Crónica general de la jornada 28: Manchester is blue
Kevin De Bruyne registró un partido de clase mundial / Foto: Twitter @premierleague

La vigésimo octava jornada de Premier League ha dejado una media de 3.4 goles por partido. Una jornada llena de duelos clave por el liderato y por el descenso, dejando varias actuaciones individuales a destacar. Philippe Coutinho, Reece James, Harry Kane o Kevin De Bruyne firmaron un fin de semana a un nivel muy alto.

Leicester 1-0 Leeds

No arranca de la mejor manera la era de Jesse Marsch. El Leeds empezó a carburar el nuevo estilo que desea implantar el estadounidense. Ataques verticales y desmarques en profundidad que muestran una cierta flexibilidad posicional, algo que beneficia especialmente a Daniel James. 

Es difícil de explicar el hecho de que el Leicester se llevara los tres puntos. El Leeds llegó a rematar en 19 ocasiones, pero los foxes, haciendo uso de la astucia que caracteriza al zorro, salió victorioso gracias al solitario tanto de Harvey Barnes en el 67'. Asociación perfecta junto a Iheanacho para batir a Illan Meslier. 

Aston Villa 4-0 Southampton

Nueva masterclass de Coutinho en Villa Park. Participó de forma directa en los cuatro tantos. Abrió el marcador Ollie Watkins a pase de Ings en el 9'. Cerca del final de la primera mitad, se formó la asociación brasileña entre Philippe y Douglas Luiz para que el pivote doblegara la ventaja antes del descanso. 

Ya en la segunda mitad, Coutinho hizo el tercero en el 52' tras aprovechar la pasividad defensiva del Southampton y, tres minutos después, el propio Danny Ings cerró el marcador tras un gran pase de Matty Cash.  

Burnley 0-4 Chelsea

Victoria engañosa del Chelsea, que sentenció en apenas 22 minutos de la segunda mitad Reece James, en el 48', volvió loca a la defensa del Burnley para romper las tablas. Kai Havertz se sumó a la fiesta anotando un doblete en apenas tres minutos para que, en el 70, Christian Pulisic pusiera el 0-4 definitivo en un nuevo error defensivo.

Newcastle 2-1 Brighton

Lo del Newcastle en este 2022 es serio. Ninguna derrota en siete partidos de Premier League. Ryan Fraser fue el héroe de los Magpies con un gol y una asistencia en tres minutos. Primero, aprovechando el fallo de Murphy que se estrelló en el palo y, después, sirviendo un centro exquisito para Fabian Schär. Por parte del Brighton, recortó distancias el capitán Lewis Dunk en el 55' con un remate de cabeza en un saque de esquina. 

Norwich 1-3 Brentford

En esta jornada no solo hay duelos clave para el título, sino también para el descenso. El Norwich se aferra cada vez más a Championship, mientras que el Brentford se lleva tres puntos vitales para alejarse a seis puntos de la zona roja. El hat-trick de Ivan Toney (dos desde su especialidad, los once metros) sirvió para encarrilar la victoria. Por su parte, Teemu Pukki anotó en el 93' el gol del honor. 

La mejor noticia no fue la victoria, sino la vuelta de Christian Eriksen como titular. El danés completó los 90 minutos y firmó 4/7 centros, 5/5 balones en largo y una buena actuación a nivel defensivo.

Wolves 0-2 Crystal Palace

La cuarta mejor defensa de la Premier League cayó ante el equipo de Patrick Vieira. Se adelantaron los Eagles en el 18', obra de Jean-Philippe Mateta, en un descuido de los Wolves. Más tarde, en el 32'. Wilfried Zaha se encargó de sentenciar desde los once metros. Max Kilman provocó el penalti y el costamarfileño puso el broche de oro a los tres puntos. 

El 'hat-trick' de Toney aleja al Brentford del descenso / Foto: Twitter @premierleague
El 'hat-trick' de Toney aleja al Brentford del descenso / Foto: Twitter @premierleague

Liverpool 1-0 West Ham

El asedio red superó al matagigantes de la Premier League. En esta ocasión, David no derrotó a Goliat. El dominio del Liverpool fue bestial, con ciertos riesgos debido a su bloque tan adelantado, pero la exhibición de Luis Díaz sirvió para llevarse los tres puntos.

El tanto de Sadio Mané llegó en el 27'. Alexander-Arnold calmó el balón de Naby Keïta con el pecho y envenenó el esférico que cazó el senegalés en el área. 

Watford 2-3 Arsenal

Victoria clave del Arsenal, que aprovecha el pinchazo del Manchester United para meterse en puestos de Champions. Los gunners se acomodan en su hábitat, el cuarto puesto, tras comenzar la campaña con un estado anímico bajo mínimos. 

Y es que la cosa empezó con un susto para los hombres de Arteta tras el gol, anulado por el VAR, de Emmanuel Dennis a los 20 segundos. Sin embargo, el frenesí no paró. El Arsenal estrenó el marcador gracias a Martin Ødegaard en el 4' para que, seis minutos después, el Cucho Hernández pusiera el empate con un precioso gol de tijereta.

Ya en el 30', Saka se inventó el segundo. Robo, pared con Lacazette y remate al arco. El propio Lacazette se vistió de asistente y le dejó otro gran balón a Martinelli para colocar el tercero y, en el 87', Sissoko puso el 2-3 definitivo. 

Man City 4-1 Man United

Manchester se vistió de azul. Un nuevo recital de Kevin De Bruyne condenó el primer encuentro entre Guardiola y Rangnick. El belga abrió el marcador en los cinco minutos iniciales con una pasiva defensa que le permitió rematar en el área. Jadon Sancho puso la calma en el 22' con una gran jugada individual, pero la alegría le duró bien poco al Manchester United.

De nuevo De Bruyne, en el 28', cazó uno de los miles de rebotes que hubo en una jugada en la que Foden hizo lo que quiso. Para culminar, Riyad Mahrez anotó los otros dos goles en un último tercio de un Manchester City que parecía jugar en el patio de la escuela. 

Tottenham 5-0 Everton

Los Spurs cerraron la jornada de la mejor manera. Frank Lampard recibió su primera goleada como técnico toffee con una exhibición de los de siempre. Michael Keane auguró la pesadilla abriendo la lata con un tanto en propia meta en el 14'. Heung-min Son y Reguilón siguieron a un Harry Kane que anotó un doblete. En poco menos de una hora, el Everton ya encajó los cinco goles. 

 

VAVEL Logo