Fin de un 2020 de ensueño para el Granada CF 
Celebración de la clasificación a Europa League. Foto:Pepe Villoslada/Granada CF. 

Se acaba 2020 con el que ya se puede denominar como el mejor Granada CF de la historia sin bajar el pie del acelerador. A pesar del nefasto año en cuanto a la situación sanitaria y económica mundial, el conjunto rojiblanco ha completado el mejor de sus 89 años de existencia. 366 días que se resumen de esta forma:

Un primer trimestre de ilusión y leyenda

El año para los de Diego Martínez comenzó con una gran victoria ante el RCD Mallorca que sirvió a los nazaríes para seguir poniendo tierra de por medio con la zona de descenso y empezar a amenazar con conseguir cotas más altas. Las victorias ante Badalona y Badajoz metieron a la entidad del Zaidín en cuartos de final de Copa del Rey. Más tarde, el vigente campeón, el Valencia, visitó Los Cármenes para ser eliminado por un equipo que mostró su mejor versión y que se cargó al conjunto ché con dos goles de Roberto Soldado. Mientras, en Liga, se siguió avanzando con triunfos de prestigio como la victoria ante el Valladolid, con una remontada exprés en la recta final del partido. Aquel gol de Carlos Fernández quedó en la memoria de los aficionados granadinistas.

Ya en marzo, y con la permanencia prácticamente conseguida, el Granada se permitió el lujo de pelear por la final de la Copa del Rey ante un Athletic Club que en el minuto 85 veía cómo un recién ascendido lo iba a eliminar de su competición fetiche. Lástima que un gol de Yuri en las postrimerías acabara con el sueño de toda una ciudad.

Covid, confinamiento y reanudación

Una semana más tarde, el mundo entero paró su actividad a causa de la pandemia global provocada por la Covid-19. También lo hizo el fútbol y tocó trabajar en casa hasta que el 11 de junio, tres meses después del último partido oficial de LaLiga, la competición se reanudó. El Granada volvió el día 12 con otra gran remontada ante el Getafe de Bordalás, que también peleaba por una plaza europea. Esos tres puntos dieron la salvación virtual a los de Diego Martínez, que la consumaron apenas dos semanas después en Vitoria ante el Alavés. La machada se confirmó un mes después del reinicio de la competición, cuando el 4-0 endosado por los rojiblancos al Athletic, sumado a las derrotas de Valencia y Getafe por 1-0, supuso la primera clasificación a competición europea de la historia del Granada CF. Una clasificación que, eso sí, se tendría que apuntillar pasando las tres rondas previas que le esperaban a la vuelta del descanso veraniego.

Fin de año de ensueño

Septiembre trajo una pretemporada dura y las rondas previas de la UEFA Europa League.

Pese a que el cuadro nazarí no pudo no siquiera empatar ninguno de sus tres amistosos en Marbella, inició con una solvente victoria ante el Athletic de Bilbao de nuevo en Liga y un 0-4 en Albania frente al KF Teuta en su primera aparición en la competición continental. A estas dos victorias les siguieron las de Alavés y Dinamo Tbilisi y una estrepitosa derrota ante el Atlético de Madrid por 6-1 antes de viajar a Suecia para medirse al Malmoe con un objetivo claro: meterse por primera vez en una fase final de competición europea.

Aquel día, Machís, Puertas y Yangel Herrera ajusticiaron al conjunto escandinavo y consiguieron la machada. El posterior sorteo encuadró al Granada CF con PSV, PAOK y Omonia Nicosia.

Tras un duro mes de noviembre, que inició con el polémico partido en San Sebastián que el Granada tuvo que disputar con sólo 7 jugadores del primer equipo por Covid, los rojiblancos clasificaron a diecieisavos como segundos de grupo tras haber comandado la clasificación durante las seis jornadas que duró. En Liga, el primer sprint le permitió pasar el bache sin ningún sobresalto. Los empates ante Huesca y PAOK dieron paso a las victorias ante Elche, San Juan y Betis, la inmerecida derrota ante el Real Madrid y la victoria final ante el Valencia.

Así ha cerrado el Granada un año que acaba cinco posiciones por delante del año anterior, con la misma puntuación y tres partidos menos. Habiendo progresado en Copa y con el compromiso de viajar a San Paolo para enfrentar a todo un Nápoles en febrero en los dieciseisavos de Europa League.

VAVEL Logo