Un Lanzini inspirado rompe la mala racha del West Ham

Un gol del argentino en la primera parte valió para superar al Crystal Palace en Selhurts Park. Los de Bilic entraron mejor en el encuentro y fueron superiores en la primera mitad. En la segunda parte el Palace buscó el empate pero los Hammers resistieron el empujón final local.

Un Lanzini inspirado rompe la mala racha del West Ham
Lanzini y Cresswell celebran el gol de la victoria del argentino. (Foto: Premier League)
Crystal Palace
0 1
West Ham United
Crystal Palace: Mandanda; Ward, Tomkins, Delaney, Kelly (Fryers, Min. 46); McArthur (Wickham, Min. 70), Ledley (Cabaye, Min. 46); Townsend, Puncheon, Zaha; Benteke
West Ham United: Adrián; Reid, Kouyate, Ogbonna, Cresswell; Antonio, Noble, Obiang, Payet (Fernandes, Min. 78'); Lanzini (Nordtveit, Min. 88); Zaza (Calleri, Min. 86)
MARCADOR: 0-1, min. 19, Lanzini.
ÁRBITRO: Martin Atkinson. Amonestó a Noble (Min. 21), Benteke (Min. 48), Ogbonna (Min. 62) y Adrián (Min. 94). Expulsó a Cresswell por doble amarilla (Min. 74 y 75).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de la Premier League, disputado en el estadio de Selhurst Park en Londres con 25.643 espectadores.

Una lluviosa tarde en Londres fue testigo de la victoria del West Ham después de superar por la mínima al Crystal Palace en su casa por 0-1. Los Hammers salieron con más decisión al partido y el gol en la primera mitad fue suficiente para llevarse el encuentro.  Los locales lo intentaron en la segunda mitad pero no tuvieron recompensa.

El West Ham quiso y pudo

Slaven Bilic sorprendió en la alineación colocando a Aaron Cresswell como titular tras regresar de la lesión que le apartó del equipo desde la pretemporada. Además, Reid fue el elegido para ser el lateral derecho tras la lesión de Sam Byram en el último partido. En su regreso Cresswell quiso demostrar por qué es un jugador tan importante en la plantilla Hammer y desde el inicio se mostró como el jugador más activo de su equipo. En los primeros cinco minutos apareció en dos ocasiones, primero llevando una contra tras una gran apertura de Pedro Obiang que estrelló el inglés en el exterior de la red derecho de la portería de Steve Mandanda y después combinando con Simone Zaza para que el italiano inquietase al portero galo. El Crystal Palace estaba viendo cómo su rival en la ciudad estaba dominando y Jason Puncheon encontró a Wilfried Zaha dentro del área dejándole solo dentro del área, pero el joven extremo la envió a la derecha de Adrián San Miguel malogrando la mejor oportunidad del encuentro hasta el momento.

Regreso agridulce de Aaron Cresswell. (Foto: Web Oficial)
Regreso agridulce de Aaron Cresswell. (Foto: West Ham)

Los pupilos de Bilic empezaron mejor el partido y dominaron la primera mitad. Dejaron que los de Pardew llegasen hasta el centro del campo controlando el balón pero desde ese punto intensificaban su presión y provocaban que los locales enviasen balones altos buscando a Benteke. En esas situaciones Ogbonna y Kouyaté se mostraron muy contundentes primero evitando que el belga entrase en contacto con el balón y después impidiendo que el rechace llegase a las botas de un jugador rival. Obiang y Noble estuvieron muy atentos para que la zona del 10 no estuviese activa y Puncheon tenía que retrasar su posición para poder jugar. Todo lo que el Palace podía crear se reducía a balón parado y jugadas en banda que solían terminar en pérdida.

En cambio el West Ham aprovechaba con rapidez esas pérdidas, sobre todo activando la banda izquierda por medio del tridente Obiang-Cresswell-Payet, responsables de la mayor parte del peligro de los del oeste de Londres. En esa banda surgió el primer gol del encuentro a través de una combinación entre Cresswell y Payet en la que el francés se la puso al inglés y este conectó un gran centro para que Lanzini sorprendiera desde atrás y marcase. Segundo gol en la temporada para el mediapunta argentino que es un fijo para Bilic tras superar la lesión en el principio de temporada.

El Crystal Palace lo intentó tras el gol, pero sin mucha insistencia y sin inquietar de forma clara a Adrián. Townsend puso un muy buen centro en la primera vez que entraba en juego pero Noble corrigió y envió a córner impidiendo que Zaha rematase. El West Ham fue creciendo con el balón y siguió llegando al área de Mandanda. Primero Michael Antonio, que no apareció demasiado en el partido, y después Lanzini intentaron aumentar la ventaja pero sin recompensa.

