El United sufre un nuevo golpe en Old Trafford
Los Reds no ganaban en Old Trafford desde marzo del 2014. Foto: Premier League

Por la jornada 34, el Liverpool venció 4-2 al Manchester United, que venía de jugar cuatro partidos en siete días, y se ilusiona con clasificar a la próxima Champions League.

Cabe recordar que el partido debió ser reprogramado para este miércoles, ya que hinchas del equipo local protestaron en los alrededores de Old Trafford pidiendo la salida de la familia Glazer, actuales dueños de los Red Devils.

El equipo de Solskjær salió al campo con un 4-2-3-1. El técnico noruego dispuso diez modificaciones respecto a la derrota frente al Leicester, que permitió que el City sea campeón sin jugar. Solo Eric Bailly se mantuvo en el once inicial.

Los dirigidos por Klopp utilizaron su clásico 4-3-3. El alemán realizó solamente un cambio, respecto al último encuentro disputado. Firmino ingresó en lugar de Sadio Mané, que no ha logrado encontrar una regularidad en la temporada.

  • Ambos equipos no defraudaron en la primera parte

El encuentro comenzó con el Liverpool buscando ser protagonista con la posesión del balón. El United esperaba paciente en su campo y no incomodaba a su rival. Un error de Alisson en la salida pudo haber terminado con el equipo visitante sacando del medio. El brasileño le regaló el balón a Cavani, que no se lo esperaba y terminó definiendo incómodo.

Sobre los 10 minutos, los Reds Devils abrirían el marcador. Una gran jugada entre Rashford y Bruno Fernandes terminó con el portugués disparando a la portería. El balón es mal interceptado por Phillips que terminó anotando en su propia puerta. 

Phillips lamentándose tras el gol. Foto: PL

Tras el gol, los visitantes comenzaban a encontrar espacio en el lado izquierdo del mediocampo. Sin embargo, no se mostraban precisos en el último tercio y su rival no se veía incomodado. En ocasiones, los atacantes del equipo local lucían con mucha libertad ante la falta de experiencia de Phillips y Williams.

Con el correr de los minutos, el balón comenzaba a pertenecer al United que aguardaba el momento adecuado para profundizar. Sin dominar la posesión, los Reds comenzarían a lastimar a su rival. Henderson sofocó a tiempo el disparo de Diogo Jota.

El VAR volvió a ser fundamental en el desarrollo del partido y ayudó al árbitro de que no cobrara un penal en contra del equipo local. Bailly había ido con todo al momento de disputar la pelota con Phillips que no tenía ángulo de tiro.

A los 34 minutos, el Liverpool igualaría el marcador con merecimiento. Phillips lanzó un buen centro, tras luchar con los defensores rivales en el área, que conectó de taco Diogo Jota.

El portugués anotó su gol N°13 en el Liverpool. Foto: LFC

El empate le dio más confianza al conjunto visitante. Jota ejecutó una gran jugada individual que fue cortada en el momento justo por Wan-Bissaka. No obstante, Pogba condujo por el medio de Alexander-Arnold y Wijnaldum y lanzó un feroz disparo de zurda que rozó el costado de la red.

Los Reds terminaban mejor la primera mitad. Sobre el tiempo de adición, encerraron al rival en su campo. En la última jugada previa al descanso, darían vuelta el encuentro. A través de un balón detenido, Alexander-Arnold ejecutó un centro perfecto que conectó Firmino con la cabeza.

  • Los Reds se mostraron efectivos en el complemento

El Liverpool comenzó con el ánimo por las nubes. Tardaron apenas 2 minutos para marcar su tercer gol en el encuentro. Shaw la perdió en salida, Alexander-Arnold se marchó por el sector derecho y disparó al arco. Henderson dio rebote y Firmino supo aprovecharlo para mandar el balón al fondo de la red.

El brasileño marcó su primer doblete en el 2021. Foto: PL

Los Reds buscaban ampliar el marcador. Continuaba presionado en defensa a un desconcertado United, que había entrado dormido a la segunda parte. Cavani estaba anulado por la defensa visitante y no podía entrar en juego.

El equipo de Klopp pudo anotar su cuarto gol en Old Trafford. Diogo Jota se marchó, tras una buena asistencia de Salah, y disparó a la portería. Sin embargo, el balón golpeó en el poste. Los visitantes dominaban el encuentro y se mostraban firmes en todas las partes del campo.

No obstante, en un momento impensado del partido, el United se pondría a tiro del empate. Rashford ganó bien la espalda a los defensores y con un poco de suspenso pudo definir ante la salida de Alisson.

Rashford anotó su quinto gol frente al Liverpool. Foto: PL

El descuento les brindó un impulso a los locales, que no encontraban la forma de lastimar a su rival. Un par de minutos después, los Red Devils pudieron empatar. Greenwood disparó al arco tras una serie de rebotes, pero Williams despejó el balón en la línea.

Sobre el final del encuentro, los visitantes apostaban a jugar de contraataque. A través de esta vía, Salah y Mané pudieron anotar su gol pero no contaron con suerte ante dos buenas reacciones de Henderson.

Los dirigidos por Klopp buscaron mantener el balón para que el tiempo pudiese pasar más fácil. Mediante un contragolpe, liquidarían el partido. Un buen robo de Fabinho, le permitió a Salah marcharse en solitario de cara al arco de Henderson y anotar el cuarto gol.

El Liverpool suma su séptimo partido sin conocer la derrota por Premier League y se acerca a los puestos de clasificación a la Champions League. El Manchester United vuelve a caer en Old Trafford y profundiza su mal momento en el final de la temporada (3 derrotas en los últimos 4 encuentros).

VAVEL Logo