La
Masía por el mundo: Álex Carbonell, la elegancia que viste al Fortuna Sittard

La Masía por el mundo: Álex Carbonell, la elegancia que viste al Fortuna Sittard

Perder la batalla para ganar una guerra. Consciente de sus posibilidades, Álex Carbonell iniciaba un periplo lleno de oleajes en su travesía para tornar a la cuna de La Masía. Despuntando de nuevo en su retorno, el sinsabor de la segunda partida conducía al centrocampista barcelonés rumbo a una odisea en busca de una alfombra sobre la que tender su mejor fútbol. Ahora, en las filas del Fortuna Sittard, Álex viste de elegancia los mejores anhelos del conjunto holandés.

alicianavarro
Alicia Navarro

Un sabio afirmaba que “la primera oportunidad se da, y la segunda se gana”, y vaya si se la ganó. Trenzado sus inicios con el balón, Álex Carbonell esbozaba su andadura en el mundo del fútbol de la mano de la FCBEscola. Tras dos años en la academia del club azulgrana, el joven jugador se incorporaba en las categorías inferiores del Barça, arrancando con todos los honores en el FCB Alevín B de Albert Puig. Destacando desde el lateral derecho, Álex lograba conquistar el trofeo de Liga en la División de Honor bajo la tutela de Fran Sánchez y Xavi Franquesa en el FCB Infantil A la temporada 2010/2011, compartiendo los entresijos del vestuario con jugadores de la talla de Ferrán Sarsanedas, ahora capitán del Barça B. Sin embargo, la dureza del destino golpearía la vida de Álex con sólo 14 años, obligándole a degustar el sabor amargo de la despedida. Siguiendo el camino precedido por otros tantos, el joven de Cerdanyola del Vallés emplazaría su equipaje rumbo a un nuevo destino tras ser notificado en verano de 2011 que no seguiría formando parte de los entresijos del club.

Carbonell con el juvenil azulgrana. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Evolucionar para ganar

Enfocando con elegancia el contratiempo, la UE Cornellà abría sus puertas para recibir a Álex Carbonell, no sin antes enseñarle un nuevo reto en el viaje. Conocido por sus virtudes como lateral, el catalán permutaba su posición para explotar como mediapunta, engrandeciendo sus calidades y desbocando una calidad incesante en las orillas del área rival. Sólo dos temporadas defendiendo la elástica ‘verdiblanca’ bastaban al FC Barcelona para volver a recuperar al ‘cerdanyolenc’, ganando la partida al interés de varios clubes en el horizonte. Con dolor, y alguna lágrima, Álex abandonaba el club de su corazón en 2011 para volver dos años más tarde con más fuerza. Enérgico, y fiel creyente de sus posibilidades, su retorno la temporada 2013/2014 en las filas del FCB Juvenil B de García Pimienta confirmaba el acierto de su llegada.

Tras dos temporadas en la UE Cornellà, ‘Carbo’ regresaba por todo lo alto a La Masía la temporada 2013/2014

Instalando de nuevo en La Masía los enseres de un equipaje con muchas piedras que sortear, Álex Carbonell constaba su gran momento profesional firmando una gran actuación con el cuadro juvenil. Indispensable en la banda de García Pimienta, el azulgrana abrazaba la distinción de máximo goleador del FCB Juvenil B, coronado campeón de Liga y rubricando además su gran papel con un ‘doblete’ ante la UE Cornellà en el encuentro que decantaba el título a favor de los barcelonistas. Alternando varias posiciones con el sabio de La Masía al mando del timón, el canterano desplegaba su gran versatilidad sobre el tapiz exhibiéndose tanto de interior, como de extremo y de ‘falso 9’, posición que encumbraba a Álex Carbonell a recuperar el reconocimiento extraviado en su primera etapa como azulgrana.

Carbonell, capitán del juvenil. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Dueño de una refinada técnica y un olfato goleador indomable, el catalán saltaba al FCB Juvenil A la temporada 2014/2015 para convertirse en la pieza clave del buque catalán en el transcurso de una campaña complicada para su escuadrón. Calzado con una deslumbrante capacidad de adaptación en cualquier zona del verde, su debut con el filial no se haría esperar. Amparado por el ardor del Miniestadi, Álex abría su andadura con el Barça B bajo el mandato de Gerard López el 29 de agosto de 2015 ante la Pobla de Mafumet CF, recuperando su emplazamiento como interior, espacio que afianzaría con el filial.

