El Manchester City resbala antes del Mundial
De Bruyne y Jorgensen tras uno de los momentos polémicos del encuentro / Foto: @ManCity

La jornada 16 de la Premier League ha comenzado de la manera más sorpresiva posible. El Brentford de Thomas Frank ha asaltado del Etihad Stadium con un Ivan Toney absolutamente estelar. El conjunto de Guardiola se deja 3 puntos en uno de los momentos más decisivos de la temporada y deja al Arsenal en lo alto de la clasificación, como mínimo, hasta enero.

  • Alineaciones

Manchester City: Ederson, John Stones, Akanji, João Cancelo, De Bruyne, Rodri, Gündoğan, Bernardo Silva, Foden, Haaland.

Brentford: David Raya, Ben Mee, Pinnock, Mathias Jørgensen, Rico  Henry, Mathias Jensen, Janett, Onyeka, Rasmussen, Ivan Toney, Mbeumo.

  • Los primeros 45 minutos

Primera parte atípica la vivida en el Etihad Stadium. Ante un Manchester City que no se acostumbra a conceder ni un milímetro en su campo, un Brentford con un juego diametralmente opuesto al que suelen proponer Guardiola, obligaba a los Sky Blues a remar en contra a poco de comenzar el encuentro. 

Los de Thomas Frank ya han demostrado que saben afrontar este tipo de encuentros. Eficientes al contraataque y sin salirse del plan, Ivan Toney lograba perforar la portería de Ederson a los 16 minutos tras un balón parado que ponía al área el español David Raya, dejando claro que es uno de los porteros que mejor juego de pies tiene en toda la Premier League. 

A partir de ahí, el conjunto mancuniano se lanzó en oleada hacia la portería visitante llegando a reclamar hasta 3 penaltis, alguno más polémico que otro, en cuestión de media hora. Sin embargo, tanto va el cántaro a la fuente que se acaba rompiendo. 

Aunque fuese más por calidad que por juego, a escasos segundos de finalizar la primera parte, Phil Foden presentaba sus credenciales para el Mundial con un zurdado imparable que se colaba en la escuadra de la portería de los Bees, dejando el partido completamente abierto para la segunda mitad.

Foden celebra el empate local / Foto: @ManCity
Foden celebra el empate local / Foto: @ManCity

Dominio sin recompensa 

La segunda parte comenzó como terminó la primera. El monólogo del City se hacía cada vez más evidente con el correr del cronómetro. No obstante, el Brentford, con una actuación de las que sientan cátedra, revivió la historia de “David y Goliat” en uno de los momentos más decisivos de la temporada. 

Lo intentaban de todas las maneras los citizens en un día especialmente aciago para Erling Haaland. El noruego no tuvo su mejor actuación y estuvo muy desconectado del encuentro, más por mérito de la defensa que por demérito suyo, durante los 90 minutos. 

Aunque su presencia en el partido fue de menos a más, los Foden, Bernardo Silva o De Bruyne no hacían más que encontrarse con piernas rivales cada vez que llegaban a ¾ de campo. Hubo que esperar hasta el minuto 70 para empezar a ver las mejores ocasiones del encuentro. 

A partir de ahí, los golpes mutuos se empezaron a hacer más evidentes. El partido se abrió bastante y tan fácil era ver a Rodri pisando área rival como, apenas 60 segundos más tarde, ver a Laporte robándole el doblete a Toney sobre la línea en una acción que quedará para los highlights de la temporada. 

Sin embargo, pese al dominio de los locales, el Brentford jamás le perdió la cara al partido y supo esperar muy bien su momento. 

Guardiola, poco intervencionista ante lo que estaba presenciando, no hizo su primer cambio hasta el minuto 87, cuando entró Julián Álvares sustituyendo a un mermado Cancelo que había visto amarilla por simular uno de tantos penaltis que se reclamaron durante el tiempo de juego. 

El partido se iba a ir hasta el minuto 100 y, en un momento donde la fe puede ganar a las piernas, Ivan Toney fue el más creyente de todos y sentenció el encuentro tal y como lo empezó: a la contra. 

Todavía tuvo el inglés dos manos a mano con un Ederson estelar que no pudo hacer más sino evitar que el delantero se llevase el balón para casa. 

Y así lograban los de Thomas Frank hacer realidad la fábula y dejarle la pelota botando al Arsenal para que meta más tierra de por medio a un primer puesto que al actual campeón se le empieza a escapar de los dedos. 

VAVEL Logo