Cristiano graba su nombre en un derbi para la historia
Cristiano celebrando uno de los goles en el Calderón | Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

El Real Madrid se llevó los tres puntos en su visita al Atlético de Madrid, en el que se antoja como el último derbi en el Vicente Calderón, al menos correspondiente a La Liga. Los blancos se afianzan en la primera posición del campeonato, aprovechando además el tropezón de los de Luis Enrique frente al Málaga, y les aventajan en cuatro puntos. La victoria además servirá como inyección de moral para medirse al Sporting CP en UEFA Champions League, donde no pueden fallar si quieren llegar con opciones de acabar líderes en la última jornada al medirse al Borussia Dortmund.

Zinedine Zidane sorprendió al cambiar su esquema a un 4-4-2 con Varane y Nacho como pareja de centrales, Isco, Kovacic, Modric y Bale en el centro del campo y Lucas Vázquez liderando el poder ofensivo blanco junto a Cristiano Ronaldo. Simeone en cambio introdujo pocas novedades, exceptuando la de Fernando Torres por Gameiro en ataque acompañando a Antoine Griezmann. Mientras que Isco fue una de las piezas claves en el juego merengue, los atléticos echaron en falta la figura de hombres como Saúl Ñíguez o Koke, que apenas entraron en juego durante la primera parte. Los merengues supieron sufrir a la vuelta del descanso y mediado el segundo periodo encarrilaron el encuentro con un gol de Cristiano Ronaldo desde los 11 metros.

Iniciativa atlética, peligro merengue

El encuentro arrancó con mucha intensidad desde el primer minuto por parte de ambos conjuntos. Isco se erigió como una de las figuras del cuadro visitante, organizando el juego blanco y dejando grandes detalles de calidad; la otra cara de la moneda fue Kovacic, que se mostró muy errático y tuvo varias pérdidas que pudieron pasar factura a los suyos, con el paso de los minutos el internacional croata fue asentándose sobre el verde del Vicente Calderón y mostrándose más seguro. Sin embargo, los del 'Cholo' Simeone llevaron la iniciativa en los primeros compases y ello se tradujo en diversas ocasiones de cara a la portería defendida por Keylor Navas, aunque ninguna creó excesivo peligro. Poco a poco los blancos se fueron haciendo con la posesión mientras que los atléticos buscaban sorprender con jugadas aisladas.

Isco fue uno de los mejores en los primeros compases, no solo del Madrid sino del partido

En torno al primer cuarto de hora se produjo una de las primeras polémicas del choque, Cristiano Ronaldo cabeceó un centro en el corazón del área pero Oblak detuvo el balón sobre la línea; el '7' merengue reclamaba que el balón había entrado, pero ni Fernández Borbalán ni sus asistentes lo consideraron así. La respuesta local llegó con una combinación entre Griezmann y Fernando Torres, pero Marcelo muy atento se anticipó al delantero natural de Fuenlabrada. 

El segundo aviso de Cristiano se produjo tras una dejada de Gareth Bale en la frontal del área, pero el de Madeira no acertó a conectar el disparo. El dominio blanco seguía aumentando y con ello las ocasiones sobre la portería de Oblak, Luka Modric lo intentó con un disparo cruzado pero el guardameta rojiblanco atajó sin problemas el esférico. Donde no pudo hacerlo fue en la siguiente jugada, cuando una falta botada por Cristiano Ronaldo en la frontal del área terminó superando la línea de cal después de que Savic desviara levemente el balón con la cadera, lo que hizo inútil la estirada del cancerbero esloveno.

Isco sigue a lo suyo

Con el gol, el conjunto merengue se relajó momentáneamente, lo que dio paso a varias ocasiones favorables a los locales, que sin embargo fueron solventadas sin problemas bien por una defensa blanca muy seria o bien por Keylor Navas. Pero Isco tomó las riendas y los madridistas recuperaron la posesión; un pase a la espalda de la defensa del malagueño fue interceptado por Cristiano, que tras deshacerse de Godín con un recorte de espaldas probó de nuevo a Oblak, esta vez el cancerbero detuvo bien su lanzamiento. Pese a haber sido anulada por supuesto fuera de juego, Isco dejó uno de los grandes detalles del encuentro, un balón en largo de Marcelo fue cazado por el mediocentro malacitano con un excelso control.

