Reencuentro con la soga al cuello

José Ramón Sandoval, nuevo técnico del Córdoba CF, se reencontrará con el Granada CF este domingo. Los califas están a 11 puntos de la salvación.

Reencuentro con la soga al cuello
José Ramón Sandoval, durante su etapa con el Granada CF. | Foto: Antonio L. Juárez

El de este domingo no será un partido más. El Granada Club de Fútbol viajará hasta la cercana ciudad de Córdoba para disputar un derbi andaluz con muchos alicientes deportivos y sentimentales. Los de José Luis Oltra buscarán romper la nefasta racha que acumulan a domicilio, sin ganar desde octubre, ante un Córdoba Club de Fútbol que se encuentra ahogado en el fondo de la clasificación, a 11 puntos de la salvación. Además, el encuentro trae consigo el debut de José Ramón Sandoval al frente de los blanquiverdes, que se estrenará enfrentándose al club con el que consiguió una salvación milagrosa hace escasas temporadas.

Repetir machada

Sandoval: "Tenemos que eliminar la palabra "no" de nuestro diccionario"Es lo que intentará hacer el de Humanes. Experto en situaciones límite, Sandoval acude al rescate de un Córdoba que se encuentra con pie y medio en Segunda División B faltando dieciseis jornadas para la finalización del campeonato. Los califas ocupan la antepenúltima posición de la tabla con 19 puntos, a más de cuatro victorias de la UD Almería que marca la salvación. Su llegada a tierras andaluzas se produce tras la goleada sufrida por los cordobeses en Tenerife, donde cayeron derrotados por cinco goles a uno, y que le costó el puesto a Jorge Romero.

Para poder beatificar a Sandoval, la afición del Arcángel sueña con que su nuevo patrón consiga la hazaña de reflotar su barco como lo hizo en Granada durante el final de la campaña 2014/15. Restaban cuatro partidos para terminar la liga y los nazaríes se encontraban a siete puntos de la salvación. Enrique Pina, por entonces presidente del club rojiblanco, decidió dar un giro de timón sustituyendo a Abel Resino, que dirigía a los rojiblancos, para traer al madrileño. Muchos pensaron que el cambio iba enfocado a la preparación de la siguiente campaña asumiendo el descenso. Nada más lejos de la realidad. Sandoval se estrenó con una victoria por 1-2 en Getafe, continuó con un 3-0 al Córdoba, se encumbró con un 0-3 en Anoeta a la Real Sociedad y lloró de alegría tras salvar al Granada empatando a cero en la última jornada frente al Atlético de Madrid. Muy pocos, por no decir nadie, creían que era posible. Él sí, y lo consiguió.

El míster de Humanes dirigió al Granada durante dos campañas. | Foto: Antonio L. Juárez

En su presentación, Sandoval ha afirmado que “la oportunidad de volver a entrenar” se ha impuesto a la opinión de algunos allegados que le aconsejaban no fichar por el club califal ante la posibilidad de ver perjudicada su carrera. Para lograr el objetivo, comentó que deben “hacer bloques de partidos para ir recortando tres o cuatro puntos cada cinco partidos” y, mentalmente, “eliminar la palabra “no” del diccionario”. Respecto al Granada dijo haberlo seguido mucho y que tendrá “sensaciones encontradas” al enfrentarse a ellos, así como José Luis Oltra, amigo suyo y que dirigió hasta la pasada campaña al Córdoba.

Suerte dispar con los ex

A lo largo de estos últimos años han sido muchos los entrenadores que han pasado por el banquillo local del Nuevo Los Cármenes. Diez lo han hecho desde que el club salió de las catacumbas de la división de bronce, algunos repitiendo experiencia. De todos ellos, tres han vuelto a encontrarse con el Granada en un campo de fútbol pero como rival. Sandoval será el cuarto.

El primero en esta terna reciente fue Abel Resino. Sustituyó a Fabriciano González 'Fabri' al frente de los nazaríes durante la campaña de regreso a Primera División. Salvó al equipo pero no continuó en el curso siguiente, en el cual fue reclutado por el Celta a media campaña para conseguir el mismo objetivo: eludir el descenso. Se produce la paradoja de que su debut en el banquillo vigués fue ante el Granada, como le ocurrirá a Sandoval, y el resultado fue favorable al técnico de Velada. 2-1 ganaron los celestes.

Lucas Alcaraz, en su vuelta a Granada con la UD Almería. | Foto: Antonio L. Juárez

A ese Granada lo dirigía Lucas Alcaraz, el hijo pródigo que consiguió la permanencia con el club de sus amores durante dos temporadas seguidas. En la 14/15, la que acabó con el milagro de Sandoval, el técnico granadino entrenaba al Levante y se enfrentó a los rojiblancos, con Abel Resino de vuelta. Lucas salió victorioso por dos goles a uno en un partido de infausto recuerdo por el horroroso arbitraje de Álvarez Izquierdo que expulsó a tres jugadores. No sería esta la última vez que Alcaraz se reencontraría con “su madre”, como él denominaba al Granada. Hace escasos meses volvió a Los Cármenes con la UD Almería, en otro partido para el recuerdo por el agónico triunfo nazarí sobre la bocina tras dilapidar una renta de dos tantos a favor.

Por último, otro de los que ha pasado este año por el Coliseo nazarí y que estuvo al frente de la nave granadina es el jiennense Juan Antonio Anquela. Al mando del Real Oviedo visitó a los de Oltra en el mes de octubre, con el resultado de triunfo andaluz por dos goles a cero.