Benteke lo intentó pero no logró encontrar el gol en la tarde de este sábado. (Foto: Web Oficial)
Benteke lo intentó pero no logró encontrar el gol en la tarde de este sábado. (Foto: Premier League)

En dos jugadas aisladas los locales pudieron cambiar el sino del partido. Primero una jugada muy embarullada con una falta a Zaha cerca del área en la que el árbitro dejó seguir acabó en un penalti de Ogbonna a Benteke, después de que el defensa del West Ham derribase al delantero belga al tratar de despejar el balón. El mismo Benteke lo lanzó pero el balón se fue a la izquierda de la portería de Adrián. El ariete trató de ajustar tanto el balón con el portero de los visitantes batido al lado contrario que se le fue fuera. Después del gran fallo, el ex del Liverpool volvió a disponer de una gran ocasión para empatar el partido tras un gran centro de Puncheon que cabeceó al palo derecho de la portería Hammer. Así acababa la primera mitad.

Insuficiente empujón del Palace

Alan Pardew no estaba viendo bien a su equipo y trató de buscar la remontada introduciendo dos cambios. Yohan Cabaye entró por Ledley y cambió a Martin Kelly buscando más proyección ofensiva con Fryers. Pero el efecto de los cambios tardó en llegar ya que en los primeros minutos de la segunda mitad el West Ham pudo ampliar su ventaja con dos ocasiones clarísimas de Payet. Primero se plantó solo ante el portero tras un gran balón a la espalda de la defensa pero la zaga del Palace replegó rápido y estorbó su disparo que detuvo Mandanda. Después, tras una gran contra llevada por Zaza y Lanzini, estrelló su disparo contra el portero francés.

A partir de ese momento el Crystal Palace empezó a buscar más insistentemente la puerta de Adrián y primero lo intentó a través de Townsend que disparó desde lejos pero el guardameta atajó la pelota sin problemas. En 15 minutos de segunda mitad los locales pisaron más el área del West Ham que en toda la primera mitad. Sobre todo se produjo porque el Palace invitó a los visitantes a un partido de ida y vuelta en el que ellos estaban golpeando más. Ante eso Bilic reaccionó rápido y cambió la formación de su equipo a un 3-4-3 con Reid como tercer central y Cresswell y Antonio como carrileros. Eso supuso que los locales no llegasen con tanta claridad, aunque también ganaron más metros y se plantaron definitivamente en el campo de los Hammers para toda la segunda mitad. Por ello Pardew puso toda la carne en el asador y metió a Connor Wickham en lugar de McArthur.

Payet estuvo más activo en la primera que en la segunda parte. (Foto: Web Oficial)
Payet estuvo más activo en la primera que en la segunda parte. (Foto: Premier Leaguel)

Pero el partido se iba a poner más de cara para el Palace después de que en 30 segundos Aaron Cresswell viera dos tarjetas amarillas que supusieron su expulsión del encuentro. Esto hizo que Bilic tuviera que mover el banquillo e introdujo al joven centrocampista suizo Edimilson Fernandes como carrilero izquierdo que entró por Payet. Un recurso un tanto arriesgado ya que el helvético no suele caer por la banda izquierda.

Benteke comenzó a aparecer más según iban pasando los minutos y estuvo a punto de marcar en dos ocasiones, a la salida de un córner y con una volea que no consiguió encontrar la meta de Adrián. Bilic trataba de aprovechar los cambios para capear la ofensiva local. Calleri entró por Zaza y unos minutos después Nordteit cerraba aún más el partido sustituyendo al mejor del encuentro, Manuel Lanzini. El argentino fue el jugador que más kilómetros recorrió en el partido y ayudó mucho al equipo en la segunda parte a través de la presión o corrigiendo a sus compañeros, además de la gran producción ofensiva durante la primera mitad.

El árbitro añadió cuatro minutos más en los que el Palace echó el resto en busca de un punto. Y el gol estuvo a punto de llegar por medio de Connor Wickham que, tras un gran balón de Townsend, consiguió rematar un potente disparo de cabeza, pero el balón fue rechazado con una gran intervención por Adrián San Miguel. Y así acabó el partido con la victoria de los visitantes.

Fin a la mala racha y punto de inflexión

El West Ham consigue tres puntos valiosísimos en esta visita a Selhurts Park después de cinco partidos sin conocer la victoria. Bilic seguro que tratará de hacer de este triunfo un punto de inflexión para salir de las posiciones más bajas de la clasificación y colocar al equipo en el lugar en el que esperan estar. En cambio, los Eagles acaban con su racha de cinco partidos sin perder, pero se mantenen con 11 puntos en la mitad alta de la tabla.