Colorado, a un partido de cerrar su serie
Colorado tiene a tiro la siguiente ronda | foto: NHL.com

Sábado de hockey que invitaba a las palomitas y refresco delante del televisor, y la jornada no ha defraudado, Washington y Pittsburgh siguen tirando de galones de veteranía y campeonatos recientes para hacerse fuertes en sus eliminatorias, Colorado es el único equipo que ha conseguido pleno de victorias, y Dallas en la lucha a bayoneta calada en la trinchera que mantiene con Calgary, sale victoriosa con un soberbio Joe Pavelski.

(2) Washington Capitals 6-1 Florida Panthers (1)

Peter Laviolette empezaba el partido poniendo bajo los tubos a Ilya Samsonov, dejando en el banquillo al hasta ahora titular en postemporada, Vitek Vanecek, tomando una decisión que marcaría el devenir del partido. Porque el guardameta ruso de los capitalinos se iba a convertir en uno de los puntales de la merecida victoria de Washington Capitals sobre Florida Panthers en la matinal del sábado en el Distrito de Columbia.

Pocos podían esperar este desarrollo de partido cuando con el partido apenas comenzado, a los 2:45, Jonathan Huberdeau adelantaba a los gatos y parecía empezar a poner los ladrillos de un triunfo del mejor equipo de la temporada regular. Pero Ovechkin y sus muchachos tenían otros planes para el inicio de la serie en el Capital One Arena, sin descomponerse, siguieron desplegando físico y cortocircuitando el juego de los Panthers, que ya en el resto del partido apenas consiguieron hilar jugadas que les dieran tiros francos ante Samsonov, y cuándo el disco tomaba el rumbo de la portería, no planteaba complicaciones su gestión para el portero.

Washington tampoco ponía cerco a los tubos protegidos por Bobrovsky, y el primer periodo parecía cerrarse con ventaja visitante, cuándo una penalización, bastante gratuita, por parte de MacKenzie Weegar, ponía a los Caps en superioridad en el último minuto. Solo unos segundos de esa penalización le bastaron a Ovechkin para lanzar el disco hacia la portería para que T.J. Oshie lo deflectara y lo hundiera en la portería de los gatos.

El resto del partido solo se jugó a lo que quiso Washington, haciendo gala de su mayor experiencia en partidos de postemporada. 

En el ecuador del partido, en una jugada que la defensa de Florida fue incapaz de neutralizar, el disco llegó a Marcus Johansson que con la portería toda disponible para él, no perdió la oportunidad de poner a su equipo por delante.

Los Panthers lejos de encontrar las herramientas que les permitieron en temporada regular remontar hasta 29 partidos entraron en una espiral de indisciplina que les impidió montar un juego coherente y peligroso ante la portería de Samsonov. Washington no se hizo de rogar, y los goles que cerraron el partido, como la gota china, acabaron perforando la portería y la moral de los de Florida.

Golpe de autoridad de Washington y en Florida, Andrew Brunette tendrá que encontrar las goteras de su equipo en este partido, no solo para superar esta eliminatoria, que no sería poco, si no para demostrar que la etiqueta de interino se le queda pequeña.

(0) Nashville Predators 3-7 Colorado Avalanche (3)

Llegaban los Preds a su hogar con la imperiosa necesidad de ganar si querían seguir aspirando a estar presentes en la segunda ronda de los playoff, y tanto el público del Bridgestone Arena en la grada como los jugadores en el hielo, mostraron la actitud acorde a dicha necesidad. Pero a este deporte juegan dos equipos, y los Colorado Avalanche tampoco estaban por la labor de dejarse avasallar a pesar de estar lejos de las Rocosas.

Además el ímpetu de los locales, les hizo cometer penalidades que los dejaron en inferioridad, inferioridad que está siendo aprovechada por Colorado de manera letal, con dos goles en power play de Lehkonen y MacKinnon, se anotaron una ventaja de dos a 3.52 del final.

No dejaron los Preds que sus rivales se relamieran demasiado con dicha ventaja, apenas minuto y medio después, un Duchene que ya marcó en el primer partido de la serie, volvía a hacerlo para dejar el partido a tiro de un gol. Un gol que llegó con el mismo hierro con el que matan los Avs, Eeli Tolvanen, en power play, anotaba el primer gol de su carrera en postemporada para poner la igualdad a dos.

