Análisis post Barça vs Eintracht de Frankfurt     (2-3): Adiós a la Europa League en un Camp Nou teñido de blanco
Busquets agradece el apoyo de la grada tras la eliminación. | Foto: Noelia Déniz

El duelo arrancaba con un ambiente previo un tanto extraño, los aficionados del Eintracht de Frankfurt se podían contar por multitudes, llenando gran parte del Camp Nou y plasmando una imagen insólita en el fortín azulgrana. 

Gol a los dos minutos del Eintracht

Sin embargo, la hinchada culé como si de un reto se tratara, animaba con ímpetu a su equipo, conscientes de que el pase a las semifinales estaba en juego. El encuentro iba a caldearse bien temprano, con un penalti favorable al Eintracht de Frankfurt, cometido por Eric Garcia en un agarrón injustificado en el área. Kostic se encargó de convertir la pena máxima ante el estallido de un Camp Nou teñido de blanco. 

Arrancaba perdiendo en los dos primeros minutos de partido el Barça, que necesitaba reponerse lo antes posible para entrar en el partido. Aubameyang tuvo la réplica muy pocos minutos después del gol del Eintracht, pero su cabezazo salió lamiendo el larguero de la portería de Trapp, el encuentro era de ida y vuelta en el Camp Nou

El equipo alemán estaba jugando sin complejos ante un Barça que parecía no esperarse que el Eintracht saliera con la misma mentalidad ofensiva que en el partido de ida. A pesar de no encontrarse cómodo sobre el verde, el equipo de Xavi Hernández gozaba de oportunidades a cuentagotas.

El Barça no se encuentra

El Eintracht de Frankfurt bajó las prestaciones llegando al tramo final de la primera mitad, y empezó a esperar replegado atrás al conjunto culé, procurando mantener la ventaja en el marcador. Aun asi el conjunto azulgran no lograba inquietar en exceso la meta de Trapp, que vivia cómodo bajo palos. El combinado dirigido por Oliver Glasner estaba consiguiendo desactivar al Barça y también crear peligro en transiciones rápidas.

Borre pone contra las cuerdas al equipo culé

En uno de los contragolpes al filo del descanso llegaría el 0-2 para el Eintracht de Frankfurt, Borre colocó un fenomenal disparo desde fuera del área a la escuadra de la portería de Ter Stegen, que no pudo hacer nada. Se le ponía muy cuesta arriba la eliminatoria a un Barça que no se encontraba en el Camp Nou, ante un Eintracht que siguió llegando con mucho peligro hasta el final de los primeros 45 minutos. 

La segunda mitad se inició con un cambio en las filas del Barça, Pedri dejó su lugar a Frenkie De Jong, pero lo que más sorprendió fue que la grada de animación del Barça se marchó, como protesta por la cantidad de entradas vendidas al Eintracht de Frankfurt. 

El conjunto culé arrancó en tromba la segunda mitad y Aubameyang pudo acortar distancias en los primeros compases, pero su disparo se marchó desviado en boca de gol. El Barça salió con ganas de demostrar que no había claudicado, aunque necesitaba dos goles para empatar la eliminatoria y el partido. 

A pesar de ello, el Eintracht pudo sentenciar la eliminatoria, pero Ter Stegen con un pie salvador se encargó de darle vida al encuentro. El conjunto alemán estaba aprovechando sus armas a la perfección, aunque estuviera replegado seguía siendo un equipo temible cuando conseguía armar cualquier contragolpe. 

Kostic sentencia

Cumpliendo con el mismo guion que en la primera mitad, el Eintracht volvió a golpear con una rápida transición para dejar casi lista la eliminatoria, Kostic batió con un disparo cruzado a Ter Stegen, que no supo reaccionar a tiempo. El encuentro se estaba convirtiendo en pesadilla para los de Xavi Hernández, que veían todos los fantasmas del pasado en forma de camiseta blanca. 

Claudicó el Barça, que veía como la ventaja del Eintracht en el marcador era demasiado abultada, mientras que el equipo alemán seguía y seguía llegando al área de Ter Stegen. Se apoderó por completo del encuentro el Eintracht de Frankfurt, que gozaba de tener a unos cerca de veinte mil aficionados apoyando al equipo en el Camp Nou. Pudo ampliar su ventaja el conjunto visitante, que se regodeaba ante un Barça que era un equipo estéril. 

Busquets resucita al Barça

Busquets le puso picante al partido, en el minuto 90 con un golazo desde fuera del área, cuando se anunció que el tiempo extra del encuentro sería de 9 minutos. Con Araújo de delantero centro el Barça buscaba la épica en el tiempo de prolongación. El conjunto culé llegaría a poner el 2-3 por mediación de Memphis desde los once metros, tras un penalti cometido sobre Luuk De Jong

Eliminados de la Europa League

El encuentro acabó con el 2-3 en el marcador y una reacción final del Barça que acabó en nada y que tan solo sirvió para borrar el ridículo del marcador. De esta manera el FC Barcelona dice adiós a la Europa League cayendo de manera clara ante un Eintracht que fue superior en la mayoría de minutos del encuentro. 

 

 

 

 

 

 

VAVEL Logo