Cimolai no falta a su cita con la Volta

El ciclista francés sumó este lunes, en la primera etapa de la Volta a Catalunya 2017, su segundo triunfo en la ronda catalana, lo cual demuestra lo bien que se le da la prueba española. El golpe de pedal obtenido en la Milán San Remo le vino a la perfección para batir en un cerrado sprint al francés Nacer Bouhanni (Cofidis). Tercero fue Kristian Sbaragli y cuarto concluyó Dion Smith.

Cimolai no falta a su cita con la Volta
Cimolai consigue batir a Bouhanni en el último golpe de riñón | Foto: AFP

Dejando a un lado la París Niza, Tirreno Adriático, Strade Bianche, Milán San Remo y otras tantas carreras de renombre que han copado la actualidad ciclista en las últimas semanas, la Volta a Catalunya se colaba por la derecha, apareciendo con fuerza para dejar una semana cargada de etapas de nivel con corredores de renombre de por medio. Para comenzar las hostilidades, la 97 edición de la ronda catalana tenía de por medio una primera etapa en la que los ciclistas debían cubrir 178,9 kilómetros con inicio y final en la ciudad de Calella, teniendo de por medio el Alto de Parpers (3ª categoría), el Alto de Pinars de Badó (2ª categoría), el Alto de La Pullosa (3ª categoría), el Alto de Muntanyà (1ª categoría) y sin descanso, el Col Formic (1ª categoría), para más de treinta kilómetros de continuo descenso hasta que apareciera el Alto de Collsacreu, que se coronará a 18 kilómetros del final, el cual a priori sería para los hombres rápidos que fueran capaces de superar la complicada jornada en territorio catalán.

Seis puertos y 178,9 kilómetros no eran ni mucho menos el comienzo deseado por los corredores, pero sobre todo por los hombres rápidos, que veían como iba a ser cuanto menos complicado superar la jornada para llegar a la línea de meta con opciones de disputar la victoria. Antes de ponerse en marcha la etapa, se confirmaba la no participación de Luis Ángel Maté (Cofidis, Solutions Crédits), aquejado de una previsible gastroenteritis aguda que no le permitía ponerse el dorsal en la carrera española. Como no podía ser de otra manera, la escapada era muy peleada, para que al final terminaran siendo cuatro los corredores encargados de tomar la delantera: Pierre Rolland (Cannondale-Drapac Pro Cycling Team), Murilo Affonso y Magno Nazaret (Funvic/Brasil Pro Cycling) y Antonio Nibali (Bahrain Merida Pro Cycling Team). 

El pelotón no deja margen a la fuga

En la primera ascensión de la jornada, Murilo Affonso coronaba en primera posición el Alto de Parpers (3ª categoría), para que a continuación en el sprint intermedio de Granollers, el encargado de pasar en primer lugar fuera Rolland por delante de Affonso y Nibali, contando nunca con más de tres minutos, una distancia en la que el pelotón no iba a encontrarse sorpresa alguna. Ya en el  Alto de Pinars de Badó (2ª categoría), la fuga fue perdiendo poco a poco fuelle, descendiendo por debajo de los dos minutos su adelanto, siendo de nuevo Affonso el encargado de sumar el máximo número de puntos en el alto de montaña, optando así claramente a portar el primer maillot de líder de la montaña. Viendo que la distancia no era suficiente para poder pelear por la victoria de etapa, Pierre Rolland desistía de la escapada, perdiendo contacto, pero no para irse hasta el pelotón, sino que quedaba en tierra de nadie.

