¡El Liverpool se convierte en el máximo ganador de la Copa de la Liga!
Foto: EFL

El Liverpool se quedó con la Copa de la Liga, al vencer 11-10 al Chelsea en los penales luego de un 0-0 en los 120 minutos. Luego de algunos intentos fallidos en los últimos años, logran quedarse con su novena Carabao Cup.

Los Blues salieron al campo con un 3-4-2-1. Thomas Tuchel ha decidido no contar con Romelu Lukaku desde el inicio. Su posición volvió a ser ocupada por Kai Havertz que jugó de falso atacante. En total, el alemán ha hecho dos cambios respecto a la victoria frente al Lille con Chalobah y Mount reemplazando a Christensen y Ziyech, respectivamente.

Los Reds utilizaron su tradicional 4-3-3. Jürgen Klopp dio la sorpresa al poner de titular a Kelleher, portero suplente, en lugar de Alisson. Por otra parte, el capitán Jordan Henderson regresó al mediocampo sustituyendo a Curtis Jones. Afortunadamente, Diogo Jota logró recuperarse de una lesión muscular y pudo ocupar el banco de suplentes.

El mítico Wembley albergó nuevamente el partido decisivo de la Carabao Cup / Foto: EFL
  • Encuentro muy disputado en la primera parte

El cuadro londinense comenzó siendo el protagonista durante los primeros instantes y contó con una ocasión peligrosa para anotar. Pulisic tiró a quemarropa luego de una buena jugada colectiva, pero el arquero respondió a tiempo sin sobresaltos. Su rival tenía serias dificultades para tomar el control y no estaba certero con los pases.

Lentamente, el Liverpool se acomodaría en el campo y lograría lastimar mediante las apariciones de sus futbolistas ofensivos. De todas maneras, la defensa contraria no mostraba señales de imprecisión y evitaba cualquier tipo de llegada. El Chelsea empezaba a sufrir la presión Red y apenas asomaba por el último tercio para inquietar a Kelleher.

Havertz luchaba en demasía por atacar al rival / Foto: EFL

El partido era táctico con ambos equipos luchando por generar ocasiones de gol. Los Reds contarían con una situación inmejorable para convertir. Keita remató desde afuera del área aunque Mendy logró despejarlo. El rebote le quedó a Mané que disparó sin dudar y entre arquero senegalés y Azpilicueta enviaron el balón al córner.

Los Blues se la rebuscaron y tendrían una situación en los pies de Pulisic. El estadounidense cruzó por la derecha, superó a Matip y remató a la porteríaKelleher se mantuvo erguido y despejó un remate centrado al lateral. Cerca del descanso, volverían a perderse una oportunidad para abrir el marcador. Havertz se metió en el área y asistió a Mount que no pudo definir con comodidad y el esférico pasaría rozando el poste izquierdo.

Pulisic atormentó al Liverpool en la primera mitad / Foto: EFL
  • Los porteros tendrían una participación destacada en el complemento

El equipo de Tuchel empezaría similar a cómo terminó en la primera parte. Havertz logró meterse en el área y lanzó un peligro centro raso que no llegó a tocar ningún futbolista. Más tarde, el alemán asistió a Mount que quedó mano a mano con Kelleher, pero su remate terminaría golpeando el palo cuando toda la defensa contraria reclamaba un fuera de juego inexistente del jugador inglés.

Los Reds responderían a través de Luis Díaz que obligó a Mendy a entrar en acción al despejar con los puños un centro que pudo conectar Mané. El Chelsea seguía haciendo negocios en el sector izquierdo donde su rival no marcaba bien. Mount recibió un pase de Havertz y tiró al arco aunque Kelleher bloquearía el disparo en dos tiempos.

El portero irlandés sería determinante en varios momentos del partido / Foto: Sky Sports

El Liverpool se volvería peligroso a partir de una acción de contraataque. Mané se marchó con velocidad para asistir a Salah que cruzó el balón ante la salida de Mendy, pero Thiago Silva evitaría el gol en la línea. Sobre los 67, lograrían marcar el primer gol del duelo aunque el VAR intervino y marcó un fuera de juego de Van Dijk que tuvo participación cuando partía el centro de Alexander-Arnold que cabeceaba Mané.

Luis Díaz lograría inquietar nuevamente a la defensa rival mediante su velocidad. El colombiano se marchó para quedar cara a cara con Mendy, pero el portero taparía el remate y lo envió al córner. Cerca del final, los Blues buscaron mejorar en la ofensiva con los ingresos de Lukaku y Werner que entraron rápidamente en el partido aunque el conjunto de Klopp seguía mostrándose superior. El arquero senegalés debió intervenir ante una serie de remates por parte Díaz y Matip.

Díaz demostró lo importante que es para Klopp en su armado / Foto: EFL

En los últimos minutos, la posesión sería repartida y el ritmo de juego crecería de manera notable. En el tiempo añadido, Van Dijk ganaría de arriba en un tiro de esquina, pero Mendy atajaría de manera notable para ahogarle el grito a los Reds. La última situación, antes de la prórroga, sería para el equipo Blue con un disparo de Lukaku que taparía Kelleher con su pie izquierdo.

  • Los penales parecían inevitables en la prórroga

El cansancio físico parecía predominar durante los primeros instantes con los dos conjuntos sintiendo el trajín acumulado en los 90 minutos. Werner tuvo una ocasión que remató por arriba del travesaño, ya que no logró acomodarse correctamente. El VAR adquiriría protagonismo otra vez luego de anularle un gol a Lukaku por estar en fuera de juego cuando iniciaba la jugada.

El Chelsea disfrutaba de una buena racha con el dominio de la posesión y buscaba con confianza el arco custodiado por Kelleher. El Liverpool se las arreglaba sin tener el balón en sus pies, aguardaban con paciencia para lanzarse al ataque y anulaban las intenciones del rival.

Lukaku en acción / Foto: EFL

El cuadro londinense seguía manejando los tiempos del encuentro, sin embargo, no podían acercarse con profundidad al último tercio y lamentaba las oportunidades perdidas. Sobre el final del tiempo extra, el encuentro se disputaba en el mediocampo y se vería cortado por el árbitro en múltiples ocasiones. La tanda de penaltis se acercaba y Tuchel introdujo a Kepa, de vasta experiencia, en busca de quedarse con el título.

Desde los doce pasos, los primeros 21 penales serían convertidos de gran manera. Sin embargo, Kepa fallaría su penal al mandarlo directo a la tribuna y le daría el título al equipo contrario.

El portero español lamentándose su error / Foto: EFL

El Liverpool vuelve a coronarse campeón luego de la Premier League conseguida en el 2020. Klopp logró sacarse la espina de dos finales perdidas en la Carabao Cup. Por otra parte, el Chelsea pierde su segunda final desde la asunción de Tuchel y no pudo ampliar su gran comienzo de año.

VAVEL Logo