Anuario VAVEL Málaga CF 2017: el proyecto de Al-Thani se desmorona
Anuario VAVEL Málaga CF 2017: el proyecto de Al-Thani se desmorona | Montaje: Javier Jábega (VAVEL)

El Málaga CF se ha enfrentado a un año en el que ha tenido por delante demasiadas dificultades, que ha intentado solventar. En este caso, podríamos hablar de que el 2017 ha tenido tres fases: la inexperiencia de Marcelo Romero, la mano salvadora de Michel y la planificación deportiva para la temporada 2017/2018 que ha sido un rotundo fracaso.

Marcelo Romero, la inexperiencia

Romero llegaba con inexperiencia y dirigía a un equipo que era un 'manojo' de nerviosTras la marcha producida de forma inesperada por parte de Juande Ramos en el mes de diciembre, Marcelo Romero, que hasta ese momento era segundo entrenador, debutó como máximo responsable. Se trataba de una apuesta arriesgada, ya que la única experiencia en los banquillos había sido ante un club de Tercera División y se hacía cargo del equipo en un momento en el que la racha de resultados era negativa durante el último mes. Su debut se produjo en Balaídos frente a un Celta de Vigo superior que venció por 3-1. Otro partido más quedó expuesto la inoperancia en defensa de los malacitanos, que en el minuto 7 ya se había encajado el primer gol por lo que nuevamente el equipo tenía que ir a remolque. El equipo local, con tres llegadas, hizo efectividad plena de goles.

[Foto Málaga CF]

En los siguiente partidos, el panorama fue desolador, en el partido jugado en La Rosaleda ante la Real Sociedad se dieron las mismas sensaciones, es decir, cuando encajó un gol el equipo no se sostenía y era un manojo de nervios. Además, el jugador franquicia Sandro tuvo una rotura muscular parte posterior de su pierna derecha que le obligó a retirarse en la primera parte.

Se obtuvo una victoria ante la UD Las Palmas, la única con Marcelo Romero, y se consiguió a base de grandes dosis de sufrimiento, defendiendo con uñas y dientes el 2-1 en La Rosaleda con un jugador menos. Se estrenaba el equipo con una victoria con Marcelo al frente, pero tras caer derrotado durante tres jornadas ligueras consecutivas el efecto Marcelo se había diluido, y se empezó a entrar en una dinámica peligrosa. Por acuerdo entre ambas partes, se produjo la destitución del técnico. Los números alaban la decisión, se habían obtenido cinco puntos de treinta posibles. La mala suerte en algunos partidos así como la inoportuna lesión de Sandro habían sentenciado al técnico uruguayo, al que se le achacó falta de firmeza ante sus jugadores.

[Foto Málaga CF]

Michel, la figura salvadora del equipo

Y se presentó Michel como nuevo entrenador del primer equipo , acompañado de Juan Carlos Mandiá como segundo de a bordo, el mismo tándem que formaron en el Olympique de Marsella. Su debut se produjo en La Rosaleda en la jornada 27 en un partido clave ante el Alavés, donde el equipo no se podía permitir perder más derrotas. Y nuevamente podía contar el equipo con Sandro, recuperado de su lesión. Pero la historia se volvía a repetir por enésima vez en defensa. Esta vez centralizado en la figura de Martin Demichelis. Dos graves errores del argentino de forma puntual hicieron que el equipo visitante en sus únicos dos tiros a puertas en todo el partido se llevasen los tres puntos con un 1-2.

Imagen: LaLiga
Imagen: LaLiga

La victoria en el Molinón sirvió como punto de inflexión. El Málaga se soltó e incluso ganó al FC Barcelona en La RosaledaEn los siguientes dos partidos, se obtuvo un milagroso empate en Butarque ante el Leganés y se perdió en casa ante el Atlético de Madrid, por lo que la situación clasificatoria quedaba con un Málaga que tenía una ventaja sobre el descenso de cinco puntos, y se iba a producir un enfrentamiento en el Molinón entre Sporting y Málaga que en caso de victoria local dejaba en una situación muy comprometida a los malacitanos, con todavía ocho jornadas por disputarse. El partido fue muy sufrido, intenso, sabedor de lo que se jugaban ambos equipos, y en el cual dos jugadores iban a ser clave en la victoria visitante como Kameni y Sandro. A mediación de la primera parte el atacante Traoré tuvo el gol, en un remate que realizó a media vuelta en el área lo pudo sacar Kameni con la manopla en una posición inverosímil. Con ello, parecía que el Málaga nuevamente iba a entregarse a su suerte pero apareció en el minuto 40 Sandro quien, tras efectuar un disparo y tocar el balón tanto en el defensa como en el portero, el balón entró en el fondo de las mallas y se estableció el 0-1 ante el delirio de los visitantes y la decepción del público local.