Nibali, Nazaret, Affonso y Rolland formaron la escapada del día | Foto: Volta a Catalunya
Nibali, Nazaret, Affonso y Rolland formaron la escapada del día | Foto: Volta a Catalunya

Quedando tres corredores en cabeza de carrera, la diferencia se quedaba estable en el minuto y medio de ventaja, para que una vez más, y ya iban tres, Murilo Affonso fuera el encargado de coronar el Alto de La Pullosa (3ª categoría), viendo los tres escapados como a menos de ochenta kilómetros para la conclusión Rolland volvía a unirse a ellos en la fuga del día, pasando así los kilómetros con más pena que gloria y con total tranquilidad en el pelotón, comandado en todo momento por el Lotto Soudal y el Cofidis, mirando obviamente para sus dos estrellas: André Greipel y Nacer Bouhanni, los dos grandes favoritos para la llegada final. En el Alto de Muntanyà (1ª categoría) los cuatro escapados veían como su renta descendía por debajo del minuto, para que Affonso dejara casi sentenciado su maillot rojo al pasar en primer lugar por la cima del puerto.

Tres ciclistas más: Canty, Domont y Bol, se unen a la escapada con menos de un minuto de ventaja

Como no podía ser de otra manera, al tener una ventaja muy pequeña, los intentos desde el pelotón se sucedían, siendo Brendan Canty (Cannondale-Drapac Pro Cycling Team), Axel Domont (AG2R La Mondiale) y Jetse Bol (Manzana Postobón) los encargados de llegar hasta los cuatro fugados para formar así una escapada de siete ciclistas, pasando por el Col Formic Antonio Nibali en primera posición por delante de Jetse Bol y Murillo Affonso. Aprovechando la inercia que tenían después de atacar desde el pelotón, Domont y Bol se quedaban en solitario a cuarenta kilómetros del final, siendo Canty, Nibali, Affonso y Nazaret corredores intermedios en el minuto de ventaja que tenía el dúo de cabeza sobre el pelotón.

El pelotón comandado por Lotto pasando cerca del mar | Foto: Volta a Catalunya
El pelotón comandado por Lotto pasando cerca del mar | Foto: Volta a Catalunya

Tanto Domont como Bol se compenetraban a las mil maravillas para poner el jaque al pelotón, que en todo momento les tenía por debajo del minuto gracias al magnífico trabajo tanto de Lotto Soudal como de Cofidis. La aventura del francés y el holandés concluía a veinticinco kilómetros de la conclusión, lo cual dejaba mucho terreno por delante para que otros ciclistas lo probaran. El Alto de Collsacreu (3ª categoría) marcaría un antes y un después en la etapa, puesto que el ritmo era vertiginoso, apareciendo equipos como Katusha, Quick-Step y Movistar AG2R entre otros, para que la subida fuera asfixiante para los hombres rápidos, coronando el pelotón agrupado para que fuera el Team Sky el que pasara a controlar la bajada. La tranquilidad se apoderaba del grupo mayoritario con la entrada de la escuadra británca, entrando en los últimos cinco kilómetros con todo abierto para la llegada masiva.

Cimolai y su golpe de riñón valen un triunfo

A cinco mil metros del final, Cyril Gautier (AG2R La Mondiale) se atrevía a probar suerte en solitario cuando picaba hacia arriba en una pequeña rampa, siendo capaz de tomar unos metros de adelanto sobre el pelotón, en el cual aparecían Lotto Soudal y Cofidis para recortar la desventaja. El empuje del Dimension Data, que entraba con fuerza, ponía fin a la aventura de Gautier, quedando para la conclusión tan solo tres kilómetros yendo en todo momento al lado de la mal.

Haciendo gala de su espectacular faceta de rodador, Peter Kennaugh (Team Sky), era el siguiente en intentar poner en jaque al grupo, siendo un mano a mano entre uno de los mejores ciclistas en el llano del Team Sky y los gregarios de los sprínters, para que a poco más de un kilómetro decidiera levantar el pie del acelerador. En un final de infarto que picaba hacia abajo y posteriormente hacia arriba, Nacer Bouhanni (Cofidis) y Davide Cimolai (FDJ) se batían en un duelo sin cuartel que se llevaba el italiano con la photo finish de por medio. En tercer lugar terminaba Kristian Sbaragli (Dimension Data), mientras que cuarto era Dion Smith (Wanty - Groupe Gobert), quinto André Greipel (Lotto Soudal) y sexto mostrando buenas sensaciones José Joaquín Rojas (Movistar Team).

Clasificación de la etapa