El ciclo Gago arrancó con una derrota
El equipo Rosarino amargó el debut de Gago en el banco celeste y blanco. (Foto: Web)

"Importan las formas" es una frase utilizada por los fundamentalistas del juego de posesión. "La forma" es algo que Racing hace 10 meses no tiene, y recién se comenzó a ver algo hoy frente a Central. Se notó considerablemente la mano de Fernando Gago en el equipo. A pesar de tan solo tener 2 entrenamientos con su nuevo plantel, Racing demostró un estilo de juego. Pero el resultado no acompaño, y esto mancha las ideas que mostró el visitante, sobre todo, en el primer tiempo.

Visitar El Gigante de Arroyito nunca es una parada fácil. Independientemente del nivel futbolístico de central, la gente juega papel importante siempre en ambos lados de Rosario. Hoy empujó a un Rosario Central que, con más garra que futbol, en el segundo tiempo incomodó siempre a Racing

 

El primer tiempo académico fue bueno teniendo en cuenta que era el estreno de un estilo que estaba lejos de lo que los futbolistas de Racing venían practicando. A La Academia se le notó un estilo de juego. Arias hacia todo lo posible para salir desde abajo, casi llevando al infarto a varios hinchas celestes y blancos, mientras que Mauricio Martínez era el encargado de bajar a buscar la pelota y iniciar la transición hacía el ataque. Central al final del primer tiempo comenzó a marcarlo y ahí es donde el equipo de "Pintita" se vio en aprietos. 

Otro aspecto a marcar fue la falta de presencia en el área. Lisandro, hasta por instinto, bajó a buscar la pelota casi todo el partido. Para el ex Lyon es muy difícil mantenerse arriba, esperar a que la pelota le llegue. Y cuando el 15 de La Academia bajó, indudablemente había un vacío en la ofensiva que trató de cubrir Copetti

En Racing se vieron aspectos del juego que hace tiempo era imposible encontrar. Rojas se mostró participativo, mientras Moreno, al tener a Martínez acompañándolo, pudo ir más hacía el ataque y terminó siendo de lo mejor de La Academia en la primera mitad. Brown, el arquero local, tapó dos pelotas considerables a Chancalay y Rojas que pudieron haber sido la apertura del marcador.

El sello Gago se vio en Racing durante los primeros 45 minutos. Juego de posesión, laterales ofensivos, y llegada de interiores al área rival. Pero el no convertir luego lo pagaría demasiado caro.

 

Ahora bien, aunque la falta de gol pudo haber sido un anunciante de lo que podía suceder en la segunda mitad, lo que realmente equilibró la balanza a favor de central fue el modo en que el equipo de Gago salió a jugar los segundos 45 minutos. Nunca más volvió a tener el ritmo del primer tiempo, y ahí fue donde Rosario Central aprovechó para mandar e imponer condiciones. 

A pesar de cualquier análisis táctico que se pueda hacer, el encuentro se abrió con un verdadero golazo de Infantino a los 10 minutos del complemento. Infernal remate. La pelota se clavó al ángulo derecho de un Arias que nada pudo hacer. El estadio explotó y había fiesta Canalla en las tribunas. A pesar de no ser demasiado claro en sus formas, si había una cosa notable, era que Racing había bajado el ritmo. Demasiado alto fue el costo. Todo lo positivo del primer tiempo se borró de un sopetón.

 

 

Cuando el partido parecía estar del lado Canalla, diez minutos más tarde del gol local, tras recuperación de Martínez y centro de Lisandro, Copetti puso el empate parcial. Gago y compañía festejaron su primer gol en el banco académico. Racing, a pesar de no tener tanta posesión como en el primer acto, no merecía perder el partido, Aunque quizás el tanto del ex Rafaela llegó en el momento menos esperado. 

 

 

Luego de ambos goles el encuentro se volvió mucho más parejo. Es cierto que había cierta iniciativa del local, aunque con variadas imprecisiones. El costado de Mena fue atacado constantemente. A pesar de diversos intentos de Central de llegar por abajo, el gol terminó viniendo por un cabezazo del siempre presente Marco Ruben a los 34 del segundo tiempo. A pesar del intento de Racing, y de varios ingresos, la balanza se quedaría del lado blanco y amarillo.

 

 

El visitante intentó igualar la situación en los 15 minutos restantes, pero, una vez más, "Fatura" Brown fue una muralla y salvó a su equipo de tras dos cabezos celestes y blancos que pudieron haber significado el empate.

 

Final en Rosario, y La Academia Rosarina se impuso a la de Avellaneda. Fernando Gago, al igual que con Aldosivi, perdió en su debut. El resultado no acompañó, pero luego del paso de dos entrenadores, Racing mostró indicios de un funcionamiento colectivo. El gran desafío del entrenador será empezar a logar resultados, porque la clasificación a Copa Sudamericana está en juego, y uno de los principales competidores, como es Central, lo venció en el mano a mano.

VAVEL Logo