Osaka desbarató la potencia de Rogers con paciencia y precisión

Naomi Osaka festeja su triunfo ante Rogers. Foto US Open Tennis Twitter oficial @usopen

Naomi Osaka (WTA 9) sigue hasta la semifinal de este jueves y con algo de ventaja considerando el mayor tiempo de descanso para la recuperación con relación a las tenistas  que definen este miércoles la serie de cuartos de final del US Open.

Pero esa es otra cuestión. Naomi Osaka, dos veces campeona de Grand Slam, partía como favorita, aunque en el historial no había ganado a la estadounidense Shelby Rogers (WTA 93).

La nipona rompió esa estadística en un duelo clave, que lo sitúa seriamente como candidata a adjudicarse el título al clasificarse entre las cuatro mejores del Grand Slam de Nueva York.

Con dos jugadoras de estilos contrapuestos, la japonesa fue paciente y le sacó provecho a su mejor técnica para neutralizar la potencia, muchas veces desmedida de Rogers, quien repetidas veces se apuró para definir y terminó regalando muchos puntos. La ganadora hiló mejor sus tiros angulados y variados, hasta cuidó sostener sus servicios.

El partido  se mantuvo con acciones igualadas hasta el sexto juego. Naomi quebró el servicio de Rogers para adelantarse 4-2. La estadounidense reaccionó con devolución la gentileza, se puso a tono para quebrar en la reposición del siguiente game y descontar 4-3.

Sin embargo, Naomi quebró por segunda vez, pasó al frente 5-3, sostuvo su servicio y remató el parcial 6-3 en 39 minutos.

El segundo set comenzó con una mayor sólidez de Osaka, apostando como una constante a la precisión antes que la potencia de una rival, que además se puso tensa y nerviosa.

En los primeros juegos, Osaka sacó ventaja con un quiebre y se puso 2-1. Seguidamente confirmó el break con su servicio y a partir de ahí se mantuvo la diferencia hasta el cierre.

En el último game, Osaka sacó diferencia con una gran derecha, un potente saque mal devuelto, seguido de un ace. Finalmente, Rogers acabó el partido con un tiro en la red.  Un final tras 41 minutos, totalizando el juego 1 hora y 20 minutos, en la pista del Arthur Ashe.

La venganza

“Simplemente sentí que ella tenía la ventaja porque nunca la había golpeado. Esos recuerdos se quedaron atascados en mi cabeza. Considero que esto es un poco de venganza", dijo Osaka al final del partido. La nipona agregó que "me alegro de haber podido tener una actitud positiva mucho mejor. He tenido un par de partidos realmente duros, que me hacen sentir agradecida de estar en esta posición”.

 

VAVEL Logo