Cristiano lanzando la falta que supuso el 0-1 | Foto: Real Madrid

El último cuarto de hora del primer tiempo mantuvo el ritmo eléctrico mostrado desde los primeros compases, aunque ni Keylor Navas ni Oblak tuvieron que emplearse a fondo ya que apenas se generaron ocasiones entre los tres palos. Apenas sobrepasado el minuto 45 de partido, Fernández Borbalán indicó el camino del túnel de vestuarios. Los dos equipos completaron una buena primera mitad, pero los blancos fueron superiores y supieron materializarlo.

Asedio colchonero a la vuelta del descanso

La segunda parte arrancó con un Atlético de Madrid volcado sobre la portería de Keylor Navas. Una de las ocasiones más claras la tuvo Carrasco en sus botas, los merengues no acertaron a despejar una jugada a balón parado y el internacional belga aprovechó para probar suerte desde la frontal, su disparo se marchó por muy poco buscando la escuadra derecha de la portería blanca. El feudo rojiblanco apretaba y la superioridad de los de Simeone iba en aumento, un centrochut de Griezmann se perdía por línea de banda sin que nadie llegara a rematarlo; poco después el futbolista francés intentó sorprender desde media distancia a Keylor Navas tras arrebatarle un balón en tres cuartos de campo a Modric, pero el costarricense atajó sin problemas.

Carrasco y Griezmann lideraron la reacción atlética

El encuentro era un monólogo rojiblanco sobre la meta madridista mientras que los merengues buscaban tímidamente la portería de Oblak. Pese a realizar diversos errores en la salida de balón, el Real Madrid se mostraba muy seguro en defensa, contando con el inestimable apoyo del centro del campo y de jugadores más adelantados como Gareth Bale o Lucas Vázquez. Aprovechando la reacción, Simeone realizó un doble cambio para buscar más pólvora arriba dando entrada a Correa y Gameiro por Gabi y Fernando Torres respectivamente.

Los blancos templan el encuentro

Lejos del efecto esperado, los movimientos en el conjunto rojiblanco sirvieron a los de Zinedine Zidane para recuperar terreno y con ello disponer de diversas ocasiones. Isco dispuso de una gran ocasión al rematar un balón desde la frontal del área pero Oblak respondió con una espectacular mano. Los madridistas respiraban después de un intenso asedio de los locales durante la reanudación, y lo hacían más aún después de que Savic derribara a Cristiano Ronaldo en el área. El crack portugués se encargaría de establecer el 0-2 en el luminoso al engañar a Oblak definiendo a su izquierda.

Cristiano celebrando el 0-2 ante las cámaras | Foto: Reuters
Cristiano celebrando el 0-2 ante las cámaras | Foto: Reuters

Un penalti de Savic sobre Cristiano Ronaldo permitió a los blancos encarrilar el partido

Los rojiblancos no le perdieron la cara al partido y mediante Carrasco intentaron recortar distancias. En cambio serían los visitantes quienes volverían a ver puerta con Cristiano Ronaldo de nuevo como protagonista; una pase bombeado de Isco fue interceptado por Gareth Bale, que se hizo un autopase con la cabeza, tras una gran cabalgada por el costado zurdo el de Cardiff asistió a Cristiano que llegaba por el centro para hacer el definitivo 0-3. Pensando posiblemente en el encuentro del José Alvalade, Zidane decidió sentar a Isco para dar entrada a un Benzema que regresaba tras su lesión. Poco después, el francés también dio descanso a Cristiano por James Rodríguez, y a Lucas Vázquez por Asensio, que debutaba en un derbi.

Durante los últimos minutos del encuentro se sucedieron las ocasiones en ambas áreas, Carrasco tuvo las más claras pero su disparo tras deshacerse de varios rivales se estrelló en un defensor blanco y en la siguiente Keylor Navas se interpuso en su camino. Sin tiempo para más, Fernández Borbalán indicó el final del partido. Gracias a esta victoria, el Real Madrid consigue sacarle cuatro puntos a su inmediato perseguidor, el Barcelona, que no ha podido pasar del empate a cero frente al Málaga, al mismo tiempo que se marcha a nueve puntos de su rival en el día de hoy, un Atlético de Madrid que se sitúa momentáneamente en la quinta posición.

VAVEL Logo