La temporada del Southampton, ¿podrá entrar en Europa League?
Abrazo entre Danny Ings y Che Adams. Foto: Premier League.

Pasaron 17 partidos desde el inicio de la Premier League donde uno pudo destacarse más allá del "Big Six" -o como comúnmente son conocidos, los seis grandes y más poderosos de Inglaterra-, que es sin dudas el Southampton de Ralph Hasenhüttl.

Desde la llegada del entrenador austríaco al equipo del sur Inglaterra en el 2018, comenzó a darle una identidad de juego, potenció muchos jugadores y le dio un funcionamiento que le permitió conseguir resultados importantes que lo llevó a la posición número 11. 

Eso hacía esperar mucho de este equipo, porque la propuesta futbolística, más allá de que el resultado era favorable o no, es atractiva. Jugadores jóvenes, otros que le aportan la experiencia necesaria para tener el equilibrio necesario en promedio de edad, en el mercado de fichajes incorporó futbolistas como Theo Walcott o Ibrahima Diallo y se quedó con la ficha de Kyle Walker-Peters, del Tottenham. 

Walcott volvió a vestir la camiseta del Southampton. Foto: Premier League.
Walcott volvió a vestir la camiseta del Southampton. Foto: Premier League.

Un equipo ordenado, estratégico que aprovecha cada balón detenido, que sabe cuándo tiene que defenderse y cuándo ser el protagonista del encuentro, con una defensa sólida, un mediocampo que se encarga de generar el juego del equipo, el cerebro de James Ward-Prowse, la velocidad de Walcott para acompañar al vigente artillero, Danny Ings. 

Esto lo llevó a estar a los Saints en el puesto seis, a un paso de la lucha por los puestos de Europa League, con 29 unidades al igual que el Manchester City y Everton, dos equipos que están armados para pelear por la Premier League. Sus puntos los consiguió por los ocho partidos ganados, cinco empatados y sólo cuatro perdidos. 

¿Cómo llegó el Southampton a estar en la sexta ubicación?

Los primeros dos partidos, no dieron reflejo de la ilusión que dejó la temporada anterior los de Hasenhüttl. El primer encuentro, fue caída ante el Crystal Palace, quedó eliminado con el Brentford de la Carabao Cup y fue vapuleado por el Tottenham de Mourinho por 5-2.

El equipo que comenzó en la Premier League fue con Alex McCarthy en la portería, una línea de cuatro defensores con Kyle Walker-Peters por el lateral derecho, dos centrales Jack Stephens y Jan Bednarek en el centro de la defensa y Ryan Bertrand por izquierda. En el centro del campo, otros cuatro mediocampistas que incluyen a Will Smallbone por derecha y Nathan Redmond por la derecha, mientras que en el centro la dupla es Oriol Romeu y James Ward-Prowse. Dos delanteros, por afuera Che Adams y Danny Ings en el área. 

Danny Ings, el hombre gol. Foto: Premier League.
Danny Ings, el hombre gol. Foto: Premier League.

Lejos de cambiar fichas, el ex entrenador del Leipzig, siguió manteniendo los mismos futbolistas y consiguió su primer triunfo ante el Burnley por la mínima. De ahí en adelante, con pequeñas modificaciones tácticas, como los ingresos de Moussa Djenepo, Stuart Armstrong o Theo Walcott, ya que los mediocampistas por los costados era lo que menos le convencían, mientras que en defensa comenzó a crecer y a brindarle la seguridad necesaria la presencia de Jannik Vestergaard, que además sumó goles. 

Esto le permitió estar siete partidos sin perder, incluyendo un empate ante Chelsea como triunfos ante el Everton y Aston Villa que, en ese momento, estaban en el primer lugar de la Premier League. Luego llegó una dura derrota e inesperada ante el Manchester United, que le bastó con pocos minutos sobre el final para llevarse un triunfo de St. Mary's Stadium. 

De todas maneras, los Santos se recuperaron y ganaron dos partidos de manera consecutiva, mientras que volvieron a sumar una igualdad ante el Arsenal. Sin embargo, el otro equipo de Manchester, el City, hizo que sumara la cuarta derrota en la liga, cuando lo venció por la mínima a domicilio.

Tardó en recuperarse ya que los del sur de Inglaterra tuvieron dos empates y sin goles ante dos equipos de Londres: Fulham y West Ham. Y, cuando no estaba en los planes de nadie, un gol de Danny Ings en los primeros minutos le dio el triunfo a los Ralph Hasenhüttl ante el actual campeón de la Premier League, en un partido que siempre estuvo cuesta arriba para el Liverpool. 

Ralph Hasenhüttl no puede creer el triunfo ante Liverpool. Foto: Premier League.
Ralph Hasenhüttl no puede creer el triunfo ante Liverpool. Foto: Premier League.

El último equipo ante los de Klopp, fue prácticamente el mismo, con la diferencia que Vestergaard no estuvo por lesión, McCarthy afuera por COVID, pero con los ingresos de Stuart Armstrong, Ibrahima Diallo, Mousa Djnepo en el medio, mientras que el acompañante de Ings fue Walcott, lo que pareciera ser el once habitual titular. A pesar de que se tendría que incorporar los que quedaron desafectados.

¿Cómo continuará la temporada del Southampton?

Por delante, este fin de semana tendrá la FA Cup, una oportunidad para sumarse en la lucha por el trofeo más añejo del mundo, al cual consiguió en una sola oportunidad, en la temporada 1975/76, y es una gran oportunidad para sumar una estrella este siglo. 

Luego, tendrá por delante partidos muy complicados como contra el Leicester, Leeds, Arsenal, Manchester United y Aston Villa, en el futuro cercano. 

¿Podrá el Southampton mantenerse en los primeros lugares?

Los de Ralph Hasenhüttl tienen con qué dar pelea. Una ideología a la que no renuncian tan fácilmente y a la que están afianzados desde hace un tiempo. Deberá mantener la plantilla de primer nivel, el nivel alto de su principal figura, James Ward-Prowse y seguir aprovechando su magnifica pegada en los balones detenidos, como la velocidad y desequilibrio de Theo Walcott, Che Adams o Stuart Armstrong, pero, principalmente, el hambre goleador de Danny Ings, que siempre está en el lugar indicado para marcar. 

James Ward-Prowse, la figura silenciosa. Foto: Premier League.
James Ward-Prowse, la figura silenciosa. Foto: Premier League.

Lo que deberá mejorar es la eficacia, en los últimos partidos se lo vio bien parado en la defensiva, atacó y generó, pero le faltó la efectividad y contundencia para marcar la diferencia, mientras que en otros juegos le faltó la inteligencia de saber cerrar los juegos y no perder la ventaja conseguida minutos antes. En caso de poder corregir esos errores, el Southampton de Ralph Hasenhüttl es serio candidato para ingresar a Europa League.
 

VAVEL Logo