Buscando su lugar en un territorio tan poblado en la medular, ‘Carbo’ se instauraba con valentía en el Barça B la temporada 2016/2017, saboreando las mieles de un grandioso debut con el primer equipo el 30 de noviembre de 2016 frente al Hércules CF con la Copa del Rey como testigo. El hito, más allá de lo emotivo, convertía al canterano en el tercer futbolista surgido de la FCBEscola en jugar con la primera armada del Barça, siguiendo los pasos de Sergi Samper y Martí Riverola.

Álex la temporada 2014/2015 con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Carbonell alcanzaba debutar con el primer equipo de la mano de Luis Enrique en 2016

La fuerza de la resistencia

Acostumbrado a resurgir frente a la adversidad y dotado de un talento innato, Álex volvía de nuevo a emprender su periplo lejos de ‘Can Barça’. Buscando nuevas oportunidades en el confín y con el firme designio de seguir creciendo con el esférico cosido a sus pies, el de Cerdanyola del Vallés estacionaba las maletas en Tarragona, incorporándose a las líneas del Reus Deportiu la temporada 2017/2018. Lejos de casa, su rastro volvía a iluminar al refugio del Nou Municipal, sobresaliendo en su nuevo curso como ‘ganxet’ y rescatando el interés del club de sus amores.

Sin embargo, el trago amargo del descenso del Barça B a la categoría de bronce disipaba las opciones del regreso de Álex, prosiguiendo su evolución con el cuadro ‘rojinegro’ en las faldas de la Segunda División. Erguido como la manija perfecta en la sala de máquinas del Reus Deportiu, el mal momento del club tarraconense y las dificultades económicas versadas sobre la entidad obligaban a ‘Carbo’ a partir en el mercado invernal con el fantasma del descenso administrativo sobrevolando en las oficinas del Reus. Sin achicarse, y orgulloso del reto, el Córdoba CF abrazaba la llegada de Álex en enero de 2019, disfrutando de su incorporación durante seis meses.

Carbonell con el filial. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El mal trance del Reus Deportiu obligaba a Carbonell a fichar por el Córdoba CF en enero de 2019 con la carta de libertad

En plena tormenta, incapaz de salvar el hundimiento del equipo ‘califa’ al infierno del descenso hacia Segunda División B, el Valencia CF colocaba sus zarpas en Álex Carbonell, ingresando en el barco ‘ché’ la temporada 2019/2020. Reafirmando su política de captación de jóvenes promesas del panorama nacional, el conjunto valenciano cedía este verano al centrocampista barcelonés al Fortuna Sittard sin llegar a vestir la zamarra ‘blanquinegra’.

Carbonell esta temporada con el Fortuna. Foto: Fortuna Sittard

El calor de un presente prometedor

Capaz de combinar con elegancia y explorando siempre la mejor opción sobre el tapiz, Álex Carbonell aterriza en la primera división holandesa con la firme intención de lanzar al buque dirigido por Sjoerd Ars hacia los vientos tranquilos de la permanencia. Salvado por la campana el curso anterior a sólo un punto del descenso, el Fortuna Sittard aspira a seguir respirando los aires de la Eredivisie de la mano de ‘Carbo’. Ante el reto, con la ilusión de fraguarse en un escenario de altos vuelos, el de Cerdanyola del Vallés vivirá a sus 21 años su primera experiencia bajo los mandos de la Primera División.

Nadie le ha regalado nadie. Álex brilla y hace brillar. De esos tipos que uno siempre quiere al lado, el catalán nunca confía la jugada precisa al azar. Desde la sala de máquinas, aportando siempre la mejor opción con aroma del mejor fútbol y desde la inteligencia como base, Álex Carbonell tratará de volver a descorchar su mejor versión cobijado en los brazos del conjunto holandés. Un paso adelante en su carrera para demostrar que a la poesía cincelada sobre sus botas todavía le quedan muchas obras por grabar.

VAVEL Logo