Copa Davis 2017. Steve Darcis: fiabilidad y entrega asegurada

El veterano tenista belga de 33 años volverá a ser de la partida en una final de Copa Davis, su torneo fetiche, en el cual ha sido pieza indispensable para que este año Bélgica vuelva a estar a sólo un paso de su primera Ensaladera.

Copa Davis 2017. Steve Darcis: fiabilidad y entrega asegurada
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

El estadio Pierre Mauroy de Lille (Francia) será el encargado de albergar la final de la Copa Davis 2017 entre el país anfitrión, Francia, y la selección de Bélgica. Uno de sus protagonistas será Steve Darcis, natural de Lieja y que ocupa el puesto número 76 del ránking ATP.

Esta será la segunda presencia de este veterano tenista de 33 años en una final de Copa Davis, tras la que disputó hace dos años en casa ante Gran Bretaña. A Darcis, que cuenta con dos títulos ATP en su palmarés, le viene como anillo al dedo esta competición, la cual le ha brindado probablemente sus mejores momentos sobre una pista de tenis. Su entrega y enorme versatilidad en cualquier tipo de superficie le han convertido en un hombre indispensable para su selección, que luchará a partir del próximo viernes por conquistar la primera Ensaladera de su historia.

Dos títulos ATP y una victoria para el recuerdo

Como bien decimos, la mayoría de la trayectoria tenística de Steve Darcis se ha centrado en la Copa Davis pero también ha dejado su huella en el circuito ATP. Afincado en estos momentos en el puesto número 76 del mundo, el ‘Tiburón’, como así se le conoce en el mundo de la raqueta,  ha llegado a estar entre los 40 mejores en mayo de este mismo año. Sin embargo, sus dos grandes éxitos en el circuito se remontan a 2007 y 2008, años en los que se hizo con sus dos títulos ATP que figuran en su palmarés.

Darcis hizo su debut en una Copa Davis en 2005, en una eliminatoria por la permanencia en el Grupo Mundial frente a Estados Unidos

Hace una década conquistó el extinto torneo de Amersfoort (Holanda), sobre tierra batida, al vencer en la final al austríaco Werner Eschauer por 6-1 y 7-6(1) mientras que al año siguiente grabó su nombre en el cemento de Memphis (Estados Unidos), torneo que este 2017 ha celebrado su última edición (será sustituido por el de Nueva York en 2018), derrotando al ya retirado Robin Söderling por 6-3 y 7-6(5).

Pero fue en el año 2013 cuando Darcis logró la que probablemente sea su mayor victoria hasta la fecha. Un año antes ya había conseguido su primer triunfo frente a un top10 al derrotar al checo Tomas Berdych en la primera ronda de los Juegos Olímpicos de Londres, disputados en el All England Club de Wimbledon. Y fue precisamente en este mismo escenario donde el belga se aseguró que lo recordarán por mucho tiempo. En la primera ronda del torneo de Wimbledon 2013, el sorteo emparejó al belga con el español Rafa Nadal, actual número uno del mundo. Con su excelente dominio sobre tapete verde, Darcis anuló completamente al español en tres mangas (7-6, 7-6 y 6-4). Lamentablemente, el desgaste de aquel partido pudo con él y al día siguiente anunció su retirada del cuadro por problemas físicos. Pese a terminar con un sabor agridulce, esa victoria permanecerá siempre en el recuerdo del torneo y del propio Darcis, capaz de vencer a todo un campeón de 16 Grand Slams en el evento más prestigioso del mundo.

Steve Darcis saluda a Rafa Nadal tras su victoria en Wimbledon 2013. Foto: zimbio.com
Steve Darcis saluda a Rafa Nadal tras su victoria en Wimbledon 2013. Foto: zimbio.com

Un as bajo la manga en los momentos clave

La fiabilidad de Steve Darcis en la Copa Davis en un hecho. No sólo por su notable bagaje en la competición (23 victorias por nueve derrotas) sino porque muchas de esas victorias han llegado en momentos de máxima presión para su país. En la memoria de los aficionados belgas están sus actuaciones en las eliminatorias de primera ronda y semifinales de este mismo año ante Alemania (triunfos ante Kohlschreiber y Zverev) y Australia (quinto punto ante Thompson), respectivamente. Pero el belga también fue partícipe de la permanencia de su país en el Grupo Mundial del 2009 al 2014 y en la pasada edición, sin olvidar tampoco su encuentro ante el argentino Federico Delbonis hace dos años, logrando el quinto y decisivo punto en las semifinales.

Darcis y Goffin conversan durante el punto de dobles frente a Gran Bretaña en 2015. Foto: zimbio.com
Darcis y Goffin conversan durante el punto de dobles frente a Gran Bretaña en 2015. Foto: zimbio.com

De sus 23 triunfos, 22 han llegado en el apartado individual, con once victorias sobre tierra, otras diez en cemento y sólo una en moqueta

Otro dato que deja clara la relevancia del belga en este torneo es que siempre que ha sido convocado, ha jugado al menos un punto en cada cruce. 22 de 22. El único punto débil que parece ofrecer el belga es en el apartado de dobles, con solamente una victoria por siete derrotas. Sus mayores gestas las ha conseguido en individuales y, teniendo en cuenta su edad y que su físico tampoco es su punto fuerte, lo más normal es que no veamos a Darcis disputando los tres puntos de la eliminatoria. Eso parece una tarea reservada única y exclusivamente para el número uno belga, David Goffin. Ahora bien, ha quedado demostrado que Steve Darcis siempre está cuando su país lo necesita y Francia tendrá ocasión de comprobarlo este fin de semana.