Pero en el intermedio entre estos dos tantos de Nashville, sucedió un hecho escalofriante, la pala de Ryan Johansen entraba por la máscara de Darcy Kuemper, golpeando el rostro del portero que con evidentes gestos de dolor fue retirado del hielo para ser sustituido por Pavel Francouz. Por suerte, después del partido se descartó la gravedad y Jared Bednar expresó que cuenta con él para el cuarto partido.

El toma y daca seguía transcurriendo en el segundo periodo, y de nuevo en power play, Gabriel Landeskog por un lado y Roman Josi por el otro marcaban los terceros tantos de sus respectivas franquicias.

El momento decisivo llegó a seis minutos del final del periodo intermedio, Landeskog vuelve a marcar, pero desde el banquillo de Nashville se lanza un challenge para anularlo por interferencia al portero. Un contacto que se produce de manera evidente entre Artturi Lehkonen y Connor Ingram desequilibrando al guardameta en su pintura azul, pero tras la revisión, los árbitros consideraron que el contacto fue provocado por un empujón de Mikael Granlund, dando validez al gol.

Ese tanto al sumado por Nazem Kadri en el subsiguiente castigo por delay of game al rechazarse el challenge lanzado, eso si con una colaboración de Ingram que se equivocó al jugar la pastilla desde el trapecio, terminaron por cerrar la tapa del ataúd de Nashville en lo que a este partido respecta.

Ahora Colorado cuenta con cuatro oportunidades para cerrar la serie, y no parece que estén por alargarlo mucho, a Nashville le toca dar todo día a día, para seguir patinando un partido más.

(2) Pittsburgh Penguins 7-4 New York Rangers (1)

Si hay una eliminatoria que se merece un foco especial por lo que sucede en el hielo, por la competitividad, por divertida de ver, sin duda es esta que enfrenta a New York Rangers y Pittsburgh Penguins, el equipo que se lleve la eliminatoria al saco, la habrá sudado y sangrado sin ninguna discusión.

Volvían los Pens a casa con la idea de resarcirse de la última derrota y a fe suya que salieron con toda la intención, tras el primer periodo, con dos goles además en superioridad numérica, los llevaron al vestuario con una ventaja de 4-1.

Esos cuatro tantos encajados, llevaron al hasta ahora imperial Shesterkin al banquillo para que Alexandar Georgiev se hiciera cargo de los tubos, y dar un cambio de aires al equipo, táctica que funcionó, porque los Rangers por medio de Vatrano, Panarin y de un muy presente en esta eliminatoria, Andrew Copp marcando en inferioridad, llevaron las tablas al marcador en este segundo periodo.

Pero los Penguins siguieron haciendo su trabajo sin vacilar, apoyados en la portería por Louis Domingue, y traspasado el ecuador del partido, Danton Heinen marcó el que sería gol ganador del partido y prólogo de los dos goles a puerta vacía, uno de ellos con una asistencia alucinante de Sidney Crosby, que pusieron el broche de oro al partido para los Pens.

Desazón en los Rangers que chocaron con el muro de la veteranía y el saber hacer de los Penguins, que suben su cotización como la espuma para hacerse con la serie tras este partido.

(2) Dallas Stars 4-2 Calgary Flames (1)

Los Stars hacen de la necesidad virtud, si antes de iniciarse la serie muchos achacaban a este equipo el tener una sola línea, la liderada por Joe Pavelski, Rick Bowness los pone a hacer su trabajo y al resto del equipo a luchar para que los réditos obtenidos sean válidos.

Cuándo las cosas parecían ponerse de cara para los Flames, con el segundo gol de Lindholm que ponía en ventaja a su equipo, Pavelski aparecía en el sitio justo en el momento justo, para empatar el partido en el segundo periodo y ponerlo por delante en el tercer periodo. Un gol este del tercer periodo en power play que sirvió para minar el ánimo visitante, que salió a por el partido, pero el trabajo defensivo de Dallas, no les dejó muchas posiciones claras de disparo, y las escasa que disfrutaban eran desbaratadas por Jake Oettinger bajo los tubos, como un mano a mano con Tyler Toffoli que podría haber devuelto las tablas al marcador y en el que el portero local salió vencedor.

Los Flames siguen sin hacer valer su capacidad ofensiva, mientras los Stars con la precisión del bisturí de un cirujano, cortan en el sitio y en la medida justa, a la hora de aprovechar sus ocasiones. Los texanos llevan 12 eliminatorias consecutivas ganadas cuando han liderado una serie 2-1, que llegue la 13 dependerá de ellos y como no, si de Darryl Sutter consigue darle eficacia a su ataque.

VAVEL Logo