Un Granada CF sin mucha lucidez no pasa del empate ante el Huesca
Rochina durante el encuentro. Foto: LaLiga Smarbank.

La parroquia nazarí comienza a impacientarse. Y no es para menos. El Granada CF suma su primer empate de la temporada en casa ante un Huesca que luchó y contuvo a un conjunto rojiblanco que, pese llevar el timón en la mayoría del duelo, no tuvo la lucidez suficiente como para pasar del resultado gafas (0-0).

Granada y Huesca se enfrentaban este domingo en el duelo correspondiente a la octava jornada de Segunda División. Los nazaríes volvían a su feudo para intentar resarcirse de la mala imagen mostrada en los últimos encuentros, donde en tres partidos solo sumaron una victoria.

Los locales, que empezaban a sentir el malestar de su afición por los registros más recientes, llegaban a Los Cármenes tras salir derrotados ante Las Palmas (2-0) en un insulso partido por parte nazarí donde dejaron unas pésimas sensaciones ante el conjunto insular.

El cuadro aragonés llegaba a este partido tras vencer en la última jornada al Leganés (1-0). Sin embargo, los de Ziganda solo habían sumado hasta la fecha tres triunfos que lo colaban en mitad de la tabla y reflejando ser un equipo bien armado y característico por su entrega.

El encuentro comenzó con unos minutos de tanteo. En una de las acciones granadinas, un mal pase en la salida del balón y un mal entendimiento de uno de los zagueros rojiblancos derivó en que Kevin Carlos tuviera una clara ocasión de adelantar a los suyos en el luminoso con un mano a mano ante el meta del equipo nazarí, que ni se tuvo que estirar ante el alto disparo del ‘killer’ oscense.

Les costó hilvanar a los andaluces en los primeros compases. Además, se le sumaba el nerviosismo latente en la zaga, donde con varias jugadas ya habían puesto en apuros a los suyos. El Huesca, con iniciativa en el inicio, esperaba su oportunidad en ataque gracias a sus veloces atacantes.

Notable participación, pero sin ideas suficientes

Los nervios y condicionantes fueron desapareciendo y, más sueltos, los granadinos empezaron a tener el esférico y llegaron a la portería contraria, aunque sin mucha resolución.

Pese a que el Granada estaba empezando a sentirse mejor que su rival, los aragoneses tuvieron un contragolpe de libro que finalizó con un intento de despeje de Rochina que casi acabó dentro de la propia meta del conjunto nazarí. Raúl Fernández, atento gracias a sus grandes reflejos, evitó prácticamente en la línea que ese balón entrara. Un susto que provocó un malestar general en las gradas de Los Cármenes.

El Granada, pese a que tenía en diferentes tramos el balón, se seguía mostrando sin ideas suficientes como para hacer daño a un Huesca bien replegado que esperaba su ocasión para atacar a un conjunto que en tareas defensivas se veía muy mermado con las ausencias de Ignasi Miquel - por lesión- y de Miguel Rubio, que no participó de inicio para sorpresa.

A balón parado, Callejón tuvo una grandiosa ocasión desde un libre directo que estrelló en el larguero de la guardia de Andrés Fernández. El meta leyó bien las intenciones, pero no llegó a tocar un balón que parecía teledirigido a la red de la portería.

Sergio Ruiz conduciendo el esférico ante la presión de su rival. Foto: LaLIga Smartbank.
Sergio Ruiz conduciendo el esférico ante la presión de su rival. Foto: LaLIga Smartbank.

Rochina tuvo a continuación otra llegada en el borde del área tras una gran actuación de un joven Bryan Zaragoza que, pese a tener el cartel de poco experimentado, vertió todo su talento y calidad en el verde con una espectacular acción individual que finalizó con la cesión del esférico al de Sagunto.

Un quiero y no puedo

La SD Huesca comenzó el segundo acto con mucha energía y ganas de dar guerra. Llegaba con mucha facilidad y, cada vez, con más peligro. Continuaba generando, aunque se fue diluyendo dada la participación de los rojiblancos con transiciones rápidas donde los oscenses apenas tenían capacidad de reacción. Un ida y vuelta en toda regla donde había muchas imprecisiones y poca claridad en ambos bandos.

Los cambios en ambos equipos dieron un toque diferente al partido. Mantuvieron las mismas ideas y el guion fue el mismo, pero las entradas de Melendo, después de haber estado lesionado, y los cambios de piezas dieron algo distinto.

El Granada era consiente de que si continuaba así, no iba a ver puerta. La poca lucidez y claridad era evidente, y de cara a puerta más todavía. Tenía la posesión y llevaba la batuta, pero no lo reflejó ante un sumiso Huesca que esperaba su ocasión para dar un mazazo prácticamente mortal.

Lo mostraron en los últimos compases del duelo. Kanté, tras una combinación aérea, dio con la testa al balón para que lamiera el travesaño de la portería de Raúl Fernández. Una ocasión que cogió más de un corazón de los aficionados granadinistas, donde algunos se fueron incluso antes de tiempo.

La tensión por parte nazarí fue palpable. Cabaco llegó tarde en una de las últimas acciones del choque y fue expulsado por barrer a un contrincante con mucha intensidad y contundencia. Una dificultad que ponía todavía más en jaque a los granadinos. 

Los de Karanka lo intentaron a la desesperada al final del partido con un remate de volea de Molina, que fue muy flojo y no puso en apuros a Andrés Fernández.

Con esa acción, el Granada CF cerró el primer empate de la temporada ante una SD Huesca que compitió notablemente a su rival y supo sacar algo positivo de su visita en territorio narazí, donde la inercia comienza a ser bastante negativa, sumando solo una victoria en los últimos cinco partidos. Con este resultado, el Granada duerme con 13 puntos y fuera de la zona de ascenso, mientras que los oscenses quedan decimoprimeros con once puntos.

Ficha Técnica

Granada CF: Raúl Fernández, Ricard, Víctor Díaz, Cabaco, Quini, Bodiger, Sergio Ruíz, Bryan (Puertas 62’), Uzuni (Molina 71’), Rochina (Melendo 62’), Callejón (Miguel Rubio 90’).

SD Huesca: Andrés Fernández, Ratiu, Pulido, Rubén, Florian (Vilarrasa 73’), Timor (Kante 62’), Sielva (Tomeo 45’), Marc Mateu, Gerard (Soko 62’), Juan Carlos, Kevin Carlos (Hashimoto 62’).

Goles: 0-0.

Árbitro: De la Fuente Ramos (comité castellanoleonés). Ha amonestado a Sergio Ruíz y Cabaco (roja directa) por parte local y a Sielva, Rubén, Tomeo, Timor y Pulido en el otro cuadro.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Segunda División. Choque celebrado en el estadio Los Cármenes.

VAVEL Logo