Los rojillos le cortan las alas al Granada CF 
Kenedy peleando un balón con Manu Sánchez. Foto: LaLiga Santander.

CA Osasuna y Granada CF estaban citados en el estadio El Sadar este domingo 24 de enero a las 14:00 horas para disputar su correspondiente duelo de la vigésima jornada de LaLiga. Los navarros llevaban sin vencer desde hace 13 jornadas, mientras que los nazaríes querían continuar con la senda de los registros de la primera vuelta –la mejor primera vuelta en toda la historia de los granadinos en Primera-.

El partido empezó muy dinámico y vertiginoso, donde ambos cuadros intentaban adelantarse lo más rápido posible con jugadas muy ofensivas, aunque sin demasiado peligro para los cancerberos rivales. Osasuna se sentía cómodo, con bastantes cambios en el once respecto a jornadas anteriores y con la novedad en ataque de Kike Barja y Budimir. Los rojillos tuvieron en menos de diez minutos dos llegadas que pusieron en aprietos a los zagueros rojiblancos y a Rui Silva. En cambio, el Granada planteaba un esquema novedoso tras las numerosas ausencias en la medular del campo, donde solo estaban disponibles Milla y Montoro, actuando como novedad en el pivote Jesús Vallejo.

El choque se mostró bastante parejo en los minutos iniciales. Ambos llegaban con facilidad al área contraria pero, a la hora de finalizar, a ambos equipos les costaba mucho. El Granada hilvanó en el ecuador de la primera parte una gran jugada, protagonizada por Kenedy, con un autopase y un baile sobre la línea de cal que no pudo frenar Manu Sánchez, poniendo el esférico en el punto de penalti para que Luis Suárez, muy forzado, rematara de cabeza, pero el esférico se fue por milímetros de la meta de Herrera.

Aun así, Osasuna persistió y, finalmente, su tanto acabó llegando. Los de Pamplona abrieron el marcador tras un fallo de la defensa del Granada. Jony puso el balón, desde el costal izquierdo, en el área pequeña rojiblanca. Tras un débil despeje de Germán, el esférico acabó en las botas de Budimir, que remató a placer, abriendo de ese modo el marcador y poniendo por delante a Osasuna.

Pese al jarro de agua fría para los pupilos de Diego Martínez, el esfuerzo y sacrificio de éstos no  decayó. El resultado era adverso, pero la idea de juego se mantuvo firme y sólida, confiando plenamente en que los ataques, que se convirtieron más directos, surtieran efecto, pero esto no acabó funcionando.

Los de Arrasate volvieron a marcar. En este caso, la jugada provino del costal derecho, desde donde Kike Barja colgó el balón para que Budimir –muy mal marcado por los centrales granadinos- rematara de cabeza y metiera entre las mallas de la portería de Rui Silva el balón. Los fallos defensivos condicionaron a los granadinos, que persistían para buscar un gol que les metiera en el partido antes del final del primer acto, pero la escasa fluidez ofensiva complicó todo y, sin mucho más, se llegó al final de la primera parte.

Luis Suárez recorta distancias

En el segundo acto, Diego Martínez cambió su idea inicial, apostando por Quini y Jorge Molina para dar profundidad al equipo y buscar con el veterano ariete el gol que pudiera meterles en el partido. Los cambios surtieron efecto ya que, con una gran jugada, el Granada se metió de lleno en el partido tras el gol de Luis Suárez, que comenzó con un robo de Quini, que le cedió el balón a Milla, que condujo hasta la zona de tres cuartos del área contraria para devolvérsela al lateral cordobés, que le dio el esférico al delantero colombiano quien, a dos tiempos, batió a Sergio Herrera y metió el primer gol de los nazaríes en dicha cita.

El Granada se mostró con carácter y peligro ante un Osasuna tenso y nervioso. El gol le sirvió como punto de inflexión para los nazaríes, que vieron como el empate era factible dada las circunstancias. La continuidad local que brindó en la primera parte se perdió en el segundo acto, donde, poco a poco, el Granada fue adueñándose de la posesión.

Tras una jugada convulsa –y con mucha polémica-, Estrada Fernández, que fue a revisar al VAR un posible penalti a favor de Osasuna, acabó sancionando un manotazo de Calleri sobre Germán, en una jugada previa al supuesto penalti por mano de Quini. Tras más de cinco minutos de revisión, el colegiado señaló falta y tarjeta amarilla para Calleri. 

El partido se fue igualando progresivamente, con un Osasuna comandado en ataque por Calleri, que fue cada vez a más. Sin embargo, el Granada siguió buscando el tanto que pusiera las tablas en el electrónico.

Moncayola aumenta la ventaja

Cuando el Granada volcó toda su pólvora sobre el campo para buscar el empate, los navarros volvieron a arremeter. Un gran saque de Sergio Herrera, controlado por Roberto Torres, produjo la asociación entre Rubén García, Torres y Moncayola, y el canterano acabó finalizando la jugada en la boca del área con un auténtico derechazo, introduciendo el esférico dentro de la guardia de Rui Silva para ir desmoronando el sueño granadino del empate.

Minutos después, Roncaglia fue expulsado por doble amarilla, dejando a falta de cinco minutos a los rojillos con diez jugadores sobre el campo ante un rival con muchas ganas de sangre y que creía poder completar su objetivo.

Finalmente, Osasuna venció por 3-1 y peleó hasta el final para dejar los tres puntos en tierras navarras. De la misma forma, los de Jagoba Arrasate conocían la victoria tras 13 jornadas sin celebrar una y salían del descenso sumando 19 puntos. Mientras tanto, el Granada no pudo puntuar en dicho encuentro, por lo que continúa manteniéndose en la séptima posición en la clasificación con 28 puntos.

  • Ficha técnica

CA Osasuna (3): Sergio Herrera, Roncaglia, Unai García, David García, Manu Sánchez (Juan Cruz 46’), Torró, Iñigo Pérez (Moncayola 68’), Oier, Kike Barja (Roberto Torres 81’), Budimir (Calleri 46’), Jony (Rubén García 45’).

Granada CF (1): Rui Silva, Foulquier (Quini 46’), Germán, Domingos Duarte, Carlos Neva (Soldado 81’), Vallejo (Molina 46’), Montoro, Milla, Machís, Suárez (Vico 85’), Kenedy (Puertas 81’).

Goles: 1-0 Budimir, 2-0 Budimir, 2-1 Luis Suárez, 3-1 Moncayola.

Árbitro: Xavier Estrada Fernández (comité catalán). Ha amonestado a los locales Manu Sánchez, Roncaglia –expulsado -por doble amarilla-, Calleri, Torró y a los visitantes Vallejo, Foulquier, Duarte y Germán.

VAVEL Logo