En la segunda parte, Kameni siguió con su noche prodigiosa, realizó un buen partido y en el descuento efectuó sendas paradas a un tiro de falta y una vaselina, coronándose como jugador clave para lograr al fin la ansiada victoria. Aquello se celebró como algo épico, no era para menos, era la primera victoria a domicilio de la temporada y el equipo dejaba el descenso a una distancia de ocho puntos. Fue el punto de inflexión del equipo blanquiazul.

En la siguiente jornada, llegó la alegría de la temporada para la afición blanquiazul, logrando una victoria ante el todopoderoso FC Barcelona que se estaba jugando la Liga, ni más ni menos. El verdugo fue Sandro, que con una gran galopada desde el centro del campo, hizo el 1-0. El equipo estuvo concentrado en todas sus líneas y Kameni, por segundo partido consecutivo, estuvo decisivo. En el minuto 15, hizo un paradón en un mano a mano con Luis Suárez. El Barcelona no pudo detectar durante todo el partido ninguna posibilidad ante un Málaga que había dejado toda la tensión acumulada en la temporada hasta su victoria en la pasada jornada en el Molinón. Un triunfo histórico por la forma en que se produjo y por lo que significaba, la salvación quedaba a un palmo.

En las últimas siete jornadas de Liga, y cuando el equipo tenía un calendario más que complicado, el equipo se soltó y mejoró la situación clasificatoria. Si bien en Coruña cosechó una derrota, en el resto de partido llegó a puntuar en todos y la mejora en el juego fue abismal. Sandro se erigió como el auténtico killer en la delantera logrando unas cifras espectaculares, y el equipo “se ganó el derecho” al ser juez de la liga en la última jornada al enfrentarse contra el Madrid en La Rosaleda y jugarse los blancos la Liga.

La temporada acabó con un Málaga en la undécima posición, con un registro de 46 puntos, algo que nadie creería cuando hacía apenas hacía mes y medio se estaba jugando el equipo el descenso.

Esta dinámica de resultados al acabar la liga, así como el juego desplegado por el equipo y la mano de Michel, que sí había sido autoritario ante sus jugadores, había despertado el interés de sus aficionados que hacían presagiar un excelente inicio en la próxima temporada, prueba de ello fue el éxito en la campaña de abonados que se inició nada más acabar la Liga.

Venta de jugadores clave y fichajes que no ilusionan

El club malaguista comenzó a diseñar la plantilla de cara a la próxima temporada, la 17-18. Sin embargo, no iba a tener en cuenta las ventas de jugadores muy importantes estos últimos años. Sandro (al Everton), Ignacio Camacho (al Wolfsburgo) y Pablo Fornals (al Villarreal) iban a dejar el equipo costasoleño este verano, dejando un vacío reseñable tanto en la afición como en el club. Además, los fichajes no acompañaron para levantar la ilusión en los aficionados, pese a que se han batido récords de abonados llegando a los 25.000, algo nunca antes conseguido en la historia del club malacitano. Llegaron Borja Bastón, Rolan, Cecchini, Rolon, Roberto Jiménez, Paul Baysse

Imagen: Malagacf
Imagen: Malagacf

Inicio nefasto

Pero la Liga no empezó bien, y ha continuado peor aún. Llegó el Eibar a La Rosaleda, el 21 de agosto para abrir el campeonato regular, pero un gol del exmalaguista Charles, hizo que el equipo de Mendilibar se llevara los tres puntos. El mes de agosto no acabó de la mejor forma posible, porque los de Michel visitaban a un recién ascendido, el Girona, y pese a realizar un partido serio, el conjunto catalán ganó el encuentro por 1-0 con gol de Pedro Alcalá.

El mes de septiembre empeoró la situación y elevó las alarmas al máximo. De los cinco encuentros de este més, el conjunto blanquiazul perdió cuatro y empató uno, ante el Athletic, en La Rosaleda, donde consiguió remontar un 1-3 en contra. Pero en primer lugar, Las Palmas, fue el encargado de poner la puntilla ganando el partido en el feudo malaguista por 1-3. Dos partidos seguidos fuera de casa provocaron que el Málaga no se moviera de la última plaza. El Atlético de Madrid venció por 1-0 mientras que en Mestalla, el Valencia de Marcelino endosó un 5-0 que dolió mucho en el seno del club.

Imagen: LaLiga
Imagen: LaLiga

Destitución de Arnau y vuelta de Husillos

En mitad de esta mala racha de resultados, tuvo lugar la destitución de Francesc Arnau como director deportivo del Málaga. El exjugador malaguista llevaba en el cargo 22 meses, pero la planificación deportiva de este pasado verano propició que el club decidiera destituirlo y poner en su lugar al portugués Husillos, que también había pasado por el club en el pasado y pasaba a incorporarse a la dirección deportiva.

