kidd, que recién aterrizado al banquillo de los Bucks ordenó al joven griego jugar como teórico base.

Este cambio de posición le ha permitido al jugador desarrollar una mejor visión del juego así como estar en contacto constante con el balón y obviamente Kidd ha conseguido que la incidencia de Giannis se dispare, llegando prácticamente a un 30% del uso ofensivo del equipo. Eso ha provocado que a estas alturas de campaña ya haya superado la treintena de puntos en más de diez ocasiones. 

Kemba Walker

El base de los Hornets ha visto como esta temporada se le ha otorgado un premio que llevaba tiempo rondando. Después de un par de años siendo motivo de discusión por no estar incluido entre los elegidos, esta vez si ha sido seleccionado para “el partido de los mayores”. Y es que motivos no faltan para justificar su presencia.

Walker está jugando al mejor nivel de su carrera | Foto: CBS
Walker está jugando al mejor nivel de su carrera .| Foto: CBS

Walker esta realizando la mejor temporada de su carrera. Así de simple. El playmaker del Bronx está anotando más que nunca en su vida, llegando a los 23.7 puntos de media, además de tirar con la mayor eficiencia que se le recuerda, acreditando un 48% en tiros de dos y un 39% en triples. Sin embargo, estos grandes números contrarrestan con el decepcionante balance del equipo, quienes partían como favoritos a liderar la división sudeste y actualmente marchan en tercera posición, fuera de las plazas que dan acceso a los Playoffs

¿No se lo merecía?

Precisamente la clasificación del equipo conllevó al jugador a declarar que no merecía ser all-star. "Si me preguntas, creo que no, especialmente por la situación en la que se encuentra el equipo. No estamos haciendo un gran trabajo, así que eso es lo último que me importa ahora", comentaba Walker días antes de ser conocida la noticia.

Gordon Hayward

Pocas elecciones más claras para la cita de Nueva Orleans (quizás junto con la de Thomas y Westbrook) que la de Hayward. El gran momento que se vive en Salt Lake City, con un récord de 34 victorias por 22 derrotas y acechando la cuarta plaza del oeste ha llevado al líder del equipo a su primera participación en un all-star game.

El alero natural de Indiana ha tenido una evolución equitativa y prolongada durante los seis años que lleva jugando para los Jazz. En 2014, Utah apostó por él con un gran contrato y ha respondido con creces, subiendo sus prestaciones en ataque hasta llegar a los 22 puntos que promedia esta temporada. Es la primera vez que un jugador de los Jazz supera esta cifra desde que Karl Malone jugara en la franquicia mormona. Además, ha elevado su PER (player efficiency rating) hasta 23, un claro indicador de que el equipo es mucho mejor cuando él está en la pista. 

Hayward se ha erigido como el líder de los Jazz | Foto: The Inquiser
Hayward se ha erigido como el líder de los Jazz .| Foto: The Inquiser

Hayward aterrizó a la NBA después de protagonizar "el cuento de la cenicienta" durante su último año con la modesta universidad de Butler. Aparte de clasificar a los suyos para el march mandess, lideró a los Bulldogs hasta el partido por el campeonato nacional, llegando a tener él mismo un tiro desde media cancha para ganar el duelo. Finalmente cayeron derrotados ante la todopoderosa Duke. A día de hoy, siete años después de aquella final, va a convivir durante un fin de semana con los mejores jugadores del planeta.

DeAndre Jordan

El otro debutante por parte de la conferencia oeste ha sido todo lo contrario que su ya compañero de equipo. La elección de Jordan ha sido la más polémica de todas. En un equipo que ya cuenta con Anthony Davis, Marc Gasol y DeMarcus Cousins, la inclusión de otro center puro es más que discutible y seguramente, hubiera sido más adecuado elegir a un jugador perteneciente a otra posición para completar la plantilla. Además, el dos veces mejor defensa de la competición no está ni mucho menos en sus mejores números, promediando 12 puntos y casi 14 rebotes por encuentro. Sin duda son cifras más que respetables, pero que no hacen valer su contrato multimillonario ni su peso en el equipo. 

Jordan ha sido la elección más polémica de este año. | Foto: USA Today
Jordan ha sido la elección más polémica de este año. | Foto: USA Today

Probablemente, DeAndre Jordan es all-star debido a que los dos otros integrantes del big three de los Clippers no han estado sanos en todo el año. Blake Griffin no ha podido alcanzar su nivel habitual de manera continuada por distintas lesiones a lo largo de los últimos meses mientras que Chris Paul, que si ha estado excelente sobre la cancha, se encuentra de baja por una fractura en la mano. Debido a su clasificación, es lógico que el cuarto clasificado de la conferencia oeste tenga representación en este partido y más si se trata de los siempre mediáticos Clippers.

A partir del próximo 19 de febrero, estos cuatro hombres escribirán con broche de oro su nombre en la historia de la NBA, ya que pasarán a llevar un distintivo en el uniforme que sólo lucen con orgullo los mejores jugadores del mundo.

VAVEL Logo