Las cuatro ocasiones por partido de Markel Susaeta
Markel Susaeta con el balón el los pies. | Foto: Noelia Déniz

Las cuatro ocasiones por partido de Markel Susaeta

El Athletic lleva sin perder en liga desde el 5 de noviembre. Aquel día perdió con mucha contundencia contra el Celta por 3-1. Desde aquel día han pasado 8 partidos y ninguno de esos 8 rivales ha podido vencer a los leones. Desde aquí intentaremos explicar un poco mejor los porqués de todo esto.

markel-cuena
Markel Cuena

El Athletic olía a tragedia, la afición empezaba a pedir la cabeza del Kuko tras varios malos resultados y el futbol del Athletic era incluso peor que aquellos resultados. Desde entonces el Athletic ha encadenado 8 partidos sin perder en liga y pese a no estar donde le gustaría ni en resultados ni sobre todo en nivel futbolístico sí que parecen haberse calmado las aguas. Pero, ¿por qué el Athletic ha pasado de perder 6 de los anteriores 8 partidos de Liga a no perder ninguno en más de dos meses?

Ziganda, con el agua al cuello y tras probar todo tipo de soluciones, parece haber encontrado una vía de escape en el fútbol más simple que se puede realizar. Envíos directos, salida en largo, presión y centros. Centros desde casi cualquier lado. Centros que no vienen a partir de una ventaja.

Tras el empate contra el Villarreal, en el que se aprovecharon las salidas rápidas por la banda de Lekue e Iñaki Williams para superar en varios tramos al submarino amarillo, aprovechándose del característico rombo de Javi Calleja, llego el Deportivo. El primer partido del sistema actual. El sistema de Markel Susaeta y Mikel Rico.

Mikel Rico con el balón en los pies. | Foto: Noelia Déniz VAVEL.
Mikel Rico con el balón en los pies. | Foto: Noelia Déniz

El fútbol de este Athletic nace de la simpleza. Lo más importante es no cometer errores. Intentar no regalar nada. Cuando se tiene el balón atrás hay que mandarlo para adelante. Para esto la vía más rápida es el envío en largo a Aduriz y Raúl García. De esta forma es más difícil cometer un error en salida. Raúl tiende más a escorarse a la izquierda y esto libera la mediapunta para el gran protagonista de este Athletic, Markel Susaeta. Por la otra banda siempre es bueno tener un cuchillo como Iñaki Williams o De Marcos y, si pueden ser dos, mejor. Por esto se han podido ver las parejas de Lekue con Iñaki, Williams con De Marcos o De Marcos con Lekue. Estos dos jugadores son los encargados de dar amplitud y profundidad al campo, ya que Susaeta abandona el lado izquierdo y Raúl García pese a desplazarse hacia allí centra su fútbol en lo que pasa dentro del área.

Cuando llega el balón arriba, lo importante es centrar, colocarla dentro del área del adversario, por dos razones. La primera, que se cuenta con Aduriz y Raúl García, jugadores capaces de sacar algo positivo de un centro en desventaja. La segunda, y la más importante, es que si se consigue centrar casi siempre, pese a no ser desde posiciones adecuadas, es mucho más difícil que te contragolpeen. Es decir, nunca pierdes la pelota, de esta forma no se pueden cometer errores tampoco en esta fase. Y aquí es donde entra en juego el otro protagonista de este Athletic, Mikel Rico.

Mikel Rico apunto de recibir un balón. | Foto: Noelia Déniz VAVEL.
Mikel Rico apunto de recibir un balón. | Foto: Noelia Déniz VAVEL.

Mikel parte como doble pivote, con distintos acompañantes. Si se prevé mayor posesión lo acompaña Iturraspe. Si se prevé que el otro equipo querrá acaparar el balón son Vesga o San José los acompañantes. Sin embargo, Mikel Rico pronto abandona su zona y se mueve por todo el campo. Sus funciones principales son dos. Por un lado presionar la salida de balón rival y, por el otro, recoger los rechaces. Y es aquí donde Mikel Rico más destaca. Su lectura para recoger las segundas jugadas es de lo mejor que hay en toda la Primera División y con tanto volumen de centros como tiene el Athletic esto es clave.

Pero, como se ha dicho antes, el jugador más importante está siendo Susaeta. No solo está siendo el único jugador que está dando apoyos entre líneas y organizando la posesión junto con Ander Iturraspe, sino que está creando por sí mismo casi 4 ocasiones de gol por partido. Para poner la idea en contexto, la media de Leo Messi en esta temporada está siendo 2,5 ocasiones cada 90 minutos. La de Susaeta está ahora mismo en 2,4 cada 90 minutos. Solo Messi y Viera crean más que él.

Susaeta centrando el balón al area. | Foto: Noelia Déniz VAVEL.
Susaeta centrando el balón al area. | Foto: Noelia Déniz VAVEL.

Esto es lo que está haciendo al Athletic competir cada partido. Apenas necesita arriesgar nada para generar ocasiones, por eso Ziganda opta siempre por no arriesgar y así los leones son muy difíciles de superar. No necesita desgastar a todo su equipo en altas presiones buscando robar arriba. No necesita subir el ritmo del partido ni atacar en tromba algunas fases para superar al rival. De hecho ni siquiera se busca superar al rival. Con no ser superado en ningún momento se asegura el 0 o el 1 en su casillero y con Susaeta a este nivel, dos jugadores como Raúl García y Aduriz arriba y Mikel Rico barriendo los rechaces no es difícil pensar que algún gol terminara por entrar. De esta forma el Athletic se ha convertido en un hueso al que, pese a que le cueste bastante ganar los partidos, es muy difícil de superar. Mientras tanto va ganando tiempo para la vuelta del jugador en el que Ziganda parece querer asentar su idea, Iker Muniain.

VAVEL Logo