El mes de octubre continuó con tres derrotas más del Málaga, una de ellas en Copa del Rey, ante el Numancia, cuando el equipo que milita en Segunda División consiguió remontar el partido en el tiempo de descuento, encajando el equipo de Michel dos goles que aumentaron más la herida. En el campeonato de Liga, Leganés y Barcelona también derrotaron a los malaguista pero llegó el Celta de Vigo a La Rosaleda para cerrar este mes y el equipo dio un puñetazo en la mesa donde consiguió por primera vez la victoria esta temporada por 2-1 donde el capitán, Recio, marcó el gol de la victoria de penalti en la recta final del partido.

Imagen: LaLiga
Imagen: LaLiga

El equipo confirmó su mejoría en el mes de noviembre, tanto por juego como por resultados, pero pareció haber sido todo un espejismoNoviembre fue la confirmación del Málaga de su mejoría. Es cierto que perdió ante el Villarreal y Real Madrid fuera de casa pero en La Rosaleda consiguió vencer al Deportivo de la Coruña por 3-2, con remontada incluida después de que el Deportivo se pusiera 1-2 en la segunda mitad. A pesar de que el Numancia apeó al Málaga de la Copa, los de Michel dejaban claro que había mejorado. Llegaba diciembre, y el Levante salió con un punto de la Rosaleda. Sin embargo, el Málaga conseguía una semana después la primera victoria de la temporada fuera de casa, en Anoeta ante la Real Sociedad por 0-2, donde el equipo demostró que tenía nivel suficiente para salir de la situación que atraviesa. Pero todo parecía haber sido un espejismo porque los de Michel han acabado el año con dos derrotas, y casi desahuciados. El Betis visitó La Rosaleda en la jornada 16 y dio un baño táctico a Michel, que quedó tocado y empezaron a escucharse cánticos en su contra en el estadio de Martiricos.

Imagen: LaLiga
Imagen: LaLiga

Finalmente, el pasado jueves 21 de diciembre, el Alavés, un rival directo para la salvación venció en Mendizorroza por 1-0, dejando al Málaga en último puesto de la tabla y cerrando un año muy complicado. ¿El futuro? Muy negro. Todavía queda mucha liga por delante pero la sensación es que a pesar de que son cuatro los puntos que separan al Málaga de la salvación, es que la plantilla se mostrará incapaz de salir del pozo. Para evitarlo la secretaría técnica trata de encontrar a jugadores en el mercado de invierno. El primero ha llegado ya: Manuel Iturra. El jugador chileno vuelve al Málaga varios años después, pero a la afición no le ha gustado especialmente el fichaje.

Está claro que el deseo para el 2018 en el Málaga es dar un giro de 180 grados, conseguir la permanencia y volver a aspirar a algo grande, sin perder la esencia que ha caracterizado al equipo en la última década.

En profundidad: así ha sido el 2017 para el Málaga CF

[Foto Málaga CF]

Roberto, las manos del malaguismo

[Foto Málaga CF]

Kameni, fin a una etapa

Andrés Prieto, el futuro bajo palos asegurado

[Foto Málaga CF]

Paul Baysse, experiencia francesa para la defensa

[Foto Málaga CF]

Luis Hernández, el muro blanquiazul

[Foto Málaga CF]

Miguel Torres, lesiones que lo han lastrado todo el año

Cifuentes, el trabajador

[Foto Málaga CF]

Diego González, juventud dispuesta a triunfar

[Foto Málaga CF]

Fede Ricca, un año marcado por las lesiones

[Foto Málaga CF]

Alex Robles, el futuro de la cantera

Rosales, la banda derecha tiene dueño

Juankar, polivalencia lastrada por las lesiones

[Foto Málaga CF]

Weligton, adiós al eterno capitán

Adrián González, espíritu y sacrificio a raudales

[Foto Málaga CF]

Kuzmanovic, un año entero sin competir

[Foto Málaga CF]

Pablo Fornals, un diamante que dijo adiós

[Foto Málaga CF]

Rolón, una ilusión sin rendimiento

[Foto Málaga CF]

Chory Castro, el año de la encrucijada

Keko, a la espera de cumplir las expectativas

[Foto Málaga CF]

Jony, su irregularidad complica su continuidad

[Foto Agencia EFE]

Ontiveros, de promesa a ser apartado por indisciplina

Juanpi Añor, el desaparecido

[Foto Málaga CF]

Recio, capitán del Titanic

[Foto Málaga CF]

Ignacio Camacho, de lider a traspasado

[Foto Málaga CF]

Charles, un gran aliado del gol

Peñaranda, el éxito está en sus manos

[Foto Málaga CF]

En-Nesyri, la perla marroquí pide paso

[Foto Málaga CF]

Borja Bastón, un delantero sin gol

[Foto Málaga CF]

Sandro, el efímero goleador

Diego Rolan, una estrella intermitente

[Foto Málaga CF]

'Gato' Romero, una mala transición

[Foto Málaga CF]

Michel González, la esperanza para conseguir de nuevo la permanencia

VAVEL Logo